sábado, 5 de julio de 2014

COMO YO LO SIENTO



He estado un tiempo "ausente", aunque sigo "viviendo aquí" y espero hacerlo por el tiempo que toque.
No hago planes, prefiero vivir el momento presente y no mostrarme ni ponerme ansiosa pensando en lo que nos ha de deparar el futuro.
El futuro, la incógnita, en estos días una indecente incógnita para el pueblo llano, para los ciudadanos de a pie que después de las elecciones Europeas,con el toque de atención a los timoneles de las naciones y sus gobiernos, especialmente a las del Sur ( dicotomía norte y sur, ya empezamos a colgar etiquetas , a diferenciar)  tocadas y medio hundidas por la crisis (inventada y bien gestionada por los que la promueven a sus efectos);los vaivenes de las desigualdades sociales que se acentúan y cómo, haciéndose abismales nos recuerdan tiempos de sociedad con dictadura férrea donde los obreros y sus familias lampaban, pues ahora lampa hasta la clase media que ya es una especie a extinguir; la exigencia de tener que emigrar lo más granado y joven de nuestra población que de seguro ya no recuperamos, porque aquí no hay trabajo ni de calidad ni  precario  (con este,es imposible la supervivencia)...
Con estos mimbres difícilmente se pueden tener ganas de fabricar ningún cesto.
Si añadimos a este panorama la situación social ,moral, política controvertida,decadente y tremendamente corrompida en todos los órdenes, que vivimos en esta nuestra patria, no es extraño que al más esforzado se le quiten las ganas de vivir.
Pero vivir y luchar es lo que sabemos hacer, y además nos lo pide el cuerpo.
Uno nace luchando para llenar los pulmones de aire y empezar a respirar, sigue luchando para adaptarse inteligentemente a los cambios de la existencia,ya físicos,ya mentales y emocionales.
Somos luchadores natos.
Traspasando esto al campo de la convivencia ciudadana y a la teoría política, somos actores y directores de nuestro propio destino en una democracia, que se supone es el régimen por el que nos gobernamos en España.
Nadie nos va a regalar nuestros derechos si hacemos dejación de ellos, lo que hemos logrado y se está perdiendo es porque no se ejerce y/o no se defiende; es verdad , no tenemos una gran educación y trayectoria temporal democrática; pero llevamos más de treinta y tantos años en esto, también es cierto que nos han hurtado nuestros dirigentes, de forma estúpida, como si fuéramos cortos de mente o retrasados, todo lo que estaba pasando , se han tomado decisiones supuestamente para nosotros pero de espaldas a nosotros, como niños menores de edad .
Asi nos amanecimos con una monarquía después de la dictadura genocida, con una constitución "amable" y compadreadora con un sistema bipartidista que se alternaría en el Gobierno sin estridencias y "sin sacar los pies fuera del tiesto", es decir centristas y moderados  aunque uno tenga unas siglas abiertamente de izquierdas, porque  de otro modo habrá tirones de orejas de los centros de poder internacionales, de los grandes lobbys (existen y tienen mucha fuerza porque además de ser muy "listos" diversifican intereses, no solo tienen poder económico, sino político) y corporaciones financieras o de otro tipo.
Así poco a poco hemos perdido soberanía nacional, perspectiva política y esencia, desarrollo económico por aquello de la solidaridad y lo que es más importante hemos permitido que los mercados y la economía se enseñoreen de todo y pasen por encima de las personas, de las ideas políticas.
Un error enormemente grave.
Nosotros tenemos un agravante, como otras naciones del mundo, pero en nuestro caso y según las listas que circulan por los medios y por entidades es muy serio, y no se ataja, nadie  ha puesto remedio y acabará con la cohesión social y hasta con el pais (perdón por la crudeza): la corrupción.
Es un mal endémico, enquistado, aquí hace falta cirugía mayor y altas dosis de vigilancia para que no se repita.
Por culpa de los corruptos de toda laya e ideología, que aquí no es patrimonio de unas siglas, la ciudadanía sufre los duros embates de la crisis que ellos no han propiciado pero que si pagan, hay medios para frenarla pero se obvian ¿miedo a qué? ¿a quienes?
Me atrevo a decir que el corrupto, el que defrauda y si lo hace con dineros públicos,peor, es un asesino, mata expectativas, mata a sus conciudadanos, mata a su patria.
tengo para mí que quien esto hace no tiene conciencia ni principios morales, aunque piense que es católico etc. el movimiento se demuestra andando, y a la gente por lo que hace, no por la palabrería.
¿Se enfadan cuando el pueblo tilda a los politicos y a los que son poderosos de sinvergüenzas y nada fiables, de ladrones, de chorizos y otra suerte de epítetos? ¿ denuncian acoso y derribo a los medios de comunicación que no han podido comprar o que no son afines por sacar a relucir tanta suciedad ?...
Sabemos muy poco, solo vemos la punta de este enorme iceberg de basura que es la política de nuestro país y de nuestro entorno, y hay que devolver la dignidad a todo el esquema.
Repugna ver lo pasteleros, necrófilos, cortesanos y aduladores que algunos llegan a ser con tal de tocar  oropeles ,poder y dinero.
Me pregunto ¿no se cansan de acumular?, cuando mueran no se lo pueden llevar  y mientras tanto están causando un gran estrago.
¿Qué se puede hacer?
No abandonar la lucha, seguir en las calles, en los foros, dando razones, exponiendo necesidades abiertamente, reclamando y en el momento de votar votar con la cabeza y con criterio, no dejar nunca la vigilancia, estar preparados como pretendía Gramsci, todo el pueblo debería saber bien lo que quiere y a donde se dirige por sus medios, ponerse a ello y con ello.
Al menos hay en España un movimiento por la izquierda, a tenor de los resultados europeos, una esperanza , un aire fresco, ojala en lo programático puedan aunar esfuerzos porque lo que importan son las personas y la sociedad, una sociedad donde se pueda vivir en progreso y en libertad pero felizmente.
Esto es mi opinión, como yo lo siento.
He utilizado el título de un rap de mi hija Adri que recién estrenó en mayo en una quedada de artistas en Teruel, le he pedido permiso que conste, porque el respeto debe ser una de nuestras banderas, y es  ese respeto  lo que nos hace más democráticos y mas avanzados .
Marca la diferencia.
Con ilusión, con ganas, con ideas con esfuerzo...
Parafraseando a Benedetti
"Con tu quiero y con mi puedo
¡Vamos juntos compañer@!"
Asi, si PODEMOS.