domingo, 19 de septiembre de 2010

EL BEDUINO QUE TRANSITA LOS PÁRAMOS DEL UNIVERSO EN PLENA LIBERTAD



Querido Maestro, has sido muchísimas cosas en esta tu vida; que arrancó en 1935; ya ha llovido y explotado cierzo desde entonces ; tuviste luces y sombras, días de rosas, pocos, y de vino, si, del bueno, si podía ser…Trabajaste como una hormiga, yo te recuerdo con la guitarra al hombro en los veranos festeros del Teruel socarrado por el sol, de los pueblos pequeños, donde montabais el tinglado con la Bullonera y con Joaquín Carbonell para hacer CULTURA y entretener a los escasos parroquianos que allá por los setenta acudían al pueblo desde la emigración cercana y lejana, era la vuelta a casa, el festejo patronal, que resultaba diferente y atractivo porque estabais vosotros; hablando al personal en el idioma de la tierra, el idioma claro, a veces brutal, típico del aragonés que se ha batido el cobre en el campo , en la mina ; se os entendía perfectamente no como ahora que todo es eufemismo, todo es media tinta y todo es un lío del que no saben salir ni siquiera los que lo embrollan todo.
Usabais lenguaje de guerrilla como comentó Javier Valenzuela el otro día en la Universidad de Verano de Teruel; a ti no te iban a callar, sé que fuiste a Madrid precisamente a defender, primero Aragón y luego tus ideas de progreso e izquierda, sin reblar, con rasmia, como cuando mandaste a cierto lugar a los diputados corifeos del PP que te estaban dando la murga.
"Soy un cascarrabias irónico" comentabas, cierto, yo te comprendo, no se puede pasar por la vida intentando transformar o cambiar las cosas, ayudando al progreso obviando el estancamiento con cara afable y sonrisa de oreja o poniendo la otra mejilla, claro que no, había que ponerse serio, en todos los sentidos; tus discursos no tenían nada de aburridos, lástima que siempre te tocaba turno de palabra de los últimos, por estar en el Grupo Mixto.

Pero te recuerdo más, como abanderado de la libertad de expresión, algo que nos faltaba en la Dictadura , EN REALIDAD NOS FALTABA TODA, al parecer,aún nos sigue faltando, sobe todo en los Partidos Políticos a los que puede el maldito Aparato oficial, que es una especie de “dictablanda”; amordazar o excluir, asustar o amenazar se les da bien algunos que ven peligrar sus pesebres o sus planes de futuro que de todo hay.

Saramago se fue, fíjate, precisamente el día de mi cumpleaños y no pude, por estar como tu bien dices, en tu último libro,“REGULAR, GRACIAS A DIOS” como tantos otros compañeros y camaradas de quimio o bioquimio ,que de todo hay y habrá, aunque algun@s vamos saliendo ,resistiendo y venciendo, porque luchar es lo único que nos queda… Yo tengo que ver un Aragón mejor, más transparente en todo, con políticos que sean de verdad y no ladrones de guante blanco o mentirosos compulsivos, por no decir profesionales del disimulo y de la componenda, tengo que ver un Aragón más justo socialmente, con oportunidades para esos 90.000 parados que tenemos y que según parece no tenemos modo de recolocar, quiero una tierra más cuidada, a la que no se explote o envenene, quiero ver gentes de esta tierra que es mía , aunque soy “forastera” contentos y sanamente orgullosos de ver como prosperan , como viven.

Saramago, te decía, se fue enfadado, enfadado consigo mismo y enfadado con el sistema mundial, según él había perdido la oportunidad de llevar a cabo la tarea que tenía encomendada y para la que nació, la de transformar su medio, el mundo con los medios a su alcance, el pensamiento, la acción y los ideales de la izquierda; fue duro consigo mismo, muy duro, si, y también le entiendo y comparto la frustración, la sensación de no haber hecho todo lo posible y más…
¿Qué se le puede pedir a un hombre o a una mujer individualmente?... demasiado se hace, basta que uno dé la cara para que te la partan pero siempre se levantaran convencidos idealistas, utópicos o como a veces nos llaman con todas las letras y no me importa escribirlas: GILIPOLLAS, IMBÉCILES y otras lindezas que dicen, eso si , prudentes lo son, a nuestras espaldas; no se debe estar siempre buscando el logro personal y el afianzar la carrera de uno, hay que tener amplitud de miras y UNIRSE por el bien común, esa es la fuerza, así surgieron los sindicatos Obreros, así surgieron los partidos de Izquierda, así se progresa; en el inmovilismo conservador, en el egoísmo, el miedo, las cadenas y la mordaza ¡JAMÁS!.

José Antonio, ahora eres más libre que ninguno de nosotros, ahora puedes transitar, andar por ese Universo,por sus senderos de estrella en estrella con la mochila cargada de todo lo que hiciste y nos dejaste en herencia para que repartamos: SEGUIR DANDO SENTIDO CON EL EJEMPLO Y CON LOS HECHOS A LA PALABRA LIBERTAD.
Es palabra que ensucian o que llevan y traen como meretriz por rastrojo algún que otro con los que has compartido asiento, eso si, sin mezclarte.

Me quedo con tu enseñanza, y con la fuerza de tus convicciones y de tu compromiso; con tu sorna y retranca, porque de otra manera uno puede reventar de tristeza, y no es conveniente.
Me dió este consejo un anciano republicano y luchador antifascista en Sarrión, “A LAS PENAS PUÑALADAS”, estoy tratando de aplicarlo, no sin esfuerzo, y como me gusta tu humor, creo que esta frase también te cuadra como anillo al dedo…

Voy a ser coherente por eso quiero compartir con todos este Himno de Aragón, extraoficial, si lo sé, pero para todos los que luchamos por el estatuto y por un Aragón libre y en progreso, nos es el verdadero, lo tenemos grabado a fuego en el corazón y en la garganta; aunque "la Autoridad" establecida, no sé quien se la dio la verdad sea dicha, se empeñe en lo contrario.



Habrá un día en que todos
al levantar la vista
veremos una tierra
que ponga LIBERTAD

Hermano, aquí mi mano
será tuya en mi frente
y tu gesto de siempre
caerá sin levantar
huracanes de miedo
ante la LIBERTAD

Haremos el camino
en un mismo trazado
uniendo nuestros hombros
para así levantar
a aquellos que cayeron
gritando LIBERTAD

Habrá un día en que todos
al levantar la vista
veremos una tierra
que ponga LIBERTAD

Sonarán las campanas
desde los campanarios
y los campos desiertos
volverán a granar
unas espigas altas
dispuestas para el pan

Para un pan que en los siglos
nunca fue repartido
entre todos aquellos
que hicieron lo posible
por empujar la historia
hacia la LIBERTAD.

Habrá un día en que todos
al levantar la vista
veremos una tierra
que ponga LIBERTAD

También será posible
que esa hermosa mañana
ni tú, ni yo, ni el otro
la lleguemos a ver,
pero habrá que empujarla
para que pueda ser.
Que sea como un viento
que arranque los matojos
surgiendo la verdad
y limpie los caminos
de siglos de destrozos
contra la LIBERTAD.

Habrá un día en que todos
al levantar la vista
veremos una tierra
que ponga LIBERTAD.

Esta es la lírica de la canción, y no es papel mojado.
Tú sigue haciendo camino, trazándolos.
Porque algún día nos volveremos a ver, ¡hasta entonces José Antonio!