domingo, 23 de enero de 2011

COSAS DE LA EDAD

 
Todas las poblaciones  tienen edad y soportan los consabidos achaques que trae  la provecta; para evitar al igual que los seres humanos que los pueblan ,perecer sin dejar más que el polvo del camino.
“Sic transit gloria Mundi” (“Así pasa  la gloria del mundo”, tan fugaz que casi ni se da cuenta uno o al menos quisera darse cuenta ).
En Teruel sabemos mucho de eso, sabemos de promesas incumplidas , demoras “ ab illo tempore”, cuando no “gato por liebre” y hemos sentido el mordisco del tiempo que se nos ha ido comiendo a pedazos sobre todo en los pueblos  tan dispersos de esta provincia tan “Cenicienta”y en las masadas (masías) de acá y de acullá; primero como no hay niños se te llevan la escuela, luego desaparece el consultorio del médico, casi a la par el cura párroco tiene que multiplicarse  en sus tareas espirituales entre diferentes pueblos integrados en una unidad pastoral  que no baja de seis o siete pueblos ;imaginaos como va  en su  quehacer después de varias misas echándose al coleto tanta sangre de Cristo como misas ha oficiado, algunos  que también tiene  ya una  de edad son muy “amigos” de la Benémerita que ya incluso, y para colmo de desolación, escasea en sus rondas por estos parajes.
¡Qué tristeza!
Sabemos que existimos, pero ¿y los demás?
Todas las iniciativas para llenar los huecos que arrebatan a los jóvenes, a los niños, a una vida bulliciosa aunque tranquila  de nuestro mundo rural parecen válidas para evitar su muerte, engañar al Padre Cronos y que no se dé un festín con sus dientes mellados con las migajas que quedan en pie, tan exiguas.
Hoy no voy a hablar de este Teruel de mis cuitas, no,  tenemos vecinos al Sur que están casi casi como nosotros en el  siniestro listado de los  destinados a extinguirse…
Leyendo de aquí y de allí me te topado  con una noticia llamativa, de un simpático pueblo de Cuenca, seguro que a alguno de vosotros os suena: Olmeda de la Cuesta.
Allí el Ayuntamiento ha decidido arremangarse ¡que si no! Y coger al toro de la despoblación por los cuernos, les va la vida en ello; van a regalar o al menos  a sacar a subasta de baratillo solares para atraer población.
Es que  en Olmeda llevan más de cuarenta años, se dice pronto (¿verdad Franco?) sin que nazca un pequeño que altere la monotonía de los días y que al menos lleve algo de ilusión a la respetable cifra de abuelos potenciales  que existe en la zona.
Cito la noticia íntegra  de la fuente de dónde la he tomado la Agencia EFE, ciertamente no tiene desperdicio y nos hará reflexionar en medio de las vorágines donde nos encontremos (seguro que  casi todos estamos en la misma vorágine que nos tiene hartos, mareados y a punto de tirar la toalla o de vomitar):
“El alcalde de este pequeño municipio conquense, situado a 55 kilómetros de la capital y a 160 de Madrid, José Luis Regacho, quien ha indicado que el objetivo es que el pueblo no desaparezca y 'siga existiendo dentro de diez años'.
Actualmente solo viven a diario unas quince personas, aunque hay censadas 32, dieciocho mujeres y catorce hombres, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que reflejan que esta localidad alcarreña empezó a perder población a partir de 1970. Por ello, el consistorio se ha comprometido a limpiar los terrenos con viviendas abandonadas cedidas por antiguos propietarios que ya no residen en la localidad para después sacarlos a subasta por el mismo precio que cuesta el derribo de las casas. Ofrecen solares de unos 150 metros por unos 2.000 euros y ya hay algunas personas interesadas, ha explicado Regacho, quien ha augurado que a finales de esta legislatura podrán tener adjudicados una decena.
El regidor ha reconocido que en su pueblo no hay oportunidades laborales porque en la comarca solamente existen pequeños cultivos de cereal o aceituna, por lo que, de momento, la única apuesta es atraer a los jóvenes los fines de semana y durante las vacaciones. En esas fechas la población se multiplica por veinte, como este fin de semana que celebran a San Sebastián, su patrón, que ha permitido reunir a entre 400 y 500 personas. Sin embargo, los lugareños están 'encantados' con su modo de vida en el que pasan el tiempo 'cogiendo aceituna', 'en las labores', en la 'estufa' o 'viendo la televisión', explican a Efe Anastasio, Victoriano, Balbina, Natalio o Piedad que entre todos suman más de cuatro siglos.
El más anciano es Gregorio, de 89 años, quien recuerda con añoranza cómo hace cuarenta años muchos se fueron a estudiar o a trabajar a Madrid y ahora los que quedan se dedican como él a las labores del campo 'mientras la salud se lo permita'. Sus vecinos enseñan con orgullo el edificio municipal de usos múltiples de más de 330 metros cuadrados con el que cuentan desde hace un año y que sirve de centro social y cultural.
El hecho de ser el municipio más envejecido del país les ha hecho 'algo famosos', cuentan, mientras recuerdan que han pasado muchos años desde que se celebró en la localidad 'una boda, un bautizo o una comunión'. Olmeda de la Cuesta tenía en 1991 un total de 54 personas censadas, las mismas que en 1996, mientras que en 2001 descendió hasta los 39, 42 eran en 2004 y 39 en 2006, según los datos del INE. En 1842 había 120 hogares que se redujeron a 121 en 1900 y a 61 en 1970.
En conjunto, la provincia de Cuenca ha perdido en 2010 un total de 619 habitantes, hasta los 213.852, según las mismas fuentes. Olmeda de la Cuesta es el municipio más envejecido de España, con un 81,3% de personas mayores de 65 años, según recoge el cuaderno 'La población en España:1900-2009' elaborado por la Fundación BBVA y el Ivie.”
A mi me parece muy bien  que un Alcalde piense y que piense bien, con sentido común  y sobre todo en su gente y no en otras cuestiones más frívolas o vanidosas, parece que es una pequeña tirita en las muchas heridas que desangran  nuestro solar patrio, que ¡qué cosas! encima se parece a una piel de toro puesta a curtir; más triste aún es que se nos acaban las tiritas y los apósitos y no hay posibles para comprar todos los que se necesitan…
Y yo me pregunto ¿qué dedo nos vamos a dejar cortar que no nos duela?...
Le dejo esta pregunta a nuestros “servidores públicos” que da igual que sean de aquí o de allá, enfrascados en sus disputas personales y de partido, gastándose los dineros  que no tenemos en comidas, festejos, inauguraciones y en autobombo y mientras tanto España y los españoles con fiebre además de sangría…
No quiero decir más, estoy cansada, me enferma lo que veo, pero he querido contenerme para no concitar las iras del "poderoso" más de lo que ya las he traído sobre mi cabeza y las de los míos; aquí en Teruel un amante se murió de amor no correspondido, también se puede morir de tristeza y desilusión, esperemos que no sea el caso, ni de Olmeda ni de tantísimos pueblos de nuestra geografía.
“Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
como se viene la muerte
tan callando”
                      Jorge Manrique
Pues eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario