sábado, 29 de enero de 2011

Wikileaks , Pinochet y el embajador Craig Kelly

Al hilo del anterior artículo sobre Allende, me ha interesado mucho la contrapartida; ciertamente al Presidente derrocado  se le recuerda y mucho por su coherencia y por su valentía, amén de sus ideales, frente al utilitarismo o la mera supervivencia.
Se podrá estar de acuerdo con él o no, pero por lo general es respetado.
Es curioso el genial papel que está haciendo Wikileaks destapando "pequeñas y grandes cosas" que nos aclaran hechos actuales ,frescos en nuestra memoria y que en nuestra  condición  de ciudadanos corrientes, podíamos intuir pero no conocer.
Lo he leído en el diario la Nación (periódico argentino) y  visto en CNN Chile, lo siguiente:
Según una nueva revelación de WikiLeaks, Craig Kelly señalaba a su gobierno que -a 60 días de la muerte del dictador-, "parecía que éste nunca hubiera existido para los chilenos".
http://www.cnnchile.com/nacional/2011/01/28/nuevo-cable-filtrado-por-wikileaks-hace-referencia-a-la-muerte-de-pinochet/ 

Una nueva filtración se dio a conocer hoy, en el marco de los documentos secretos dados a conocer por Wikileaks.
Se trata de un cable enviado al gobierno de Estados Unidos por el entonces embajador de ese país en Chile, Craig Kelly, en donde se refería a la muerte del ex gobernante Augusto Pinochet, sólo 60 días después de su fallecimiento, ocurrido el 10 de diciembre de 2006.

"Los apasionados comentarios de los medios (tras la muerte de Pinochet) -alimentados por las imágenes yuxtapuestas de sus seguidores llorando mientras los oponentes descorchaban botellas de champán- inducían a pensar, inicialmente, que Chile entraba en un largo periodo de rencoroso y destructivo debate entre la izquierda y la derecha. En lugar de eso, Chile, ahora una próspera democracia con fuertes instituciones, ha dado aparentemente un introspectivo suspiro de alivio sobre su pasado y se ha movido hacia los desafíos del presente y del futuro", dice el documento, según indicó el diario español El País, periódico a través del cual se han dado a conocer las filtraciones:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Estados/Unidos/considera/Chile/afronto/muerte/Pinochet/mejor/Espana/Franco/elpepuint/20110127elpepuint_14/Tes
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Cable/reaccion/chilenos/poco/despues/muerte/Pinochet/elpepuint/20110127elpepuint_15/Tes 

 En esa línea, el documento señala que "después de la muerte del dictador Francisco Franco en 1975 (el cómico) Chevy Chase solía abrir sus informativos con la observación de que 'Franco aún sigue muerto'. En Chile, el antiguo dictador Augusto Pinochet no sólo sigue igual de muerto sino que casi parece que nunca ha existido. Esto es sorprendente, dada la lluvia de emociones que acompañaron su defunción, cuando seguidores y detractores lucharon -afortunadamente, solo de forma figurada- para definir su legado".
El ex embajador también reparó en la cobertura dada por los medios de comunicación al deceso de Pinochet, haciendo notar que "durante aproximadamente diez días después de su muerte, la cobertura de los medios fue intensa (...). Pero a partir de entonces, prácticamente, silencio sepulcral".

A juicio de Kelly, el debate tras la muerte de Pinochet girará en torno a tres interrogantes principales. La primera, sobre si Pinochet, al momento de derrocar a Allende, salvó a Chile de "algo peor". La segunda, si las medidas económicas de libremercado implementadas por su gobierno pesan más que los atropellos a los derechos humanos. Y la tercera, si las acusaciones de corrupción y enriquecimiento ilícito en su contra marcarán su legado, independiente de cuál sea la respuesta a las dos interrogantes anteriores

El documento afirma que las respuestas a estas preguntas variarán según la posición ideológica de adherentes y detractores a su gobierno. "Los simpatizantes de Pinochet -y una parte significativa del pueblo lo es- creen que Allende habría llevado a Chile hacia el caos en el mejor de los casos y a una pesadilla totalitaria en el peor".

Según indicó el ex embajador estadounidense, para los adherentes al régimen militar "las violaciones de derechos humanos eran lamentables pero perdonables en el contexto de una inminente guerra civil", en tanto que las acusaciones de corrupción "son una calumnia sin pruebas contra un gigante de la historia".

Por el contrario, para los detractores de Pinochet, "que según las fuentes más fiables sobrepasan a sus seguidores" -agrega el cable- desprecian a un "tirano sin principios" que "traicionó al hombre que le otorgó su cargo". "(Para ellos) su política económica fue impuesta con mano de hierro y causó gran malestar entre los más pobres. (...) Y, sobre todo, fue un sinvergüenza que robó, junto a su familia, millones de dólares a los chilenos".

Sin embargo, el diplomático dijo en el documento que, a su juicio, la respuesta a estas preguntas no es un tema prioritario para los chilenos, y estableció una comparación entre el análisis que los españoles hicieron 30 años después de la muerte de Francisco Franco, afirmando que "España ha tomado una dolorosa aproximación hacia su pasado, y al hacerlo, se está produciendo un daño significativo en su tejido social".

En ese sentido, se pregunta si los chilenos estarán posponiendo un análisis similar, ante lo cual reflexiona que "incluso si los chilenos posponen por una década o dos la revisión del legado de Pinochet, no se prevén graves consecuencias. Primero, y sin tratar de restar importancia al sufrimiento de cada víctima del régimen, porque el número de gente asesinada fue significativamente menor".




"Para Estados Unidos la respuesta madura de la democracia chilena a la muerte de Pinochet es ciertamente bienvenida. Los chilenos, al menos por el momento, parecen determinados a no gastar demasiado tiempo mirando al pasado o en excesivas introspecciones", finaliza el ex embajador.


Desde luego el recuerdo dejado por el usurpador Pinochet está surcado de dolor y muerte; reconozco que después de haber investigado la trayectoria del general ,encuentro interesantes paralelismos con Franco y Azaña, entre España y Chile, salvando las distancias temporales, las circunstancias parecen un bucle que se repite machaconamente.
 Pinochet fue un traidor al juramento dado al Presidente y a su pais; además, fue homenajeado y postulado  por el propio Allende... La historia se repite para aquellos que no aprendieron de ella y de los errores.

http://www.youtube.com/watch?v=dES7V56Qmww&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=N388mjDt3hQ&NR=1

Chile: La justicia investigará la muerte de Salvador Allende

Me he desayunado con la noticia en los diarios digitales del otro lado del Atlántico, en España, inmersa en otras cuestiones ha pasado casi desapercibida, quitando una breve ráfaga en "Hoy por hoy" de la SER.
Para mi Allende fue un hombre de izquierdas honesto y coherente, le tengo admiración; y se engrandece por la forma como defendió su posición en los aciagos días del  pronunciamiento militar.
Siempre me interesó la forma como murió, tengo muchos amigos chilenos y medio familia  que  aunque no sean de izquierda todos ellos, al menos tienen palabras de respeto y reconocimiento para quien ha sido un mártir de la democracia, teniendo en cuenta que "mártir" ,etimológicamente hablando ,es  "el  que da testimonio".
Allende dió testimonio con su vida, con su sangre y con sus últimas palabras: 
http://www.youtube.com/watch?v=xZeEfXjTNu4&feature=related
Todo esto ocurre a 37 años del golpe de estado militar.

La decisión reabre los interrogantes sobre los últimos momentos del mandatario socialista. La versión oficial indica que se habría quitado la vida cuando la Casa de Gobierno era arrasada por los aviones de las fuerzas golpistas.
 
A más de 37 años del sangriento golpe de Estado que acabó con las libertades y con el gobierno de la Unidad Popular, la justicia investigará, al fin, las circunstancias en que murió el presidente democrático de Chile (1970-1973), Salvador Allende. La decisión reabre interrogantes sobre los últimos momentos del mandatario socialista que, según la versión más extendida, podría haberse quitado la vida, cuando el 11 de septiembre de 1973 el Palacio de la Moneda (la sede gubernamental) fue arrasado por las bombas disparadas por los aviones de las fuerzas golpistas.
Dirigentes políticos de la oposición al presidente de Sebastián Piñera y organizaciones de derechos humanos celebraron la iniciativa impulsada por la fiscal de la Corte de Apelaciones de Santiago, Beatriz Pedrals, mientras que Ena Von Baer, la vocera del gobierno, se limitó a decir que “respetamos las decisiones de los tribunales porque creemos que hay que investigar todas las situaciones que tengan que ser investigadas”. El gobierno de Piñera es acusado de obstruir las investigaciones sobre violaciones de los Derechos Humanos en la dictadura (1973-1990).

La muerte de Allende se encuentra entre las 726 querellas por violaciones a los Derechos Humanos presentadas el miércoles por Pedrals para que sean investigadas por el juez especial Mario Carroza. Las causas presentadas corresponden a crímenes cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet, quien murió en 2006 sin haber sido nunca investigado por sus múltiples asesinatos, y desapariciones. 


La versión más difundida señala que Allende se mató disparándose en la barbilla con un fusil de asalto AK-47, regalo de  Fidel Castro.

 La explicación fue ganando adeptos tras años en los que se dijo que el mandatario había caído combatiendo. A la larga, la versión se fue diluyendo con los testimonios de los médicos Patricio Guijón y José Quiroga, colaboradores de Allende.

Según ambos, en cierto momento Allende ordenó la rendición y los civiles que estaban en el Palacio formaron una fila que bajaba desde el segundo piso hasta una puerta lateral. Allende recorrió la fila de abajo hacia arriba, estrechó las manos de todos, agradeció su lealtad y en seguida entró al Salón Independencia, en el ala noreste del segundo piso de La Moneda. En ese momento, relató Guijón, él regresó al segundo piso y abrió la puerta justo para ver el momento en el que el presidente se disparó. Quiroga dijo que presenció la misma escena desde otro ángulo.


A favor de la tesis del asesinato existe un informe del experto forense Luis Ravanal, que detectó anomalías en el análisis de la autopsia de Allende, hecho en tiempos de la dictadura por el médico José Luis Vásquez, que no menciona, por ejemplo, que el orificio de salida del proyectil no concuerda con el arma supuestamente utilizada. Las características del orificio de salida de la bala no son concordantes con un disparo de un arma de guerra, como se afirmó oficialmente”, dijo Ravanal. 

He aquí el informe de la autopsia  oficial del Presidente Allende, que he encontrado más que interesante: http://salvadorallende.wordpress.com/2006/10/04/autopsia-allende/


La versión  oficial  ha sido aceptada históricamente aunque los resultados forenses siguen siendo cuestionados por  sectores políticos y de derechos humanos: "Se tendrá que ver si hubo o no suicidio y en qué circunstancias", explicó el  jueves una fuente del poder judicial, que requirió anonimato (Diario La Republica)
Allende fue  derrocado por fuerzas conservadoras que consideraron que su mensaje de "Chile hacia el socialismo" podría convertir el país en un Estado comunista bajo la égida de Moscú.
Ahora la justicia chilena quiere investigar su caso junto con otros 725 casos de violaciones a los derechos humanos en el régimen de Pinochet que nunca fueron vistos por la justicia.
Allende "no tiene causa dentro del poder judicial", explicó este jueves la fiscal Beatriz Pedrals, quien presentó querella por la muerte del presidente y por otros 725 casos de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura (1973-1990) que nunca fueron investigados.
El juez Mario Carroza, quien se encargará de las investigaciones, dijo que "es una responsabilidad tremenda" la tarea que le espera.
"Todo aquel elemento, testigo, documento, antecedente que sea necesario al cual recurrir, obviamente lo haré", añadió.
La portavoz de gobierno Ena Von Baer, aseguró que el gobierno respeta "todas las decisiones de los tribunales y como Gobierno creemos que todas las situaciones que tengan que ser investigadas se investiguen".
"Lo que no se investigó, la justicia lo investigará", señaló Pedrals, quien expresó la voluntad de la justicia de "judicializar todo lo ocurrido".
"Verdad y justicia sigue siendo "un pendiente" en Chile, y cualquier iniciativa para que se haga verdad siempre será bien recibida por nosotros", declaró por su parte el presidente del Partido Socialista de Chile, Osvaldo Andrade, facción política a la que perteneció Allende.
La noticia fue bienvenida por la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, cuya presidenta Lorena Pizarro calificó de "potente señal a los otros poderes del Estado".
"Ningún crimen se debe dejar sin investigar. Estamos hablando de más de 700 casos que nunca se han investigado, y que se incluya a Allende hace que cobre una fuerza mayor", dijo Pizarro.
Según Pizarro, muchas familias presentaron acciones judiciales pero la justicia no llegó a investigarlas todas, por lo que el respaldo del poder judicial asegura que todas sean revisadas.
Me alegro  por Chile y los chilenos...Salvador Allende está en la memoria de todos nosotros como MEMORIA VIVA, sin excusas.
¡Salud!