jueves, 25 de agosto de 2011

Contubernios de mesa camilla

En mis tiempos mozos la mesa camilla era sinónimo de confort familiar, sinónimo de seguridad y de intimidad, tenía su punto entrañable.
A lo que me refiero ahora, es en realidad algo salaz, algo “casposo” y desde luego con un tufillo  oculto y conspiranoico.
Nos vamos enterando de las medidas que se van a tomar casi “manu militari” ,exigiendo el voto a favor para sus propuestas, exigiendo disciplina de partido ,que ya sabemos lo que significa, en lo referente a lo económico y financiero por parte del Presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero que al parecer se está empeñando en macerar,  cortar en rodajas y servir en bandeja de plata a  la oposición, famélica de poder, la posibilidad y los últimos resquicios de éxito del socialismo como opción de gobierno  y también como ideología.
Zapatero ya no es el líder del Partido, ni tampoco es el candidato del PSOE en las próximas elecciones  generales del 20N; y la verdad pienso que le ha dado una bofetada , una coz  a Rubalcaba en toda la línea de flotación de su campaña electoral y su proyecto, no sé como vamos a salir de ésta nueva impostura de alguien que se llama socialista y que por el contrario ha vaciado de contenidos y ha enfrentado cuando no ha defenestrado en silencio y pasito a pasito a quienes podían hacer sombra con su  disensión o su valía personal y profesional y lo mismo a los “veteranos” que podrían haber echado no una mano sino todo su ser en llevar a cabo un proyecto socialista serio.
Me carga y lo digo con todo el dolor de mi corazón, esta actitud paternalista de no contar nada ni a los ciudadanos ni a los militantes del propio Partido, esto no es un club, es un Partido político centenario y con una historia dura jalonada de sacrificios y de éxitos de los que hoy  se ufanan y disfrutan miles o millones de trabajadores y ciudadanos españoles en forma de derechos.
¿Les parecemos débiles mentales? ¿Nos quieren proteger? ¿De qué impactos?, ¿de que situaciones? 
Creo que nos subestiman o sencillamente que no quieren que participemos de las conversaciones y  toma de decisiones porque saben que no vamos a estar de acuerdo, especialmente los que vivimos, conocemos y tenemos vivencia total del socialismo.
Estas últimas medidas  de reforma de la Constitución a toda prisa, en connivencia total y mediática con Rajoy y el PP, acerca de marcar el techo de gasto máximo por Ley fundamental tal como exigen los líderes de la derecha europea Merkel y Sarkozy (que no olvidemos  está en campaña electoral desde hace unos cuantos días, y sus gestos y palabras están medidas y bien dirigidas al electorado).
Cuando  esto pasa, me malicio lo peor, porque ¿desde cuándo y cómo estamos a partir un piñón  y al parecer sin fisuras, con la oposición más brutal y neoliberal que existe en estos tiempos democráticos? 
Lo que nos jugamos es mucho, es como poner un freno doble al crecimiento futuro del país y sobre todo es atar las manos de los futuros presidentes, que si son de la derecha ,pues no van a alterar nada y van a alterarse ellos, con privatizar servicios y hacer algún otro salto mortal como gesto tendrán bastante; pero si son de izquierdas van a estar amordazados y maniatados; si esta crisis económico financiera, y me temo muy mucho, ideológica ,dura  unos años más ; las personas más desfavorecidas por lo que está ocurriendo se van a ver en serios aprietos , colectivos de jubilados, discapacitados o dependientes, los más jóvenes ,funcionarios de escala media e incluso alta, pequeños y medianos empresarios van a sufrir los vaivenes y desequilibrios, injusticias sociales en suma y menoscabo en sus derechos adquiridos, porque no va a haber medios para todos.
¿Quién será entonces quien elija o dirima quien  puede percibir tal o cual ayuda o serle denegada? ¿qué baremos se van  a utilizar y cómo para que sean eficaces? Esto me parece OMINOSO, después de todo lo que se ha pasado para dotarnos de un estado de Derecho y bienestar, al que hemos contribuido con nuestras fuerzas ideas y dinero en forma de impuestos ya directos ya indirectos.
Parece ser que esta toma de acuerdo con Rajoy y el PP se ha hecho en silencio, “al estilo mesa camilla” solo que no creo que haya sido en un lugar insignificante, eso si, recóndito seguro, porque no nos hemos enterado hasta hoy como aquel que dice, no ha habido luz ni taquígrafos, ni gente de la prensa o de los medios: secretismo puro y duro, como en los mejores tiempos de la dictadura que todos los que la sufrimos queremos olvidar o al menos superar.
¿Dónde esta nuestro derecho de exigir explicaciones, si no conocemos lo que se trama a nuestras espaldas, cómo nos afecta y afectará?
Voy a pensar que no tenemos libertad, que somos como ciudadanos títere, algo que no podemos consentir, se nos convoca una vez cada cuatro años para que metamos el voto en la urna y ¿ya está? 
Creo que no, estoy firmemente convencida de que no, es verdad que delegamos en nuestros representantes públicos por aquello de que mas de cuarenta millones de españoles no pueden sentarse en las Cortes, porque eso no seria factible ni práctico ;pero por la misma razón que delegamos podemos y debemos EXIGIR EXPLICACIONES , no estamos acostumbrados ni se nos ha enseñado a hacerlo; en EEUU si que lo están, lo mismo pasa en Gran Bretaña, el político tiene la obligación de contestar a sus electores por  carta, correo electrónico e incluso a veces interpelación directa ¿por qué nosotros no?
Otro despropósito que se quiere llevar a cabo a golpe de decreto es la concatenación por más meses de los contratos temporales y la ampliación hasta los treinta años para contratar en prácticas…
¡Que haya trabajo, que la gente trabaje! aunque sea con los derechos menoscabados, aunque sea temporalidad pura y dura al albur de un patrón al que se le supone la bonhomía, con sueldos ridículos, aunque todo sea precario y se consolide más diferencia entre los que más tienen y los que solo tienen sus dos manos, su inteligencia y formación y la necesidad de trabajar.
Otra vez a vueltas con la lucha de clases, que se suponía superada; vamos hacia atrás y no hacia delante.
Se ponen parches, pero no se ataca el problema en la estructura, tenemos mentes y personas de gran valía como economistas politólogos, sociólogos e ideólogos que nos podrían sacar del apuro con seriedad; pero no, aunque  sean de izquierdas, este Gobierno, que nos dimos, ha decidido que no y que no.
Le esta haciendo el trabajo mas sucio a la derecha vaga, liberal y ramplona, aunque muy “fashion”, que nos está tocando sufrir; al menos antes los representantes de la antigua Alianza Popular tenían capacidad de pensar y de responder con cierta coherencia sus pensamientos y propuestas, estos de ahora a pesar de los estudios de postgrado y capacitación que el dinero puede pagar y comprar, de los estudios en el extranjero en carísimas Universidades privadas , no pasan de ser una panda de vocingleros , a mi me da esa sensación, de la misma manera que en nuestras filas y lo digo con harta  tristeza hay diputados mudos ,fantasmas o que tienen humo en la cabeza y con esas luces hablan y nos representan , cosas de la vida…¡qué humorada mas negra!
Lo vamos a tener difícil, presentándonos como Partido de izquierdas, estando en la memoria colectiva reciente todo lo que la derecha más derecha hubiese hecho si se le hubiese dado el poder de gobernar; solo que lo ha hecho un gobierno “socialista” y con eso se quedan, con el titular y con los “desperfectos” que sufren en sus carnes.
 Ya estamos viendo la  “excelente gestión” en las CCAA donde el PP ahora tiene ese mando en plaza, el paro no para de crecer, el estado de bienestar esta llegando a ser de “malestar”, se suben el sueldo, privatizan esto y aquello, quieren obligar al copago o devolver transferencias al Gobierno central etc.
De pena, de auténtica pena.
No me extraña que los Sindicatos estén  mas que revueltos, tampoco me extraña que los ciudadanos del 15 M y de Democracia Real Ya, a los que apoyo en la medida de mis convicciones y fuerzas, vuelvan a salir a las plazas con sus reivindicaciones justas  y cabales, lo que todos pensamos.
Tampoco me extraña nada que la derecha, este PP enmohecido, pagado de si, pero ahora magnánimo por tender la mano a este Presidente del Gobierno; se frote las manos viéndose en la Moncloa, manejando España y a los españoles tal y como ellos quieran  (aunque no tienen proyecto, al menos uno que conozcamos y que sea válido y para tod@s)
Para este viaje no eran necesarias las alforjas, como dice el viejo refrán.
No soy pesimista, jamás lo he sido, solo que ahora con los años me he vuelto más realista, más radical y más crítica; no me gusta  tener el carnet de un partido que solo me deja ser “clá”, o trabajadora de a pie a tiempo completo en tiempos de elecciones; que no me deja debatir, ni disentir o expresarme o que si lo hago me margina o me tacha de “traidora” o  me chantajea.
No voy a callarme.
Seguro que los próximos días tendremos “sorpresas”





No es de recibo el cariz que están tomando las cosas y el rumbo que tomarán, se le está dando la puntilla a un socialismo moderno con muchas posibilidades para los pueblos  y los ciudadanos y lo peor de todo es que no sé¿ para que? o ¿por qué?
Habrá que asistir a esos “contubernios” de mesa camilla, si nos dejan.