lunes, 27 de febrero de 2012

NUESTRA MEMORIA





Ahora  no sé como calificar  esta sentencia del Supremo a Baltasar Garzón, si de absolución o de  qué... ya le han inhabilitado por 11 años ; ¿tiene sentido? , para mi ninguno , como la sentencia absolutoria del "cohecho impropio"; pero  sin embargo la clave del asunto estaba en las escuchas de la Gürtel , lo otro era parafernalia, no son nadie los de la derecha para montar espectáculos y numeritos, para tratar de desviar la atención, pero les ha salido  bastante chapucero.
Garzón y los que estamos con el no podemos sentirnos contentos con esta resolución ni mucho menos, desde luego con una inhabilitación ya era más que suficiente, lo siento por los de "Manos Limpias", curioso nombre donde los haya porque para mi que ni aunque se las laven con sosa caústica o agua de Javel nada de nada.


Leyendo en esta inmensa maraña que es Internet, entre cables de Wikileaks, levantamientos de secretos de Estado y cosas similares , he recaído en un artículo que me ha reafirmado en mis criterios acerca de la MEMORIA HISTÓRICA; yo viví en mi niñez y juventud lo que significaba la represión y la barbarie, la anulación, ya no en tiempo de guerra, no, sino en tiempo de supuesta PAZ, que no fue tal , porque aquello era la VICTORIA y al vencido y a quien tratase de congraciarse con él le caía el peso de la ley del bastón ( a la que los norteamericanos, sobre todo cuando tenían presidente republicano y belicista estaban más que acostumbrados y por desgracia , los países de otras latitudes en los que injerían también).
Pues bien, este artículo es del año 2011, pero es vigente, porque habla de la experiencia y desde ella...
Jesús Rodríguez Barrio es, en la actualidad, profesor titular de análisis económico en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Es uno de los promotores de la Asociación de Represaliados Germán Rodríguez.


"En aquella época, los detenidos políticos en Madrid disfrutaban del dudoso privilegio de ser conducidos directamente a la Dirección General de Seguridad, principal centro de detención y tortura de la policía franquista, situada en la Puerta del Sol en el edificio que hoy acoge la sede del Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid y al cual los medios de comunicación se refieren actualmente, de forma habitual, con el pomposo nombre de Real Casa de Correos.
Una noche, del mes de abril de 1975, fui detenido por la policía. Un grupo de agentes de la brigada político-social me estaba esperando en la puerta de mi casa. En aquella época, los detenidos políticos en Madrid disfrutaban del dudoso privilegio de ser conducidos directamente a la Dirección General de Seguridad, principal centro de detención y tortura de la policía franquista, situada en la Puerta del Sol en el edificio que hoy acoge la sede del Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid y al cual los medios de comunicación se refieren actualmente, de forma habitual, con el pomposo nombre de Real Casa de Correos, tal vez con la intención de buscar en el pasado lejano una referencia que haga olvidar su siniestro papel en nuestra historia reciente.
Una vez allí, los detenidos eran recluidos en unas celdas situadas en los sótanos, alumbradas permanentemente por una pequeña bombilla y privados de cualquier referencia temporal que pudiera permitir saber el tiempo transcurrido o distinguir el día de la noche. La puerta solo se abría para recibir el alimento (por llamarlo de alguna manera) o para ser conducido a los interrogatorios, acompañados de las correspondientes palizas y torturas. En condiciones normales la detención duraba un máximo de tres días, pero el tiempo podía ser ampliado si la policía lo consideraba necesario. Después, el detenido era conducido a la sede del Tribunal de Orden Público y, uno o dos días después, ingresaba en la Cárcel de Carabanchel. Paradójicamente, el ingreso en prisión era recibido como una liberación: significaba que, salvo casos excepcionales, el detenido no volvería a ser interrogado por la policía.
Debo decir que fui, en realidad, un afortunado: solo me pegaron lo normal. Con el paso del tiempo incluso he ido olvidando los detalles de aquellos interrogatorios. El peor recuerdo que me transmite la memoria de aquellos días (compartido con otros que pasaron por la misma situación) no es el sufrimiento debido al maltrato físico sino el sufrimiento moral y la sensación de angustia que producía el no saber cuándo y cómo terminaría aquella pesadilla.
Pero, curiosamente, hay un recuerdo que ha permanecido especialmente nítido en mi memoria: el pasillo que comunicaba las celdas tenía, en su parte superior, unas pequeñas ventanas, convenientemente enrejadas, que no dejaban entrar casi nada de luz pero permitían la entrada de aire en los sótanos. A través de esas ventanas entraba también el ruido ambiental de la calle. La Puerta del Sol ha sido siempre uno de los lugares más bulliciosos de Madrid y todo ese bullicio se introducía en los sótanos por esas aberturas. Se oía, principalmente, el ruido de los pasos de los caminantes, pero también sus voces y sus risas. Desde aquel inmundo agujero me parecía imposible que pudiera haber, unos pocos metros por encima, personas que hacían su vida normal y que incluso se divertían, ignorantes del horror que existía debajo de sus pies.
Siempre que transito por esa acera de la Puerta del Sol miro hacia esas ventanas, que desde la calle se ven a ras de suelo, y afluyen a mi mente estos recuerdos. Después, cuando paso por delante de la puerta principal, pienso siempre lo mismo: ¿cómo puede ser que ninguno de los sucesivos gobernantes que han ocupado ese edificio haya tenido la dignidad y la decencia de colocar una pequeña placa en la entrada, como memoria y reconocimiento hacia las personas que fueron detenidas y torturadas en ese lugar?. En este país, tan proclive últimamente a colocar recordatorios en memoria de las víctimas de la violencia terrorista, ninguna autoridad ha considerado conveniente poner en ese lugar un recordatorio en memoria de los ciudadanos que sufrieron la extrema violencia que allí se practicó en contra de los más elementales derechos de las personas.
Puede ser el olvido y el deseo de enterrar la memoria del franquismo. Pero, en mi opinión, el reciente debate que ha tenido lugar en España sobre la memoria histórica del franquismo ha sacado a relucir un motivo adicional, que hasta ahora había permanecido oculto pero que, sin duda, ha estado siempre presente: los poderes fácticos de este país han construido una historia de diseño para explicar la lucha antifranquista, el final del franquismo y la llamada transición democrática que no tiene nada que ver con lo que allí ocurrió. Todo lo que ayude a recordar lo que realmente fue la lucha antifranquista y la represión que practicó aquel régimen criminal resulta extremadamente molesto para este objetivo de reescribir la historia políticamente correcta de nuestro país.
El antifranquista de diseño construido por esta historia sería un personaje que luchó contra el franquismo con el único objetivo de implantar la democracia parlamentaria en España y que vio plenamente cumplido ese fin con el cambio político que tuvo lugar. Esos verdaderos demócratas fueron los que pusieron fin a la dictadura y trajeron la democracia a España. Solo ellos merecen ser honrados.
Lo que ocurrió en la Dirección General de Seguridad es otra historia: por aquellos calabozos no pasaron esos demócratas de diseño. Quienes allí estuvieron fueron comunistas de diversas tendencias, anarquistas, sindicalistas e izquierdistas en general. Todos teníamos un denominador común: no luchábamos solo contra el franquismo porque nos privaba de libertad sino también porque aquel sistema representaba los intereses de una oligarquía económica y social que aseguraba sus privilegios sobre la base de la opresión política y el abuso de poder. Luchábamos contra el franquismo como primer paso para construir una sociedad nueva. Es cierto: no éramos verdaderos demócratas.
Una de las mentiras que se ha repetido una y otra vez en el debate sobre la memoria histórica es que el movimiento para la recuperación de la memoria de lo que fue la represión franquista y para la reparación moral de las víctimas del franquismo se basa, exclusivamente, en el estudio y la investigación de los crímenes de la guerra y la postguerra: una historia demasiado antigua, cuyos protagonistas ya están todos muertos, y que, según dicen, nunca debería ser personalizada porque solo sirve para reabrir las heridas que ya parecían cerradas.
Pues bien, nosotros estamos vivos y no necesitamos buscar los cadáveres de nuestros antepasados para saber lo que fue aquel sistema basado en la injusticia y el crimen. Tampoco necesitamos consultar documentos ni que nadie nos cuente nada.
Nuestra memoria histórica del franquismo no es más que la memoria de un trozo de nuestra propia existencia, unamemoria imposible de olvidar y que nos acompañará siempre mientras estemos vivos.
Por eso, solo cuando estemos muertos se atreverán, tal vez, a decir que aquello nunca existió."

viernes, 24 de febrero de 2012

Para los que han votado al PP y ahora se tiran de los pelos

Dice un viejo refrán " arrepentidos los quiere Dios", en fin, esto es lo que tiene la democracia, que ahora toca aguantarse con los depropósitos, las mentiras y la inepcia de este gobierno, eso si, en boca de algunos de los corífeos es de lo mejor que hay, porque todos son juristas de prestigio, economistas, hijos y nietos de jueces (del franquismo evidente), registradores de la propiedad cuando no altos directivos de emprersas y bancos a los que han llevado a la ruina ( Sr. de Guindos por poner un ejemplo)... son la antología de las maravillas o el retablo de Maese Pérez; de poco les vale , de nada nos vale a nosotros y están haciendo bueno al Sr. Rodriguez Zapatero, que cometió errores enormes, que no se le han perdonado;pero estos han ganado las elecciones del 20N no por sus méritos (¿dónde están?, ¿donde está ese plan maravilloso que nos iba a sacar en seis meses de la crisis?, ¿donde esos tres millones de empleos (Pons dixit)?...
Esta medicina es tan amarga como sus mentiras y sus "mareos" (algunos tienen yates, eso de "marear" (navegar) se les debe dar muy bien).
No hay más remedio que tragarla, pero no sin aspavientos y ascos, a pesar de los pesares... Esta medicina acabará matando al enfermo como las sangrías de aquellos doctos medievales o de los "barberos".
No nos dejemos, nos pueden robar  parte de la esperanza, nos pueden yugular destruyendo empleo; pero  es "mejor morir de pie que vivir de rodillas" (frase de la Pasionaria) no vayamos como corderos al matadero.
La acción es lo único que nos puede salvar, y no hablo de guillotinas ni de  salvajadas, aunque estemos hartos con tanta ignominia y tanta corrupción, debemos demostrar nuestra indignación con temple ,ya que ellos no lo tiene.
¡Salud y lucha!
Las cadenas jamás lograron nada salvo domesticar y mantener bajo el poder del miedo, hay que sacudirlas.

jueves, 16 de febrero de 2012

Ideologia y falsa conciencia

Nos quieren convencer de que recortan salario a unos trabajadores para crear empleo, pero eso es falso.

El concepto "ideología" puede ser entendido en diversas acepciones. Aquí lo vamos a utilizar en el sentido de "falsa conciencia", de mirada deformada sobre la realidad como consecuencia de la posición social del sujeto. Todas las sociedades se sustentan, entre otros instrumentos, a través de una ideología que, construida por la clase dominante en función de sus intereses, se pretende que sea asumida por la sociedad en su conjunto. Cuanto más asumida está esa ideología dominante, más sencillo le resulta al poder imponer sus políticas.
Viene esto a cuento de varias cuestiones. En primer lugar de la humorada del simpático Mario Monti, primer ministro italiano, que ha tenido a bien dejarnos claro lo aburrido que es tener un empleo para toda la vida. ¡Con la cantidad de desafíos que hay por ahí! ¡Tantos empleos precarios esperando a los jóvenes para que se zambullan en la aventura de la vida! ¡Qué es eso de querer vivir siempre en la misma ciudad, de querer tener una casa en propiedad! ¡Qué aburrimiento! Se me abre la boca de solo pensarlo. Pero no es un bostezo, ahora me doy cuenta, es asombro, estupor, de que un senador vitalicio tenga tan enorme cuajo. Bien pensado, quizá sea su propia experiencia la que le lleva a darse cuenta de lo aburrido que es tener un empleo de por vida. Ya decía yo que nuestros expresidentes, González, Aznar, tenían cara de estar aburridos. Bueno, en realidad, Mario Monti está ahí para eso, para crear opinión favorable a la precarización del empleo. Para eso, tras un golpe de Estado posmoderno (ahora los golpes de Estado no se hacen con tanques, sino a golpe de recomendación del FMI, de las agencias de calificación y de los mercados financieros), le han colocado al frente de la república de Italia los poderes fácticos internacionales.
La segunda cuestión deriva directamente de la primera, pues si a alguien le parece aburrida la estabilidad en el empleo, es lógico que le parezca estupendo el despido libre. Bueno, como se dice de manera menos alarmante, la flexibilidad laboral. Me permito recordar la importancia de las palabras: cuando oímos "flexible" pensamos en algo positivo, la flexibilidad de la gimnasta, del carácter de alguien, frente a la rigidez, que es algo negativo, como el "rigor mortis". En fin, que a Monti y sus secuaces lo de despedir con libertad (otra palabra bonita) les parece lo más propio del libre (otra más) mercado. No sé si se habrán dado cuenta de que, sea cual sea la coyuntura, siempre encontramos a algún empresario que nos recuerda que el mercado laboral está lleno de rigideces (mortales) y hay que flexibilizarlo (hacerlo atlético). Si la economía va bien, para que siga yendo bien, si va mal, para que deje de ir mal. A mí esto siempre me había parecido un misterio, hasta que hace poco me di cuenta de que, también, era una cuestión de clase, de posición social. Me explico.
Tengo una amiga que era profesora de alemán y que un día asistió a una conversación del siguiente tenor entre dos alumnos. Uno de ellos, hijo de padres muy ricos, a sus diecinueve añitos tenía ya casa propia en uno de los sectores más caros de la ciudad. Una de sus compañeras le dijo que realmente era un tipo afortunado, a lo que él le respondió diciéndoles que por qué no les decía ella a sus padres que le compraran un piso. Ella le dijo que, como mucho, sus padres le podrían comprar unos zapatos. El muchacho, bañado en su ideología, le dijo: "tú insiste, insiste, y verás como te lo compran". Es decir, pensaba que todo funciona como funciona en su mundo.
Bueno, pues eso es lo que les pasa a los empresarios, que piensan que todo es como en su mundo y entonces el despido no les parece algo negativo, sino todo lo contrario. ¿Acaso no se perciben indemnizaciones multimillonarias por ser despedido? ¿No son noticia, día sí día también, las suculentas indemnizaciones que se perciben cuando alguien, digamos un directivo de un banco, un consejero de una gran empresa, es despedido? Entonces, ¿a santo de qué esa demonización del despido? Que, además, añadiría Monti, te permite la apasionante aventura de buscar otra ocupación.
Y aun hay una tercera cuestión. Los que tenemos trabajo, debemos ser solidarios (preciosa palabra) con los que no lo tienen y aceptar, sin chistar, que nos bajen el sueldo y nos quiten derechos para crear empleo con lo que se ahorra. Solo un pero: ¿Van a utilizar ese dinero para crear empleo o para ajustarse a las directrices de terrorismo social del FMI? La izquierda ya propuso, hace mucho tiempo, esa idea, con un eslogan muy acertado: trabajar menos para trabajar todos. Ese es el planteamiento de izquierdas. El neoliberal es: trabajar más para que trabaje menos gente y tengamos más beneficios (que luego no invertiremos, que están los tiempos muy inciertos). Nos quieren convencer de que recortan salario a unos trabajadores para crear empleo para los parados, pero eso es radicalmente falso, pues lo único que se pretende es ajustar el déficit público, lo que exige que lo que ahorran no se lo gasten. En fin, ideología, ideología, ideología. De lo que se trata es de generar un estado de opinión favorable a la precarización, al despido libre y a la erosión de los derechos sociales que allane el camino, a través de la forma de pensar, a la aplicación de políticas neoliberales. Perder la batalla de las ideas es perder la batalla política.
Juan Manuel Aragüés, Profesor de Filosofía de la Universidad de Zaragoza 16/02/2012.


domingo, 12 de febrero de 2012

libros gratuitos de "los olvidados": Ganso y Pulpo


  • ¿Quién lee hoy a Echegaray? ¿Y si no está tan mal? 
  • Los editores de Ganso y Pulpo hacen inventario de autores 'excluidos'
"Eran admirados, publicaban semanalmente en las principales revistas de la época, recibían premios, sus nombres le sonaban a gente que jamás había leído una línea suya... Sin embargo, hoy están descatalogados, apenas existen ediciones críticas sobre ellos ni librería de viejo donde recuperarlos, y consultar sus escritos necesita tanta burocracia como delicados son los lomos de más de un siglo que los soportan.
Son los olvidados, autores españoles como el mismísimo José de Echegaray, el primer Nobel de nuestro país, cuyos cuentos publicados en revistas semanales a caballo entre el final del XIX y los comienzos del XX están atrapados casi literalmente en los archivos de la Biblioteca Nacional.
La editorial digital Ganso y Pulpo, cuyo personal se reduce a los barceloneses Pablo Barrio y Caterina Cerdà, lleva un año y medio recuperando con paciencia de las tripas digitalizadas de la Biblioteca Nacional revistas como 'La Ilustración Española y Americana' para recuperarlos en formato 'ePub' y ofrecerlos a través de su web endescarga gratuita. Material que ha pasado al dominio público pero que es más difícil de lo que parece encontrar en una edición de calidad.
Pablo explica que el proyecto, sin ánimo de lucro, "surge de la curiosidad lectora", aunque admite que, "como todo editor, publicamos textos que nos habría gustado encontrar disponibles". El objetivo ha sido hacer el material lo más abierto posible: las ediciones están en CreativeCommons, el ePub permite alejarse de formatos con 'copyright' y la gratuidad permite la máxima difusión que dé el interés de los lectores "que al fin y al cabo, por ley, son los dueños".
Lo más complicado del proyecto es el tiempo que requiere una edición digital cuidada, sobre todo cuando Pablo y Caterina, cuya formación viene del periodismo y la literatura comparada, lo hacen todo por amor al arte. "El mayor esfuerzo es la selección", aunque por razones prácticas, como centrarse en las revistas, el género estrella es el cuento. Adaptan el lenguaje el mínimo imprescindible y esperan que sea una lectura ligera pero profunda.
Ahora mismo el catálogo de Ganso y Pulpo contempla a 15 autores diferentes. Preguntarle a Pablo que destaque un puñado es obligarlo a reflexionar un minuto. El nombre más evidente es el de José Echegaray, hoy olvidado por los libros de texto aunque localizable en algún callejero, y conocido a finales del XIX por su exitosa carrera como autor de teatro.
Pablo explica que "su aparición en la prensa de la época se centra principalmente en artículos científicos", pero Ganso y Pulpo ha buscado "los escasos cuentos que publicó para las fiestas de guardar, Navidad y Carnaval principalmente". El editor lo descibre como "de talante moralista", con unos cuentos que presentan "la curiosa recurrencia de niños mendigos, o simplemente pobres, como protagonistas".
Tras Echegaray, llegan los que ellos describen como "los escritores de obras huérfanas", aquellos a los que falta muy poco para entrar en el dominio público y "para los cuales no hemos sido capaces de encontrar a los propietarios de sus derechos". Pablo añade que "no hemos querido dejar de rescatarlos del olvido esperando que si un día aparecen los derechohabientes, más que litigar se muestren felices ante el cariño y respeto que hemos demostrado hacia ellos". Dos de ellos son relativamente conocidos: Joaquín Belda y Juan Pérez Zúñiga.
Otro grupo importante es el que engloba a "los escritores bohemios", como Joaquín Dicenta o José de Siles, "cuya amargura existencial y afanes voluptuosos supusieron gran novedad en el desarrollo de la creación literaria en la España decimonónica", explica Pablo. Caminan en paralelo a los más generalizado de estética realista, como Gutiérrez Gamero y López Bago, y los maestros del cuento costumbrista, Zahonero y Larrubiera.
La idea es seguir aumentando el catálogo durante 2012, "rescatando más y más nombres que parecen haberse quedado agarrados en la tinta de rotativo". Para dar más variedad de géneros, la próxima tanda será de autores de cuentos fantásticos, y también de autoras. Los objetivos más inmediatos de Ganso y Pulpo ya tienen nombres y apellidos a rescatar del olvido: Pedro Escamilla, Luis Antón del Olmet, Patrocinio de Biedma, Antonio Trueba, Eusebio Blasco..."

El formato es epub, para aquellos que tienen lector de libro electrónico,pero también para los que poseen el programa para leerlos en  el PC.
Magnifica la propuesta y el trabajo es ejemplar.
Un ejemplo para la industria de la cultura en esta ocasión; Internet no es el enemigo, el enemigo es la perversidad de seguir alimentando un esquema de producción y venta obsoleto, totalmente anquilosado, el no renovarse.
Os comparto el enlace:
Es un gozo volver a leer  no a los clásicos, sino a los escritores de hace un siglo o dos, que no están en los circuitos  de   promoción por diversas razones.

viernes, 10 de febrero de 2012

¿El Juez juzgado, el delincuente absuelto?






Estoy anonadada, como si me hubieran dado un puñetazo ,o varios, no podía creer esta mañana lo que las ondas estaban emitiendo.Mi estado de estupor dió paso enseguida, a la indignación y a la repulsa.
Nunca he sido crítica con los jueces , a los que  respeto, al igual que a los letrados y a la Institución necesaria de la Justicia ;pero es que me lo ponen muy difícil; pienso que los ciudadanos de España , la inmensa mayoría, y otros tantos de países diversos, allende nuestras fronteras, estarán pensando que esta justicia  es todo menos justa ,equilibrada o igualitaria.
Por eso la pregunta retórica ,evidentemente, pues no espero respuesta , que encabeza esta reflexión.
 "La sentencia que condena al juez Garzón pone de manifiesto, y a nuestro juicio es lo más preocupante, la lejanía cada vez mayor de la justicia respecto de la ciudadanía".
"Estamos convencidos que los ciudadanos no pueden entender que se absuelva a Camps y a Costa con unas pruebas tan contundentes en su contra y, sin embargo, se condene al juez Garzón, que fue quien posibilitó la investigación de esta trama corrupta", ha censurado la dirigente de "Compromís", Mónica Oltra en las Corts valencianas, en un comunicado.

"Es incomprensible la venganza que supone esta sentencia a un juez a quien se ha perseguido bien por razones ideológicas o bien por intereses oscuros de poderes fácticos con mucho peso en España o bien por personas en la judicatura que han visto en el juez Garzón un competidor por su capacidad de trabajo y sacar temas adelante que ponían en evidencia la actuación de otros jueces".
Desde Compromís queremos manifestar que esta es una sentencia que nos avergüenza e internacionalmente nos sitúa en un nivel de ridículo sin parangón. En este momento resulta difícil sentirse un ciudadano que confía en la democracia después de una sentencia como esta", ha concluido Oltra.

Yo me siento así.
Este es el documento completo de la sentencia, merece la pena , a pesar del fárrago literario y de la verborrea judicial, hay que  leerlo con atención.

