viernes, 1 de marzo de 2013

¡Hasta la coronilla!

 Con la crisis es tiempo de ponernos serios y  no tomar como "modelos" de nada, o reir las gracias a los corruptos que se pasan de listos y de manos largas; porque sus latrocinios presuntos (o no) son la base de parte de nuestros recortes en el Estado de derecho o del Bienestar que tanto costó lograr  y de nuestra fama de poco confiables allende nuestras fronteras.
Verdaderamente  parecemos el país de jarana y pandereta  , tacha de la que queremos huir a toda costa, porque no es así y no nos beneficia en nada  como es obvio.
Y el pueblo soberano, que vota, aparece inerme ante todos estos atropellos cometidos supuestamente en aras de su "mandato" otorgado en las urnas  a un partido que se aferra a una mayoria absoluta obtenida con un programa electoral completamente distinto al que está aplicando ahora: vulnerando las promesas hechas en campaña, porque hay que ser práctico y es el deber con Europa antes que las obligaciones con el pueblo español. 
Curioso.
El pueblo se va enterando gracias a la Prensa libre de uno y otro signo (valientes los hay en todas partes) de los chanchullos, robos ,trapacerías , apandamientos, compadreos, de ciertos políticos con financieros de postín ,oligarcas y empresarios, haciendose una curiosa mezcolanza en la que no falta la sangre azul y la sangre real. 
Menos mal que aún queda libertad de expresión mal que le pese a algunos.
Los ciudadanos estamos cansados y hartos, protestamos en las calles y nos llaman fascistas o anarquistas, nos golpean no solo con la palabra sino con  los Antidisturbios (ahora han cambiado su nombre  por aquello de maquillar semánticamente todo) aquellos que deberían defender el Estado de derecho en las manifestaciones pacíficas, porque el pueblo no porta armas , solo su voz y sus manos alzadas, nos golpean y nos amenazan con cárcel y con multas ,que muchos no podemos pagar porque nuestros salarios o pensiones están en precario y depauperados, como si fueramos delincuentes, acusándonos peregrinamente de resistencia a la autoridad e incluso de desórdenes públicos.
¿Qué nos queda por hacer?
No podemos acudir a la Casa del Pueblo que es el Congreso, donde están nuestros representantes, porque allí como invitados, no podemos levantar la voz ni tampoco movernos del sitio, más bien pareciera que estamos secuestrados o somos floreros, a un invitado no se le trata así, cierto es que hay que mantener unas normas de cortesía mutuas; pero no estar aherrojados en nuestra casa, eso no es de recibo.
Si te saltas las normas vas a la calle y en la calle te dan de palos, si abres la boca y si te manifiestas sin abrirla, también ... ¿Esto es democracia?
YA ESTÁ BIEN , es hora de ponerse serios, como dice el Sr. Gabilondo, lo estamos demandando nosotros, el Pueblo, soberano, a quien sirven  Diputados, Senadores y  Gobierno;  hagan bien su trabajo , legislen para que el pueblo prospere , progrese y esté tranquilo sabiendo que la transparencia , la justicia social, la equidad rigen nuestras vidas y que aquel que delinque sea quien sea y de la escala social que sea, lo pague o al menos le sea muy muy dificil cometer delitos usando su cargo o a su Partido, y si así fuere sea repudiado y no protegido, estamos pidiendo luz y taquígrafos, verdad y justicia, algo que no hemos visto aunque espero , no sé si ingenuamente, que veamos en la vida pública de nuestro país.
Estamos hasta la coronilla , indignados , reaccionando como podemos y nos dejan, esto es caldo de cultivo para el populismo barato que es otro ave de rapiña como el neoliberalismo, son  hermanos gemelos, por poner un ejemplo gráfico Berlusconi y Eurovegas ; pero también podría referirme a la Mafia rusa o italiana y a determinados alcaldes de nuestra costa mediterránea , a la trama Gürtel y altos cargos del PP en alcaldías y comunidades de todos conocidas, personas ligadas a la Casa Real y altas instancias de poder en comunidades costeras etc. todos con un fin, enriquecerse a manos llenas con dinero público , el de todos nosotros, en forma ilícita.
Y luego a ser posible, no pagar impuestos y tener una fiscalidad cero en el país, como es preceptivo en todos estos rufianes de cuellos duro amantes de los paraisos fiscales y de las tramas organizadas. 
Ellos son parte de nuestra crisis y nuestro empobrecimiento, además de la mala gestión de politicos e ineptos en cargos de responsabilidad.
Como decía Stéphane Hessel , que ya ha dejado de bregar  en este mundo a la edad de 96 años, aunque nos deja su obra y sus reflexiones para seguir actuando y no conformándonos:
"Seguiremos siempre en la Resistencia en pos de un compromiso ético y político sin concesiones"
No hay que dejarse doblegar, porque vivir sin libertades, sin derechos es no vivir porque
"Más vale una libertad peligrosa que una servidumbre tranquila"
María Zambrano