domingo, 12 de febrero de 2012

libros gratuitos de "los olvidados": Ganso y Pulpo


  • ¿Quién lee hoy a Echegaray? ¿Y si no está tan mal? 
  • Los editores de Ganso y Pulpo hacen inventario de autores 'excluidos'
"Eran admirados, publicaban semanalmente en las principales revistas de la época, recibían premios, sus nombres le sonaban a gente que jamás había leído una línea suya... Sin embargo, hoy están descatalogados, apenas existen ediciones críticas sobre ellos ni librería de viejo donde recuperarlos, y consultar sus escritos necesita tanta burocracia como delicados son los lomos de más de un siglo que los soportan.
Son los olvidados, autores españoles como el mismísimo José de Echegaray, el primer Nobel de nuestro país, cuyos cuentos publicados en revistas semanales a caballo entre el final del XIX y los comienzos del XX están atrapados casi literalmente en los archivos de la Biblioteca Nacional.
La editorial digital Ganso y Pulpo, cuyo personal se reduce a los barceloneses Pablo Barrio y Caterina Cerdà, lleva un año y medio recuperando con paciencia de las tripas digitalizadas de la Biblioteca Nacional revistas como 'La Ilustración Española y Americana' para recuperarlos en formato 'ePub' y ofrecerlos a través de su web endescarga gratuita. Material que ha pasado al dominio público pero que es más difícil de lo que parece encontrar en una edición de calidad.
Pablo explica que el proyecto, sin ánimo de lucro, "surge de la curiosidad lectora", aunque admite que, "como todo editor, publicamos textos que nos habría gustado encontrar disponibles". El objetivo ha sido hacer el material lo más abierto posible: las ediciones están en CreativeCommons, el ePub permite alejarse de formatos con 'copyright' y la gratuidad permite la máxima difusión que dé el interés de los lectores "que al fin y al cabo, por ley, son los dueños".
Lo más complicado del proyecto es el tiempo que requiere una edición digital cuidada, sobre todo cuando Pablo y Caterina, cuya formación viene del periodismo y la literatura comparada, lo hacen todo por amor al arte. "El mayor esfuerzo es la selección", aunque por razones prácticas, como centrarse en las revistas, el género estrella es el cuento. Adaptan el lenguaje el mínimo imprescindible y esperan que sea una lectura ligera pero profunda.
Ahora mismo el catálogo de Ganso y Pulpo contempla a 15 autores diferentes. Preguntarle a Pablo que destaque un puñado es obligarlo a reflexionar un minuto. El nombre más evidente es el de José Echegaray, hoy olvidado por los libros de texto aunque localizable en algún callejero, y conocido a finales del XIX por su exitosa carrera como autor de teatro.
Pablo explica que "su aparición en la prensa de la época se centra principalmente en artículos científicos", pero Ganso y Pulpo ha buscado "los escasos cuentos que publicó para las fiestas de guardar, Navidad y Carnaval principalmente". El editor lo descibre como "de talante moralista", con unos cuentos que presentan "la curiosa recurrencia de niños mendigos, o simplemente pobres, como protagonistas".
Tras Echegaray, llegan los que ellos describen como "los escritores de obras huérfanas", aquellos a los que falta muy poco para entrar en el dominio público y "para los cuales no hemos sido capaces de encontrar a los propietarios de sus derechos". Pablo añade que "no hemos querido dejar de rescatarlos del olvido esperando que si un día aparecen los derechohabientes, más que litigar se muestren felices ante el cariño y respeto que hemos demostrado hacia ellos". Dos de ellos son relativamente conocidos: Joaquín Belda y Juan Pérez Zúñiga.
Otro grupo importante es el que engloba a "los escritores bohemios", como Joaquín Dicenta o José de Siles, "cuya amargura existencial y afanes voluptuosos supusieron gran novedad en el desarrollo de la creación literaria en la España decimonónica", explica Pablo. Caminan en paralelo a los más generalizado de estética realista, como Gutiérrez Gamero y López Bago, y los maestros del cuento costumbrista, Zahonero y Larrubiera.
La idea es seguir aumentando el catálogo durante 2012, "rescatando más y más nombres que parecen haberse quedado agarrados en la tinta de rotativo". Para dar más variedad de géneros, la próxima tanda será de autores de cuentos fantásticos, y también de autoras. Los objetivos más inmediatos de Ganso y Pulpo ya tienen nombres y apellidos a rescatar del olvido: Pedro Escamilla, Luis Antón del Olmet, Patrocinio de Biedma, Antonio Trueba, Eusebio Blasco..."

El formato es epub, para aquellos que tienen lector de libro electrónico,pero también para los que poseen el programa para leerlos en  el PC.
Magnifica la propuesta y el trabajo es ejemplar.
Un ejemplo para la industria de la cultura en esta ocasión; Internet no es el enemigo, el enemigo es la perversidad de seguir alimentando un esquema de producción y venta obsoleto, totalmente anquilosado, el no renovarse.
Os comparto el enlace:
Es un gozo volver a leer  no a los clásicos, sino a los escritores de hace un siglo o dos, que no están en los circuitos  de   promoción por diversas razones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario