martes, 29 de septiembre de 2009

PONGAMOS QUE HABLO DE LAS SICAV





No reniego de tener que pagar impuestos, ciertamente el Estado debe financiarse , somos muchos que en las situaciones complicadas como el desempleo, una enfermedad o incapacidad necesitamos de ese Estado del Bienestar, asi como las multitudes de infraestructuras y servicios que nos ofrece.Todos tenemos que aportar, es verdad, que no nos gusta cuando es el momento de declarar nuestras rentas, o de rascarnos el bolsillo, puede parecer un tópico pero todos somos la Hacienda Pública, porque todos somos y hacemos NACION.
Creo que a estas alturas nadie discute que hay que recaudar y más en estos tiempos de crisis; la cuestión no es tanto EL QUE HAYA QUE PAGAR IMPUESTOS SINO A QUIEN SE LE DEBE SUBIR LOS IMPUESTOS ; me explico, en tiempos penuria y recesion, la derecha siempre ha pedido bajar los impuestos directos y aumentar los indirectos, mientras que la izquierda, defendía la progresividad fiscal, o lo que es lo mismo que pague más, quien mas tiene.
Es necesaria una verdadera REFORMA FISCAL, a tenor de los últimos avances sabidos hace unos diás sobre la subida de impuestos, del IVA y de las rentas del capital que ya son una realidad y sobre todo la proyección que tienen los Presupuestos de nuestro Gobierno, que deben aprobarse ya; sabiendo que son los Presupuestos de la crisis y de la austeridad.
Asumimos los trabajadores y las clases medias que tenemos nómina o ingresos declarados como los autónomos y emprendedores, que hay que pagar.
Ahora el revuelo se ha formado porque hay determinadas bolsas que generan mucho dinero y bienes pero no tienen transparencia fiscal y normalmente son un coladero para quienes conocen "la ley" y hacen pequeñas o grandes trampas...Es el caso de las SICAV, acrónimo de Sociedades de Inversión Mobiliaria de Capital Variable; tan rimbombante nombre acoge a sociedades que utilizan los más ricos para canalizar su ahorro, y que parece que no verán modificada su tributación en el ajuste fiscal preparado por el Gobierno para 2010, según apuntó ayer la vicepresidenta económica, Elena Salgado.
Las Sicav están incluidas entre los fondos de inversión y soportan el mismo gravamen que éstos, un 1%. Esta baja fiscalidad, frente al 30% que soportan las empresas o el 43% que grava las rentas más altas en el IRPF, es la que explica su éxito entre las grandes fortunas. a mi me llama poderosamente la atención que el tratamiento de estas sociedades las ha colocado en el centro del reciente debate sobre el aumento de impuestos a las personas con más ingresos.
Los grupos de izquierda y algunos expertos defienden una elevación de su gravamen, una opción que el Gobierno no contempla. No conocemos el por qué; y no estaria mal que nuestro Gobierno nos lo explique como nos ha explicado recientemente el presidente Zapatero las subidas tan poco populares de los impuestos, y aunque nos haya convencido con sus razonamientos, nos va a resultar doloroso este esfuerzo extra.
Lo que no nos convence es que los más ricos, esos que suelen hacer trampas, las sigan haciendo y como siempre la crisis se pague y se vaya superando con los esfuerzos de los de siempre, que no hay que repetir quienes somos.
Desde una perspectiva de IZQUIERDA, pues somos socialistas, se podrían plantear determinadas cuestiones, de las que se venimos hablando cuando nos reunimos algunos compañer@s y simpatizantes expertos en Economía, aunque por lo que veo , mas que saber de ciencia económica es mejor emplear el sentido común que ese no nos falla a la mayoría; reconozco que estas propuestas no son nada nuevo; pero podrian aportar soluciones puntuales a este espinoso tema que nos esta llevando a la más profunda depresión, no solo monetaria y de consumo sino como enfermedad emocional.Una es oprimista irredenta pero no se puede negar que para mejorar debemos intentar caminos acordes con lo que somos y con lo que pensamos:
Combatir eficazmente el fraude fiscal, erradicar los paraísos fiscales y normalizar la economía sumergida,

· Recuperar los impuestos de sucesiones y patrimonio, que solo pagan el 1% y no son las clases medias precisamente

· Elevar el último tramo del IRPF, hasta el 50% -el que pagan los más ricos- pues ahora está en el 43%.

· Establecer un impuesto a las grandes fortunas.

· Equiparar las rentas del capital y las plusvalías de las grandes fortunas -que ahora tributan al 18 por ciento, igual que las de un ahorrador normal- a las rentas del trabajo, cuya tributación en el IRPF se mueven entre el 24 y el 43 por ciento.

Exigir que las SICAV, -donde los ricos solo cotizan al 1%), tributen al 30%, como el resto de sociedades. ¿Cómo se explica que según publica la Ghesta (técnicos de hacienda) los empresarios ganen menos que los trabajadores y paguen como los mileuristas, al igual que deportistas como Kaka , Ronaldo o Alonso?

Ya digo que no es nada nuevo, esto es del manual de Economía de la época de don Ramón Tamames ( ¿por dónde andará?)
Lo que no es de recibo diciendolo con la mano sobre mi corazón socialista es que los impuestos indirectos nos afectan mas a los que tenemos menos.
Es verdad que este invento de las SICAV, se lo debemos a Boyer, ex ministro de Hacienda del primer Gobierno de Gonzalez, aún la primera que se formó sigue funcionando, desde el año de 1985 y en Bilbao; su pretensión no era mala pero el desarrollo ha traido estas tormentas; él queria que los ricos contribuyeran a las arcas públicas al menos con alguna aportación, por exigua que fuera, ante la posibilidad de que buscaran otros refugios en el exterior: mas vale algo que nada.
De Boyer fue también la idea de crear unos pagarés opacos al portador para que las clases más acomodadas, y ante la necesidad del Estado de mayores ingresos, se pudieran blanquear con toda naturalidad. Después, fue Solchaga quien regularizó este dinero negro en 1992 con otra amnistía fiscal a cambios de algunas leves contrapartidas..
El PP quiso reformar la tributación de las Sicav en 2003. Pretendió establecer un tributo del 35% (el de Sociedades) para las compañías en las que un mismo accionista concentrara un 25% del capital (en aquel momento sucedía en 2.500 de las 3.000 Sicav existentes). Pero dieron marcha atrás, porque había demasiados nombres influyentes en el PP y afines que veian aquello con malisimos ojos.
He hecho mis deberes, como me tocaba hacer cuando llevaba las cuentas de nuestra pequeña empresa familiar, en los últimos cinco años, las 3.369 Sociedades de Inversión Mobiliaria de Capital Variable gozan hasta ahora de una ventajosa tributación del 1%, pagaron 56,6 millones de euros por el Impuesto de Sociedades después de haber obtenido 8.068,6 millones de beneficios y de acumular un patrimonio medio por encima de los 26.000 millones.
Sólo en 2008, en plena crisis, obtuvieron unas ganancias de 190 millones (datos del tercer trimestre), por los que pagaron 1,7 millones. Mientras tanto, también en este año, las rentas de trabajo, que aglutinan el 80% del IRPF y que soportan un tipo de hasta el 43%, aportaron a las arcas públicas 71.341 millones. Las sociedades, por su parte, con una tributación entre el 25% y el 30%, abonaron 27.301 millones, mientras que los impuestos sobre el consumo -IVA y especiales- alcanzaron los 67.591 millones.Como entender : ¿es justo que las sicav tributen al 1 % mientras nuestros ahorrillos lo hacen al 18 %.?
Son datos tercos que ahí están, el estado necesita dinero y la forma que tiene de recaudar dinero suficiente para cubrir el gasto (desde el tratado de Maastricht 1992), ha sido inversamente proporcional a los ingresos de rentas. Los salarios altos, las rentas de capital, los impuestos sobre los dividendos (beneficios), los impuestos de sociedades, las cotizaciones sociales empresariales, los impuestos de los grandes patrimonios, etc. han decrecido de forma notoria, al contrario que las rentas del trabajo, que soportan más del 75% de todos los ingresos fiscales del estado.

