viernes, 11 de julio de 2014

SEGUIR DE POBRES

Es un cuento el que me da el pie  para escribir ahora.
Os lo comparto, digitalizado y completo:
http://biblioteca2.uclm.es/biblioteca/CECLM/ARTREVISTAS/LaMancha/LM04_AldecoaSeguir.pdf
 Narración  de Ignacio Aldecoa, escrita en 1954, aquellos tiempos  de la década en que nací.
Han pasado los años, España , un país de la OCDE, rico al menos en apariencia, por pertenecer a ese llamado primer mundo, por tener asiento, voz y voto más o menos principal en los distintos núcleos de poder y las diferentes instituciones globales ha ingresado por obra y gracia de una crisis económica, una recesión a tiempos retrógrados en lo que a trabajo digno y dignificador,  un derecho, se refiere.
No me consuela que la crisis haya sido mundial, el pueblo en su mayoría no lo ha propiciado,pero paga las consecuencias.
Derechos perdidos, aunque pienso que no está todo abismado,perdido.
Los gobernantes son unos privilegiados que gobiernan para otros privilegiados de su clase, cuerda o casta, en pago de favores o lealtades;pero no  mirando por el pueblo que supuestamente los eligió.
La Ley de reforma Laboral del PP en España es una buena muestra de ello.
Dos millones de hogares con todos sus componentes en desempleo, cuatro de cada diez desempleados sin prestación.
Suma y sigue, porque son eso, estadística ,números, no seres humanos con su historia a cuestas y su desesperación.
Los trabajos ya no son indefinidos, casi nadie se jubila donde empezó a trabajar con lo que eso significa, se han abaratado los despidos, se precariza todo, hay ansiedad, los salarios se han reducido bastante, una hora de trabajo en España ha pasado de niveles  más o menos europeos a casi niveles de Indonesia, de Indonesia europea, pero Indonesia; se han saltado todos los controles: se exigen horas extras por parte de los empresarios sin remuneración, te cambian los horarios, pueden hacerte trabajar en una sección  y en desempeños distintos a los que  tenías.
O lo tomas o lo dejas.
Siempre la espada de Damocles del despido, ahora está muy fácil, mucho más fácil y más barato ,además los ciudadanos estamos subvencionando muchas de las iniciativas del Gobierno que no solucionan nada, solo lo empeoran a pesar de sus palabras y discursos que dificilmente se pueden comprar o repetir sin sentir una irritación suprema.
Triunfalismo y populismo barato , aunque por costumbre llaman populista o terrorista a quien no acata, se expresa y se revuelve ,indignado.
Los ministros mienten, y lo hacen, según ,una palabra que estuvo en sus argumentarios, "moderadamente".
Se han congelado salarios públicos y pensiones, la penuria avanza, lo siento por la Marca España,pero es la realidad que palpamos.
Hay desahucios, te roban la vida , mientras que  la brecha entre los que detentan la mayor parte de la riqueza, del dinero han aumentado sus beneficios y crecen ellos también como crecen sus formas de evadir fiscalmente y de no ser buenos patriotas, aunque lleven pulseras con banderitas y se les llene la boca de decirlo.
¿Quien puede trabajar  dignamente y vivir de la misma manera con un trabajo en España?, la ciudadanía que no son altos cargos ni altos ejecutivos  o miembros del IBEX, lo tienen complicado.
Con un trabajo precario o no por su temporalidad ,debido al bajo salario y a la presión de los patronos es imposible, hay españoles que con trabajo son pobres, necesitan acudir a ayudas de ONGs y fundaciones para solucionar sus carencias y las de sus hijos.
Y los que no tienen , me pongo en sus zapatos.
Marca España, la caridad, no la justicia social ni la igualdad...La beneficencia es para un corto tiempo, no para perpetuar la brecha de los desiguales, para marginar.
Habrá que pensar en un futuro negro, o cuanto menos angustioso... empezaremos a pagar por trabajar.
Lo último, el plan de Garantía Juvenil:  el trabajo temporal y en practicas de determinados jóvenes, los empresarios aprovecharán para reactivar las plantillas: echarán a los progenitores para dar paso a la nueva mano de obra de los hijos, a precio de saldo.
Subvencionado por todos nosotros y por fondos de Europa, ellos también son ciudadanos, aquejados por las mismas penurias , o quizá un poco menos, no es cuestión de comparar sino de constatar.
La población que no se resigna trata de marcharse del país a buscar otros horizontes, lo más seguro es que lo mejor de cada casa se marche y no regrese,... en el Gobierno del PP dicen que es movilidad y deseo de aventura, unas vacaciones.
Para llorar.
La emigración es un drama , España lo sabe y lo conoce porque las cicatrices de años no muy lejanos ahí están , escuecen cuando muda el tiempo.
Leyendo a Aldecoa, uno  nota la transposición de aquellos jornaleros del campo, a los modernos jornaleros urbanos,percibe la rabia del indignado, que engorda a su patrón ( y no es envidia de clase  como estiman los neoliberales) viendo como enflaquece su vida junto con  la vida de su familia, de sus hijos, incluso hasta la consunción y la muerte.
"Nada tan vil como ser altivo con el humilde" (Séneca) pero no nos piensan,somos un medio para un fin; hay otras prioridades.
¿No es lo mismo que vivimos en nuestro medio? Nadie nos tiene que contar, lo padecemos,lo sufrimos, lo conocemos.
Con el conocimiento no nos basta, hay que aplicar  soluciones, en una Democracia, mejorable, pero democracia como la nuestra, debemos involucrarnos más, aunque no tenemos educación ni costumbre política porque la Dictadura y la Transición, los miedos nos han encadenado a la inacción y a la falta de costumbre, es tiempo de sacudir cadenas.
Trabajar para ricos
Seguir de pobres.
No basta, palabra de  Goethe, desear,  hay que hacer.





2 comentarios:

  1. Ese es el plan de estos gobernantes que nos desgobiernan, hacernos volver en lo económico y lo social a la década de los cincuenta donde yo también nací.Recuerdo mi infancia rodeado de miseria, de pobreza, de frío en invierno, de "por favor señor, necesito trabajar",...y esa parece ser la meta final de esta Europa que nos gobierna.

    Excelente entrada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo Joaquín ,gracias de verdad por tu comentario.
    Todo lo que veo y nos rodea me hace sangrar el corazón, siento que debemos no solo desenmascarar a la tirania del desgobierno sino hacer.
    Somos seres "sentipensantes" y una cosa nos debe llevar a la otra.
    Escribir es una catarsis para mi; Tolstoi decía y me aplica que "Escribir es fácil, lo verdaderamente difícil es no escribir. Más en estas situaciones en que vivimos y sufrimos.
    Un abrazo fraternal.
    ¡Salud!

    ResponderEliminar