Se han sacado algunos argumentos "de peso" del Tribunal, que curiosamente se ha mostrado unánime en la condena de once años de inhabilitación, pago de costas etc.a Baltasar Garzón:


"El derecho de defensa es un elemento nuclear en la configuración del proceso penal del Estado de Derecho como un proceso con todas las garantías y no es posible construir un proceso justo si se elimina esencialmente el derecho de defensa, de forma que las posibles restricciones deben estar especialmente justificadas".
"Nadie discute que la búsqueda de la verdad no justifica el empleo de cualquier medio porque la justicia obtenida a cualquier precio termina no siendo justicia".
"El Estado de Derecho se vulnera cuando el juez, prescindiendo de todos los métodos de interpretación admisibles en derecho, acoge un significado irracional de la norma sustituyendo así el imperio de la ley por un acto contrario de mero voluntarismo".
"Es fácil de entender que, si los responsables de la investigación conocen el contenido de estas conversaciones, la defensa pierde la mayor parte de su posible eficacia".
"El delito de prevaricación no puede ser entendido como un ataque a la independencia del Juez, sino como una exigencia democrática impuesta por la necesidad de reprobar penalmente una conducta ejecutada en el ejercicio del poder judicial que bajo pretexto de la aplicación de la ley, resulta frontalmente vulneradora del Estado de Derecho".
"La inclusión en sus resoluciones de la cláusula previniendo el derecho de defensa revela que sabía que su decisión afectaría a ese derecho".
"No es preciso que haya un aprovechamiento, basta con la escucha porque desde ese momento se violenta la confidencialidad abogado - cliente, elemento esencial de la defensa".
"Esta medida debe limitarse a aquellos supuestos en los que existe una constancia de que el abogado ha podido desbordar sus obligaciones, integrándose en la actividad delictiva".
"En la jurisprudencia de esta sala no aparece un caso similar en el que, sin indicio alguno contra los letrados, se haya procedido a escuchar y grabar las comunicaciones entre los mismos y sus defendidos".
"En cuanto a la actuación del magistrado Antonio Pedreira (que también adoptó esta medida) no es posible por razones obvias pronunciarse porque no ha tenido oportunidad de defenderse".

Garzón puede estar  dolido y estupefacto;aunque conociéndolo , se rehará y no bajará la cabeza; porque más vale una "libertad peligrosa que una servidumbre tranquila" como decía y pensaba María Zambrano.

Mis simpatías para quien hace bien su trabajo, estos que ahora lo critican, lo jaleaban en sus procedimientos cuando estos tenían otro sesgo  que les convenía.

Vivir para ver, o mejor dicho vivir para seguir luchando contra la "fiel infanteria" y yo sé lo que me digo, esto es una venganza  o un ajusticiamiento.
Esto no es justicia, ni siquiera se le acerca.

¿La Justicia es igual para tod@s? 

Debería, pero tristemente NO.


Nos quedan juicios de "campanillas" por abuso de cargo público, por corrupción, por latrocinio del dinero de todos nosotros.
¿Alguna vez volverá David a vencer a Goliath?, el Juez Castro que sigue  el proceso de imputación contra Urdangarín , yerno del rey, ya está siendo investigado.


Y mientras tanto Torres Dulce, Fiscal General,  ve  óptima la sentencia  al Juez que  instruía el caso ;pero paraliza el recurso contra Camps y Costa por el juicio de los trajes .


Da que pensar.


http://www.solidarioscongarzon.com/


¡Salud, cordura y justicia!




miércoles, 8 de febrero de 2012

Queridos "AYATOBISPOS" por Maruja Torres








Queridos ayatobispos:

Esta es la carta que os dirige una simple mujer que, aunque no ha perdido el
sueño de un país laico en el que ni vosotros, ni vuestros pares de cualquier
otra religión, metan cuchara en la vida de los ciudadanos, y que, aunque
ahora mismo no deja de canturrear el Himno de Riego por el pasillo de su
casa... Pese a ello, y ni siquiera con este bagaje ético-estético a mis
espaldas, puedo dejar de reconocer que:
"Me fascina vuestra necesidad de meter baza en los asuntos sexuales de la
gente"

¡Sois la bomba! Sois unos petardazos. Sois la falla. Sois el incendio de
Roma. Sois la hostia.

Todavía me siento conmocionada por la habilidad con que disponéis del
espacio escénico en cuanto avistáis una mínima posibilidad de enrollaros el
marabú, saltar a la pasarela y acaparar el foco. No caeré en la tentación de
proclamar que todos los cardenales, arzobispos y obispos sois iguales
-consciente como estoy de que los hay notablemente peores-, pero sí me
precipitaré en la de confesaros que me fascina vuestra perseverancia. A
propósito, si me entrego al tuteo es porque, en este caso, el tuteo tiene
razones que el corazón no entiende, como detallaré más abajo.

Por el momento, dejadme seguir alabando vuestro sentido de, por ejemplo, la
imitación. Como los asesinos de mujeres, o como los suicidas, que se
entusiasman los unos a los otros al contemplar, al enterarse de lo que han
hecho, los ayatobispos debéis de experimentar el gusanillo de la emulación,
y os emuláis, pues, los unos a los otros, que da gloria, en las
declaraciones sobre el sexo y las costumbres privadas. No falla
nunca: sale un obispo, y poco después le refuerza un arzobispo. O declama un
cardenal, y acto seguido saltan los coros de hombres píos.

Y cómo os calienta la temática de la intimidad carnal. ¿Es porque no la
catasteis? Porque no será por principios. De sobra sabéis que el dios que
predicáis -el del amor al prójimo-, si existiera, os habría hecho butifarra
hace ya un par de milenios.

Siempre me ha fascinado vuestra ansiosa necesidad, la compulsión que sentís
de meter baza en los asuntos sexuales de la gente. ¿Es vuestra forma de
practicar el sexo? ¿Es vuestra versión del sexo oral?
Posiblemente, pero debo deciros que resulta repugnante enfocar -aunque la
prefiero a que os entreguéis a la pederastia, otro efecto contagio que os
posee demasiado a menudo-, por ejemplo, un primer plano de los labios del
obispo de Tarragona cuando, con sumo deleite, anatematiza a los gays, y se
complace en negar derechos a las mujeres, y en hablar de partos -vosotros:
¡de partos!-, y en tratar al hombre (al tradicional suyo, no al verdadero:
tranquilos) de chiquitín de la casa. Por todos los demonios, qué espectáculo
tan asqueroso. Unos delgados, yertos, estériles labios opusinos, hablando de
las cosas de la vida.

¿dónde os educan, de dónde salís? ¿En qué criadero os reproducís, criaturas
mutantes que constantemente camináis hacia atrás, que os refociláis en el
tenebrismo y que sólo entendéis el sacrificio de cintura para abajo y de
libertad para arriba? ¿En qué lugar de vuestro organismo os colocan el
resorte que hará que saltéis una y otra vez -retrocediendo, simultáneamente,
a la oscuridad de los tiempos- para contarnos lo que opináis -vosotros,
seres ociosos y empingorotados- de nuestras formas de vida? ¿Acaso el
mecanismo se encuentra entre vuestras piernas, de ahí que os avise, con la
frecuencia de la frustración, cuando oteáis que otros satisfacen su cuerpo
de espaldas a vuestros anatemas?

Ésta es la carta que os dirige una mujer. Una simple mujer que ejerce el
derecho a tutearos esgrimiendo, como razones, esos 13.266.216,12 euros que,
durante todo este año, el Estado entregará mensualmente a la Iglesia
católica, "a cuenta de la cantidad que deba asignar a la Iglesia por
aplicación de lo dispuesto en los apartados uno y dos de la disposición
adicional decimoctava de la ley 42/2006, de 28 de diciembre, de Presupuestos
Generales del Estado para el año 2007", según se determina en el Boletín
Oficial del Estado número 315, del 31 de diciembre de 2011.

O sea: 13 millones, más un cuarto de millón, más 16.000, más 216 euros, más
12 céntimos. Al mes. De nuestros impuestos.


 www.marujatorres.com

sábado, 4 de febrero de 2012

RUBALCON

Del blog  ¡Apoderate! en   La Opinión de Murcia de mi amigo y compañero Carlos Rodriguez Ibáñez, un agudo artículo con su sentir sobre el 38º Congreso Socialista  que se está celebrando en Sevilla
¡No tiene desperdicio!