Ya que: el Impuesto de Sociedades se ha rebajado hasta el 25%, el Impuesto de Patrimonio ha desaparecido,las grandes fortunas, a través de una Ley del 2005, tienen sus propios paraísos fiscales sin salir de la patria (SICAV) y, en vez de tributar al 35% (ahora 30%) como sociedades, lo hacen al 1% en la inversión inicial y al 18% cuando recogen beneficios o rescatan la inversión. Los dividendos, los capitales mobiliarios, los depósitos, los fondos de inversión, etc. tienen el tipo único del 18%.
Los fondos de pensiones si se retiran en capital, tienen una reducción del 40%, la cual se exime de tributar, asi como los supermillonarios deportistas de elite cotizan sus ingresos a un IRPF mínimo del 23% como los salarios inferiores. El IRPF ha establecido un tipo máximo del 43%, para beneficiar a aquellos que ganan más de 60.000 € (son solo 306.455 personas tipo club exclusivom y excluyente).Se mantienen los topes máximos de cotización a la Seguridad Social, para beneficiar los salarios altos aunque se perjudica un tanto el sistema público de pensiones. El aumento de los impuestos indirectos ligados al consumo, supone un sistema de recaudación perjudicial e in justo para la mayoría . Persiguiendo el fraude fiscal, el estado ingresaría alrededor de 25.000 millones de euros (El fraude existe ya que, según Hacienda, el salario medio que declaramos los trabajador@s es superior al que declaran los empresarios.
Sabemos que hay dinero y no siempre claro y emergente. Deberia haber voluntad política de que paguen más los que más tienen. Un gobierno de izquierdas y progresista debiera tener voluntad de satisfacer las necesidades de tod@s. Por el contrario, con la crisis, hemos socializado sus pérdidas y privatizado los beneficios. Sabemos que EL UNICO CAMINO PARA LA JUSTICIA SOCIAL ES EL EQUITATIVO REPARTO DE LA RIQUEZA.
Las SICAVs son la punta del ICEBERG del fraude a que están sometidas nuestras finanzas

Ahora HAY QUE ACTUAR o SIMPLEMENTE SEGUIREMOS PONIENDO AMBIENTADORES en donde sabemos que hay disfuncionalidad y corrupcion. El dinero es poder, pero el poder para crear y modificar las normas, QUE SEPAMOS, está en el Parlamento y no pienso que nuestros representantres , los que elegimos en las urnas sean reos o marionetas del club de los "300.000", no quiero ni mencionarlo, pero da la sensacion real que el poder lo tiene quien tiene el dinero y lo ejercen.
En mi modesta opinión como ciudadana estamos mas que hartos de estos “alquimistas” o magos financiero-fiscales, equilmadores profesionales del contribuyente medio y bajo (y lo hacen de manera alevosa y con nocturnidad),utilizando siempre sus encajes de bolillos, sus tramas en contra del que menos tiene, en un hambre de bienes , en una avaricia que llama la atención por lo desmedida.
Las últimas declaraciones de la Vicepresindeta Salgado son para pensar; una de dos , o nos trata como a niños de parvulario o bien que ni se quiere ni se tiene intencion de hacer un cambio de estructura de produccion económica y de distrbucion de la riqueza en España.
Si no van a cambiar las cosas , ahora que se necesitan y que es el momento ¿para que votamos PSOE y a Zapatero? queriamos que cambiara España, para que fuera una España mas social, mas solidaria y con una economia mas productiva y mas distributiva de la riqueza.
Lo pedimos y se lo volvemos a pedir: ¡ZAPATERO NO NOS FALLES!

Lo sorprendente de esta historia es que los "perjudicados" y sufridores que somos mayoría no pasemos factura y sigamos yendo como corderillos al matadero.No perdamos el norte de saber quién es el enemigo, no sea que entre tanta salva gruesa, nos olvidemos de lo principal; existen los enemigos del partido, y enemigos del pueblo, no sea que les hagamos el “caldo gordo” a ambos.
Para terminar, quiero hacerlo con una frase que he leido en un medio de prensa económica; es de un representante de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, pronunciadas en una reunión celebrada en Noviembre de 1.994; cuando las SICAV aun no se llamaban SICAV, entonces tenian el acrónimo SIM, que en esto de los nombres, los plutócratas saben mucho, y cuando les dejan con el trasero al aire, perdida su exclusiva, se les hace el soberano favor de proporcionarles el mismo invento con otro nombre

“…Todas las SIM se utilizan solo por motivos fiscales. Algunos se pasan y abusan de ellas para generar minusvalías. Es un mercado cerrado, en el están solo las familias y nadie puede entrar. La CNMV lo sabe, pero no interviene porque no perjudican a nadie salvo a la Hacienda Pública, que no es un tercero pues tiene fuero especial.”
En la mayoría de los casos los accionistas son ficticios, ya que su numero es proporcional para alcanzar el mínimo de partícipes que exige la ley..."Cosas de familia" ¿os suena?. Juzgad vosotros mismos inteligentes lectores …quién hace…”el caldo gordo”…a quién.