miércoles, 13 de abril de 2011

Me gusta la República



Porque después de 80 años tiene más vigencia y sentido que nunca, debemos seguir trabajando con ahinco por la Tercera.
Sé que me adelanto en un día a la efemérides, mañana tengo que ir a las terapias y sé que me va a ser imposible fisicamente hablando dedicar un corto homenaje no solo al sistema de Gobierno sino a los que  en un dia como ayer, doce de abril, votaron porque la obsoleta monarquía borbónica desapareciera, para que España empezara a ser una nación  puesta al día, ¡había tanto trabajo por hacer! fue una enorme fiesta, que con posterioridad costó la vida a muchos de los que la festejaron, precisamente cuando  unos salvapatrias decidieron que dicha forma de Gobierno democrática no convenía a sus intereses y nos embarcaron en la Guerra civil, parecerá simplista , en cierto modo lo es;no tengo ánimos para desgranar causas y motivos, poco importan ya... solo quiero levantar mi voz,mis manos, lo que tengo y lo que soy ,ponerme en pie sin complejos , diciendo que soy REPUBLICANA y estoy tremendamente orgullosa de serlo; los que vivimos, y  podemos alzarnos de forma pacifica, medida y razonada debemos pensar en los que yacen en cunetas y fosas comunes,los que aunque fueron recuperados y están enterrados con dignidad  en estos momentos, nos dejaron como legado y testigo regado con su sangre, es hora de recoger esa herencia preciosa, debemnos hacerlo por ellos y por los que vendrán detrás de nosotros.

"Sus logros sociales y políticos como la emancipación de la mujer, la valoración de la educación pública y la fraternidad.adquieren un esplendor incomparable con la diversidad cultural de España, la emancipación de la mujer de un secular código machista y religioso que la forzaba a un plano de sometimiento ante las leyes, la valoración de la educación pública, los derechos humanos y un valor raro en nuestro país, la fraternidad" 

 En palabras de  José María González , coordinador general  de IU para Castilla y León.

Tomo del Manifiesto de la Coordinadora Republicana de Madrid, unas palabras que me llegan hasta lo más profundo:
"Un 14 de abril como el de hoy en Madrid, hace 80 años, el pueblo desencadenó sus ansias de libertad y de justicia y, al igual que en otras ciudades y pueblos, encarnó su poder soberano y proclamó la República.
Ocho décadas después hay muchas más similitudes de las que parecen entre la situación que tenían los hombres y mujeres de entonces y la que vivimos ahora.
También entonces el capitalismo había generado una gravísima crisis económica y, como hoy, millones de trabajadoras y trabajadores desempleados, sobre todo los más jóvenes, carecían de futuro.
Ahora como entonces los empresarios, banqueros y terratenientes con el rey Borbón a la cabeza, los que en medio de la crisis tienen más beneficios que nunca, junto al gobierno que les representa, no dejan de descargar sobre la espalda de la clase obrera recorte tras recorte de derechos sociales y laborales y de servicios públicos.
También hoy una Iglesia corrupta, comprometida hasta la médula con los sectores más retrógrados, llena sus arcas con fondos públicos y utiliza la financiación que recibe y que sale de nuestros impuestos para asegurarse el tesoro más preciado: domesticar las mentes de la infancia y la juventud.
Ahora también, con un Borbón como Jefe de las Fuerzas Armadas, el Ejército español actúa al servicio de la rapiña de las grandes empresas atacando a los países cuyos gobernantes no se les someten lo suficiente.
Hoy, para mayor escarnio, el ataque lo dirige un gobierno PSOE, con siglas de izquierda y que ganó unas elecciones al grito de “No a la guerra”. En estos días, el imperialismo europeo y estadounidense ha decidido profundizar abiertamente en la guerra y el saqueo de los pueblos árabes. El Estado español, parte integrante de la OTAN, brazo armado del capitalismo occidental, es partícipe del genocidio que el imperialismo está llevando a cabo en Iraq, Afganistán, Palestina o, recientemente, en Libia.
Los pueblos del Estado español, que recibieron la más bella muestra de solidaridad internacionalista en defensa de su República, no pueden dejar de condenar la agresión imperialista y mostrar su solidaridad con el pueblo libio y por su soberanía.
La Transición, una jugada de trileros
Treinta y cinco años después de lo que llamaron “Transición modélica” nos encontramos que, como en una jugada de trileros, se cambiaron algunas fichas de sitio para que siempre perdieran los mismos. Se cambió algo para que no cambiara nada.
Nos dijeron los que en nombre de la clase obrera y de los pueblos firmaron los Pactos de la Moncloa que “no se podía hacer otra cosa” y el resultado es que nos colocaron a un rey designado por Franco, como máximo valedor de las oligarquías corruptas y retrógradas. Frente al potente movimiento obrero y popular que luchó contra la Dictadura, nos encontramos hoy con una izquierda casi desaparecida y unas cúpulas de los sindicatos mayoritarios que han olvidado los intereses que representan.
Hablaron de “reconciliación” para amnistiar los crímenes de la Dictadura, sin que hasta la fecha la vergonzosa Ley de Memoria Histórica haya anulado ni una sentencia dictada por los tribunales fascistas, ni siquiera las del 27 de septiembre de 1975, las de Miguel Hernández, Julián Grimau o los anarquistas Granados y Delgado.
Nos contaron que habría libertad y hoy más que nunca se reprime al movimiento obrero que resiste y a jóvenes estudiantes, antifascistas o independentistas. El mismo Estado que es condenado por tribunales internacionales por la aplicación generalizada de la tortura pretende seguir manteniendo sin derechos civiles y políticos a cientos de miles de vascos y vascas y con cualquier organización que cuestione el orden establecido.
¿Hasta cuándo vamos a seguir con los brazos cruzados mirando lo que sucede? Es necesario decir ¡Basta ya!
El gravísimo retroceso en derechos sociales y laborales decidido por el gobierno PSOE, y que el PP se dispone a continuar, tiene lugar mientras la patronal de la banca y las grandes empresas se reparten mayores beneficios que nunca - ¡50.000 millones de euros el último año! - en gran parte procedentes de fondos públicos. La corrupción política penetra en todas las administraciones y aparatos del Estado, empezando por la Casa Real.
El denominado “pacto social” es una de las mayores expresiones de la podredumbre política y hasta moral de la monarquía constitucional. El “pacto social” es la agresión institucionalizada sobre el conjunto del pueblo, la coartada para el expolio de los derechos históricos de los trabajadores. El “pacto social” es, en definitiva, la estrategia de sometimiento a los intereses de la oligarquía empresarial.
Las organizaciones republicanas que convocamos esta manifestación creemos que estos hechos ponen de manifiesto el verdadero carácter del régimen surgido de la Transición, que dejó intacta la esencia de la Dictadura franquista y que dejó a la clase obrera y a los pueblos sin referente y sin proyecto político.
Desde hace más de treinta años nos han engañado diciendo que la Constitución de 1978 amparaba derechos económicos y sociales como el derecho al trabajo, a la vivienda, a pensiones dignas, a la sanidad y educación públicas y de calidad, y tantos otros, que son – evidentemente – papel mojado.
Los “derechos democráticos” siguen el mismo camino. Están siendo pisoteados porque la represión es su única respuesta ante lo que más les preocupa: que la clase obrera y los pueblos se organicen y luchen.
Eso es precisamente lo que proponemos. El pacto social no lleva más que al debilitamiento progresivo de las trabajadoras y trabajadores y a retrocesos sin fin de sus derechos frente a un capital insaciable y a un gobierno a él supeditado."

El 80 aniversario del 14 de abril de 1931 nos recuerda que la República la engendró el pueblo, que ella es el marco más democrático posible y que es el que proporciona las mejores condiciones para la emancipación de la clase obrera y de los pueblos. Por ello debe formar parte esencial de sus reivindicaciones y de sus luchas.


¡Salud y futuro!

http://www.publico.es/espana/369185/me-gusta-la-republica

sábado, 2 de abril de 2011

Los amargos dulces de Nueva Rumasa

He recogido una historia que me ha impactado, de las muchas que circulan en los periodicos sobre la familia Ruiz Mateos, yo vivi en los ochenta la situación de  aquella Rumasa que  expropiada por el gobierno socialista y su  bestia negra  personificada en Boyer; constaté, con estupor, que se ganaba  el favor de algunos medios y sobre todo del pueblo, llegando a crear hasta uin partido politico.
Uno no se esperaría que de nuevo volviera a construir su Imperio con las mismas formas fraudulentas, a "su estilo", a la manera piramidal que en  algunos paises está penada y es claramente  delictiva  y  una estafa, recordando justamente lo que hace más cuarenta o cincuenta años hizo a su manera , en aquella época de Franco donde los negocios se hacían en cacerias y en lugares nada recomendables o a través de sobornos.
Que vosotros queridos e inteligentes amigos juzgueis  lo aqui escrito y lo que vais a ver :
El artículo se denomina:
"El postre más amargo"
La historia de Dhul se contradice, se empotra con lo que puede ser su final, provocado por una familia que adora unos falsos valores, totalmente distintos al matrimonio que fundó la empresa
En 1967, un matrimonio con visión de futuro creó una empresa nacida de una pequeña granja. Debido a una enorme producción ovícola, decidieron aprovechar los excedentes para fabricar postres, contactando con vaquerías de la zona para la adquisición de materias primas que permitieran la fabricación de lo que, años más tarde se convertiría en un claro referente en las mesas y despensas españolas. Dhul (acrónimo de De HUevo y Leche) prosperó en la dirección correcta, proporcionando beneficios suficientes como para expandir la empresa y asegurar puestos de trabajo que hicieron de la marca un modelo a seguir.

Los dueños de la granja y posteriormente empresarios eran Ignacio Fernández Sanz y María Angustias Amador. Ella decidió vender los postres que hacía a su antiguo colegio, y poco tiempo más tarde el excelente sabor de sus postres se extendió a otros centros educativos de la provincia. Ese fue el arranque de la compañía que, debido a su volumen de facturación y su presencia en toda España y varios países de Iberoamérica y la Unión Europea, captó la atención de un holding de empresas, ahora conocidas como Nueva Rumasa. Cuando se produjo la venta, la familia propietaria sólo tenía una exigencia: el respeto a los puestos de trabajo creados, el mantenimiento de los mismos y el cuidado de la imagen de una empresa que tenía un origen humilde, familiar y con el acento puesto en el cariño con el que se hacían sus postres.


Han pasado los años, y los propietarios de la marca han olvidado incluso sus propios orígenes, han tropezado por segunda vez en la misma piedra y ahora, el blanco de sus iras no es Miguel Boyer, sino Emilio Botín. Desesperados por su propia ineficacia, solicitaron al Banco de Santander árnica, hacer la vista gorda, darles más tiempo. Todo para evitar entrar en mora con el banco, algo que como sabe todo el mundo ya es más que noticia, y con las consecuencias también conocidas por la opinión pública. Los granadinos nos sentimos algo más que estafados. Como si nos hubieran robado las joyas de nuestros antepasados, las reliquias de escaso valor económico pero de enorme valor sentimental. Así es como debe sentirse el hijo de aquella familia con visión, estrategia y buen hacer. Es el actual alcalde de Otura, que cargó hace días contra la familia Ruiz Mateos por haber consentido y permitido la situación actual. Por haber antepuesto sus intereses particulares a los generales, a los de los trabajadores. Ahora, la factoría se encuentra en una situación tan difícil que, probablemente, los currantes de Dhul se vean obligados a engrosar las listas del paro, o a acogerse a jubilaciones anticipadas. Todo menos a continuar el trabajo en una empresa que fabricaba postres a colegios y sabía que dos y dos son cuatro, pero nunca veintisiete.


No me extraña (e incluso me solidarizo) el cabreo monumental del edil otureño. Han pisoteado el esfuerzo, la dedicación y la entrega de sus padres. Probablemente no tenían visión empresarial cuando vivían de los frutos de su granja. Es más que probable también que no pensaban en vivir como ricachones cuando floreció su empresa. Sabían perfectamente que el uso razonable de los recursos a su alcance proporcionaría riqueza a todos, a la zona, a la comunidad, al país... exactamente lo contrario que la familia Ruiz Mateos, dedicada a las adoraciones marianas y encomendada a la caridad ajena, cuando han sido ellos precisamente los que no han tenido miramientos para seguir huyendo hacia adelante ocultando la dolorosa verdad, la obscena farsa de datos y mentiras. Todo se hunde a su alrededor. Quizás sea el momento de montar otra granja, a ver si los huevos que ponen las gallinas nos permiten recuperar la ilusión que se ha perdido por una marca mancillada por una secta de gañanes que no ven más que conspiraciones a su alrededor, cuando realmente son ellos los que conspiran para salir indemnes tras la herejía cometida.


Jesús Cascón es director de Bejarnoticias.com y subdirector de Granadinos.com 

Ahora os dejo el enlace para ver  los videos de Antena tres, una cadena que no es proclive en demasía a las izquierdas y sobre todo a los Gobiernos de idem, a los que suele dar en sus programas una de cal y otra de arena , os servirá para complementar a esta nueva casta de neoliberales que son los de siempre, los mismos perros solo que con unos collares un poco más lujosos y algo  diferentes:

Pintoresco, histriónico, nada de victima del socialismo (ahora lo es de Botín), MAL EMPRESARIO evidente, ha jugado con vidas y haciendas y parece que sigue haciendolo, hasta con su propia familia.