lunes, 13 de diciembre de 2010

JUGANDO LIMPIO

Siempre he creído porque así me lo enseñaron y así me he desempeñado siempre en la vida, que el esfuerzo ,la clase y la valía personal es lo que nos hace triunfar.
He conocido, conozco, muchos casos en que esta premisa no se cumple y dolorosamente es ridiculizada. Tal vez porque vivimos en una sociedad en la que se exalta el triunfo rápido, a como de lugar y si se añade la picaresca y el toque de “al margen de la ley” ,mejor.
No hay más que oir y leer noticias sobre los corruptos y ladrones ya en política ya en economía; tenemos también el conocimiento a pie de calle de múltiples y “pequeños fraudes” en la vida diaria; que se comentan ,generalmente, con cierta indulgencia cuando no con admirativa envidia.
Yo no soy juez de nadie; no quiero ni he querido serlo jamás, además debo ser respetuosa con la presunción de inocencia; pero hay situaciones que claman al cielo y a la tierra, a las que hay que poner coto para evitar que esta sociedad nuestra sea más jungla de lo que ya es.
Comento todo esto al hilo de las operaciones de las fuerzas de seguridad del Estado, caso “Galgo”, caso “Puerto” etc.que nos sumen en la parte más fea y descorazonadora del Deporte: el dopaje y el tráfico de estas sustancias entre los deportistas, gimnasios y clínicas para dar un rendimiento “sobrenatural” en las exigencias de la disciplina deportiva.
Se nos caen estos héroes, porque todos tienen los pies de barro; además del ego, que se hincha sobremanera con la adulación y los contratos de imagen de diferentes clubes y de marcas , dependiendo del atleta o del deportista ,lógicamente, no tod@s somos iguales ,ni tenemos el mismo temple ante la adversidad o ante el éxito , a los que un profesor mío de Historia del s. XIX, calificaba de “impostores” ,por igual.
Para la niñez y la juventud estos deportistas de élite son un espejo en el que mirarse, para otros es puro fanatismo, copian actitudes y formas de “ser” identificándose o mimetizándose con el “objeto de sus deseos”; normalmente nos quedamos en lo externo, en lo que se ve, sin profundizar de verdad en la biografía y en la trayectoria de aquel que ha destacado en el deporte correspondiente.
Los convertimos en “dioses” o héroes y no solo en un país o continente, sino en toda la aldea global.
Hablamos de disciplina deportiva como una frase hecha; aunque encierra todo el conjunto de virtudes fortalezas y habilidades que hay que potenciar para romper “récords” y obstáculos, e ir cada vez más alto, mas fuerte y más lejos en el desempeño deportivo.
El deporte se nos mostraba en mis años jóvenes, aún en la dictadura, como lo que nos fortalecía y forjaba el carácter dotándonos de un cuerpo sano y bien desarrollado, recuerdo la máxima en nuestros gimnasios y como nos arengaban nuestros instructores y entrenadores: “Mens sana in corpore sano”; para algunos jóvenes de extracción humilde era una forma de labrarse un porvenir y ayudar a los suyos y para la mayoría de nosotros era gratificante y divertido dedicarse de forma no profesional al cultivo de la natación o el balonmano porque teníamos cualidades para ello.
Cuando un deportista entra en el terreno de lo profesional las cosas, me imagino serían bien distintas, porque aquí se juega en “ligas mayores”, entran otros en liza, hay mucho dinero de por medio y todo se convierte en “negocio”, aquí radica,no como causa única , porque seguro que hay otras, el tema del dopaje y los turbios manejos para rendir , agradar, cumplir expectativas y sobre todo vender imagen.

No prima el idealismo de competir y superar con los medios propios los retos deportivos, no se puede pasar por alto el Juramento Olimpico, con el añadido de Sidney en 2000, en clara referencia a las drogas en el deporte; esto no debe ser papel mojado ni en la práctica ni en nuestras conciencias:
"En nombre de todos los competidores, prometo que participaremos en estos Juegos Olímpicos, respetando y ateniéndonos a las reglas que los gobiernan, comprometiéndonos a un deporte sin dopaje y sin drogas, con el espíritu verdadero de la deportividad, por la gloria del deporte y el honor de nuestros equipos".¿Qué se está enseñando y mostrando a los jóvenes?
¿Por qué convertir a seres humanos de carne y hueso con cualidades excelentes para ejercer un deporte o una profesión en seres míticos, superiores, cuando la realidad es que son igual de frágiles y de limitados que los demás?
¿Quién tiene la culpa de la drogadicción de algunos deportistas? me consta que muchos no pensaron jamás en “ayudarse” con sustancias, que se vieron inmersos en una espiral de dinero y adulación de la que ya no podían salir, donde los retos del primer momento ya no importaban tanto como la cuenta de resultados.


Hay que reflexionar, como seres humanos que somos, y sobre todo como sociedad; el dinero parece que lo corrompe todo con su presión y su omnímodo poder, detrás del dinero siempre hay personas; en una sociedad hay que regular; pero de verdad, no estoy en contra de la economía de mercado mas no se debe dejar a rienda suelta, sin frenos ,sin limitaciones a la ambición humana que es capaz de arrasar con todo con tal de lograr o conseguir.
Ya no digo nada ,porque desconozco los mecanismos mentales y las circunstancias de quienes siendo médicos fisioterapeutas ,entrenadores o incluso atletas de prestigio trafican con sustancias e influyen en otros para que entren en el circulo vicioso e irracional del consumo.
A mi parecer añaden además del lucro insano y criminal, la sevicia, juntando como dice el refrán “el hambre con las ganas de comer”.
Y el que la oposición del PP utilice las revelaciones mediáticas de estas redadas e investigaciones para hacer sangre o tratar de apuntillar al gobierno socialista, me parece que los retrata excelentemente bien; no puedo dar mi voto a quien además utiliza la mentira y la exageración, la cortina de humo, el uso y abuso del “cuanto peor, mejor” o el” y tú más” como únicas medidas o planes para solventar las problemáticas complejas de nuestra sociedad moderna y global…
Ellos tampoco están jugando limpio, los ciudadanos deberíamos profundizar en sus actitudes y pensamientos, leer entre líneas, porque esto es lo que hay y habrá.
Toda esta reflexión ha venido al hilo de leer unos excelentes artículos de los diarios de la mañana; dejo a mis inteligentes lectores y amig@s dichos enlaces:
Los responsables de las federaciones y sus relaciones con el poder:

http://www.elpais.com/articulo/deportes/amistades/Odriozola/elpepidep/20101213elpepidep_5/Tes

Recomiendo de forma entusiasta este de Eugenio Fuentes, autor de la novela “Contrarreloj”, en “el País”:

http://www.elpais.com/articulo/deportes/Dopaje/sociedad/elpepidep/20101213elpepidep_6/Tes

Y cómo acción para movilizarse en contra de esta lacra la iniciativa de los atletas en las redes sociales y en los medios: “Ya era hora de levantar la voz”:

http://www.elpais.com/articulo/deportes/era/hora/levantar/voz/elpepidep/20101213elpepidep_2/Tes.
http://www.lavanguardia.es/deportes/otros/20101212/54086620108/gomez-noya-hay-que-tirar-de-la-manta-hasta-el-final-caiga-quien-caiga.html

Sobre la actitud demencial de la oposición ante la operación” Galgo”, parece les toca de cerca a su gente

http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=53691

http://www.publico.es/espana/351435/esteban-gonzalez-pons-no-hago-mal-diciendo-que-casualidad