martes, 23 de junio de 2009

De Héroes y de Mártires.II.

¿Y como calificar a mi querido Vicente Ferrer?, creo en hombres tan grandes como Vicenç, hombres que nos enseñan que su fuerza de ayuda no se extrae de sermones sino que sale del esfuerzo y la dedicación.Un héroe , un lider, los que levantan la sociedad, los que dedican su vida a dar y enseñar, puede que debamos volvernos exigentes con nuestros gobiernos y exijamos ante todo corazón y solidaridad. El cielo ha ganado una estrella más reluciente que ninguna. Hoy, huérfanos de Vicente habría que levantarse y seguir su ejemplo. Uno se vá y quinientos se tendrian que levantar Gracias Vicenç estés donde estés...has invertido muy bien en la tierra,dar y enseñar a dar , compartir y construir, que gran ejemplo para los gobiernos y los gobernantes, para ricos y pobres ¡ para todos ¡ hicistes felices y dignos a miles de personas en esta tierra.
Un buen libro siempre cambia, en la medida de lo posible, la vida del lector entregado. Ese cambio llega a límites insospechados cuando se trata de una historia como La revolución silenciosa, la biografía de Vicente Ferrer.El periodista Alberto Oliveras narra en 253 páginas la vida del octogenario filántropo, recientemente elegido Català de l'Any. Desde su infancia jugando en las calles del casco antiguo de Barcelona --la obra ofrece un interesante relato costumbrista sobre la capital catalana de los años 20-- hasta su vasta obra en Anantapur, una de las zonas más deprimidas de la India, donde la Fundación Vicente Ferrer ayuda a más de dos millones de personas.
La revolució silenciosa empezó a engendrarse en octubre de 1999, cuando Oliveras viajó a Anantapur decidido a confesar a Ferrer, quien, pese a haber sido siempre reticente a hablar sobre su vida --su máxima siempre ha sido la de hablar poco y escuchar mucho--, se mostró encantado de compartir sus experiencias con el periodista, conocido por su sensibilidad fomentando causas humanas y solidarias.
Los primeros capítulos del libro narran los episodios más desconocidos de la historia de Ferrer. Oliveras relata cómo un jovencísimo Ferrer decide ingresar en el POUM, ya que "su ideología era más afín a la utopía anarquista que al conservadurismo burgués o al dogmatismo comunista". Poco más tarde, el futuro pionero del desarrollo integral tendría que esconder su condición de anarquista al ser llamado a filas en la 60 División. Tenía solo 16 años y era uno de los reclutas de la Quinta del Biberón. Fue en la batalla del Ebro donde Ferrer sintió la llamada de Dios.
Antes de embarcarse en el viaje que le llevaría a la India, país que cambiaría su vida para siempre, pasó una temporada en el campo de concentración de Argelès, en Francia, y en el de Betanzos, en Galicia. No fue hasta los 24 años cuando ingresó en la Compañía de Jesús para responder a su vocación: ayudar a los demás, contienda a la que desde entonces ha dedicado su vida.
por eso las visitas a enfermos terminales en un hospital y el reparto de maíz entre los pobres en plena sequía (contradiciendo las órdenes de la jerarquía, Ferrer abría las puertas del granero y repartía el cereal que había reservado).Era un economista intuitivo como explica David Cano,"Desde una perspectiva de economista, llama la atención de Vicente Ferrer que, sin contar con estudios reglados en la materia, haya puesto en marcha proyectos que demuestran que es posible erradicar la pobreza con un enfoque que está en línea con lo que marcan los postulados económicos. Como solo sucede en las personas inteligentes, Vicente Ferrer ejercía por instinto lo que el resto hemos necesitado estudiar, en este caso economía o gestión estratégica de la empresa. Los proyectos iniciales (en los primeros años de la década de los setenta) fueron campañas masivas de vacunación, formación sanitaria, desarrollo agrícola y ecológico. En definitiva, supo aplicar aquello de no dar peces, sino una caña y enseñar a pescar. «El esfuerzo necesita ser permanente para dar a los campesinos de Anantapur las herramientas necesarias para salir adelante. Y a sus hijos la formación adecuada para que el día de mañana puedan afrontar la vida». En esta frase se resume la estrategia más válida para combatir la pobreza."
Ahora cuando lamentamos profundamente su pérdida y tenemos el fuerte compromiso de mantenernos firmes con el compromiso que él asumió : el desarrollo de las comunidades discriminadas de la India.
http://www.fundacionvicenteferrer.org

De Héroes y de Mártires. I.

En la mitología y el folclore, un héroe (del griego antiguo hērōs) es un personaje eminente que encarna la quintaesencia de los rasgos claves valorados en su cultura de origen. Comúnmente el héroe ,o la heroína, posee habilidades sobrehumanas o rasgos de personalidad idealizados que le permiten llevar a cabo hazañas extraordinarias y beneficiosas, dignas de elogio. una persona anónima puede alcanzar suficiente prestigio como para convertirse en un héroe circunstancial para sus conciudadanos.llegar a ser modelos de conducta virtuosos, especialmente para los jóvenes.
El martir (del griego 'martys', "testigo") es, en general, la persona muerta en la defensa de alguna causa, con lo que da "testimonio" de su fe, de su ser y sentir en ella.
He querido traer ambos términos , el primero sin las connotaciones mitologicas o idealizadas el segundo sin connotaciones religiosas ; quiero utilizarlas con su significado primario. Así, por ejemplo, lo empleo para referirme a las personas que se han esforzado en su vida por mejorar, por ayudar y por asistir a otros seres humanos,lejanos o cercanos en tiempo o espacio, a sociedades enfermas o heridas por las lacras del hambre, la miseria, ignorancia, la guerra o la injusticia, y que lo han logrado, aunque muertas en una lucha histórica por alguna causa, como son estos casos que traigo al recuerdo y a la consideracion de todos los inteligentes lectores.
al inspector Eduardo Puelles García, que fue asesinado el viernes por la banda terrorista ETA. con un coche bomba,
de 49 años de edad, nació el 20 de enero de 1960 en Baracaldo e ingresó en 1982 en el Cuerpo Nacional de Policía. Según ha indicado el Sindicato Profesional de Policía, Puelles, al que definen como "un buen policía" y "un buen vasco", tenía 16 años de experiencia en tareas de Información. Estaba casado, tenía dos hijos de 16 y 21 años y estaba preparando su ascenso a inspector jefe. Ascendió a inspector en abril de 2002.Se trata de la sexta víctima mortal por un artefacto de este tipo en la última década a manos de los terrorista.
El inspector de Policía Eduardo Puelles causó innumerables problemas a la banda y a su entorno durante sus doce años en tareas antiterroristas. En su hoja de servicios consta desde la desarticulación del grupo Vizcaya a varias infraestructuras de captación de la banda en esa provincia y grupos de terrorismo callejero, el último en febrero de 2008 con ocho arrestos.
En febrero y abril de 2003, la Policía exprimió la información incautada al ex jefe de ETA Ibon Fernández Iradi en un chalet de la localidad francesa de Tarbes. Puelles participó en la desarticulación de la práctica totalidad de la estructura de captación de nuevos terroristas de ETA en País Vaco y Navarra. Se detuvo a 20 personas y se incautó numerosa documentación sobre objetivos de la banda terrorista. Dos de los detenidos ya formaban un grupo de ETA.
Una de las operaciones más importantes en las que Puelles volcó su "gran profesionalidad", según ha descrito su trabajo la Dirección General de Policía y Guardia Civil, fue la desarticulación del grupo Vizcaya que cayó en el Puerto de Urquiola. Se detuvo a Josune Oña y Asier Mardones, dos pistoleros a sueldo que pertenecían al grupo que tendió una trampa a la Ertzaintza en el Alto de Herrera en 2003, resultando muerto uno de los terroristas.
El 8 de febrero de 2005, con Puelles ya como jefe de grupo en la Brigada Provincial de Información resultaron detenidos 24 presuntos miembros de la estructura de captación de ETA , nueve de ellos en Vizcaya.
Todos esta labor le valió a Puelles más de 30 felicitaciones públicas del Ministerio del Interior y dos condecoraciones con la cruz al mérito policial, con distintivo blanco.
Y gracias a su trabajo bien hecho, a su excelente esfuerzo profesional, muchos, muchisimos vascos y españoles le deben la vida, la hacienda y la tranquilidad...Su esposa, Francisca y sus hijos Rubén y Asier, deben estar orgullosos, igual que el resto de la familia; ha muerto como un soldado,en acto de servicio, no es de extrañar, que su hermano Josu, miembro de las fuerzas de Seguridad del Pais Vasco, dijera que su hermano no es VICTIMA, sino un GUDARI .
Su sacrificio como servidor público se une a su trabajo incansable para salvaguardar nuestra seguridad, la de todos; pues ETa es una enfermedad que afecta a todo el Estado Español.
Lo peor de ETA no es su nacimiento, sino que continúe existiendo más de treinta años después de que sus presos fueran amnistiados y de que su ideología soberanista –como se dice ahora- pudiera difundirse en libertad para medirse en las urnas. Y no en los nichos
Para calificar a Eduardo Puelles, me cuadra ,ciertamente, más la palabra HEROE...