martes, 23 de junio de 2009

De Héroes y de Mártires. I.

En la mitología y el folclore, un héroe (del griego antiguo hērōs) es un personaje eminente que encarna la quintaesencia de los rasgos claves valorados en su cultura de origen. Comúnmente el héroe ,o la heroína, posee habilidades sobrehumanas o rasgos de personalidad idealizados que le permiten llevar a cabo hazañas extraordinarias y beneficiosas, dignas de elogio. una persona anónima puede alcanzar suficiente prestigio como para convertirse en un héroe circunstancial para sus conciudadanos.llegar a ser modelos de conducta virtuosos, especialmente para los jóvenes.
El martir (del griego 'martys', "testigo") es, en general, la persona muerta en la defensa de alguna causa, con lo que da "testimonio" de su fe, de su ser y sentir en ella.
He querido traer ambos términos , el primero sin las connotaciones mitologicas o idealizadas el segundo sin connotaciones religiosas ; quiero utilizarlas con su significado primario. Así, por ejemplo, lo empleo para referirme a las personas que se han esforzado en su vida por mejorar, por ayudar y por asistir a otros seres humanos,lejanos o cercanos en tiempo o espacio, a sociedades enfermas o heridas por las lacras del hambre, la miseria, ignorancia, la guerra o la injusticia, y que lo han logrado, aunque muertas en una lucha histórica por alguna causa, como son estos casos que traigo al recuerdo y a la consideracion de todos los inteligentes lectores.
al inspector Eduardo Puelles García, que fue asesinado el viernes por la banda terrorista ETA. con un coche bomba,
de 49 años de edad, nació el 20 de enero de 1960 en Baracaldo e ingresó en 1982 en el Cuerpo Nacional de Policía. Según ha indicado el Sindicato Profesional de Policía, Puelles, al que definen como "un buen policía" y "un buen vasco", tenía 16 años de experiencia en tareas de Información. Estaba casado, tenía dos hijos de 16 y 21 años y estaba preparando su ascenso a inspector jefe. Ascendió a inspector en abril de 2002.Se trata de la sexta víctima mortal por un artefacto de este tipo en la última década a manos de los terrorista.
El inspector de Policía Eduardo Puelles causó innumerables problemas a la banda y a su entorno durante sus doce años en tareas antiterroristas. En su hoja de servicios consta desde la desarticulación del grupo Vizcaya a varias infraestructuras de captación de la banda en esa provincia y grupos de terrorismo callejero, el último en febrero de 2008 con ocho arrestos.
En febrero y abril de 2003, la Policía exprimió la información incautada al ex jefe de ETA Ibon Fernández Iradi en un chalet de la localidad francesa de Tarbes. Puelles participó en la desarticulación de la práctica totalidad de la estructura de captación de nuevos terroristas de ETA en País Vaco y Navarra. Se detuvo a 20 personas y se incautó numerosa documentación sobre objetivos de la banda terrorista. Dos de los detenidos ya formaban un grupo de ETA.
Una de las operaciones más importantes en las que Puelles volcó su "gran profesionalidad", según ha descrito su trabajo la Dirección General de Policía y Guardia Civil, fue la desarticulación del grupo Vizcaya que cayó en el Puerto de Urquiola. Se detuvo a Josune Oña y Asier Mardones, dos pistoleros a sueldo que pertenecían al grupo que tendió una trampa a la Ertzaintza en el Alto de Herrera en 2003, resultando muerto uno de los terroristas.
El 8 de febrero de 2005, con Puelles ya como jefe de grupo en la Brigada Provincial de Información resultaron detenidos 24 presuntos miembros de la estructura de captación de ETA , nueve de ellos en Vizcaya.
Todos esta labor le valió a Puelles más de 30 felicitaciones públicas del Ministerio del Interior y dos condecoraciones con la cruz al mérito policial, con distintivo blanco.
Y gracias a su trabajo bien hecho, a su excelente esfuerzo profesional, muchos, muchisimos vascos y españoles le deben la vida, la hacienda y la tranquilidad...Su esposa, Francisca y sus hijos Rubén y Asier, deben estar orgullosos, igual que el resto de la familia; ha muerto como un soldado,en acto de servicio, no es de extrañar, que su hermano Josu, miembro de las fuerzas de Seguridad del Pais Vasco, dijera que su hermano no es VICTIMA, sino un GUDARI .
Su sacrificio como servidor público se une a su trabajo incansable para salvaguardar nuestra seguridad, la de todos; pues ETa es una enfermedad que afecta a todo el Estado Español.
Lo peor de ETA no es su nacimiento, sino que continúe existiendo más de treinta años después de que sus presos fueran amnistiados y de que su ideología soberanista –como se dice ahora- pudiera difundirse en libertad para medirse en las urnas. Y no en los nichos
Para calificar a Eduardo Puelles, me cuadra ,ciertamente, más la palabra HEROE...


No hay comentarios:

Publicar un comentario