jueves, 2 de julio de 2009

Política 3.0 / 2.0 y Blogosfera Política


Esta nueva política se define por la globalización, la estructura de redes e Internet, presentes en los últimos fenómenos globales, de la economía al terrorismo.
La estructura de la Política 3.0 gira alrededor de la democratización y la globalización: de la información, las ideas, el dinero, el trabajo y el terror.
El sistema operativo público de la globalización es la Política 3.0, bien diferente del descreimiento, la satisfacción hedonista y el espléndido aislamiento de los años 90.
La globalización necesita un sistema operativo para ser usado por los ciudadanos: Política 3.0.

El porcentaje de diputados ‘blogueros’ en el Congreso ha aumentado un 25 por ciento, ya que en los últimos días una quincena de parlamentarios se han sumado a la moda de crear su propio espacio en Internet. Así, el número de diputados con ‘blog’ ha pasado de los 44 a los 59, que suponen un 16 por ciento de los 350 escaños del hemiciclo.
De los quince parlamentarios que han añadido un acceso directo a su ‘blog’ a través de la página ‘web’ del Congreso hay diez socialistas: Ana María Chacón, Vicente Guillén Cuervo, Miguel Ángel Heredia, Ramón Jaúregui, César Luena, José Vicente Muñoz, Manuel Pérez Castells, Antonio Pérez Tapias, Rafael Simancas y Elena Valenciano. El resto son los diputados ‘populares’ José Ignacio Llorens, Antonio Erias, Antonio Gallego Burgos y Joaquín García Díez.
Esto en el primera legislatura de Rodriguez Zapatero.

Este sistema operativo tiene superusuarios, expertos capaces de usar las nuevas tecnologías para comunicar y actuar
El primer desafío del nuevo sistema es no convertir la brecha digital en un abismo ciudadano. Por eso los políticos hará bien en poner a la sociedad del conocimiento en sus prioridades.
Así como las empresas han ido aprendiendo a utilizar los medios de comunicación para la buena gestión y reputación de su marca, los gobiernos deben hacer lo mismo si quieren que su mensaje llegue bien a los ciudadanos.
El concepto de “gobierno para el pueblo” puede ser perfectamente cambiado a “del gobierno con la gente” según Mark Drapeau. Así al menos lo describe en su columna, la cual enfatiza la importancia de renovar las estrategias comunicacionales de los organismos estatales para construir una marca capaz de dar credibilidad y transparencia a la gente.
Algo así como transformar el gobierno convencional a uno de tipo 2.0 para que tenga una sintonía aún mayor con quienes votan a sus autoridades.
Además, dice que las herramientas sociales pueden potenciar a las personas a conectarse con su público en un nivel más personal a través de lo que se ha denominado “conciencia ambiental” o ambiente de intimidad.
Si bien los gobiernos se ven enfrentados a constantes desafíos, sin duda que al utilizar estas herramientas, las ventajas continuarán siendo muy superiores. No olvidemos que detrás de cada comunicado de prensa, página web, redes sociales y cuenta, hay una persona que representa la marca de una organización.
Tomando como referencia lo que he leido en distintos blogs acerca de esto:
"Internet, el 11-S y los neoconservadores dinamitaron nuestro mundo anterior. Un nuevo escenario nació de la caída del Muro (1989) y el boom de la nueva economía. La felicidad de esos pocos años voló por los aires con el estallido puntocom y el 11-S.
El 11-M reventó la prosperidad de los años de Aznar y ha reenfocado la invasión de Irak, la burbuja inmobiliaria, la crispación de la vida pública y la mancha negra del Prestige.
Esos acontecimientos han llevado a primer plano la mentira. Las falsedades y la manipulación provocaron un vuelco electoral inesoperado. Los ciudadanos pedían el información y verdad. En su busca han votado.
La Política 3.0 devuelve lo público al terreno dde la moral. Lo hicieron los neocons desde su Proyecto para un Nuevo Siglo Americano y ahora resurge en Europa como corriente subyacente de la izquierda.
El nuevo sistema operativo se define por la participación y el debate en red, la movilización virtual, el glocalismo (sincretismo de internacionalismo solidario y nacionalismo socioeconómico) y el resurgimiento de una nueva ética civil.
Las opciones políticas se sitúan en un marco de dos ejes, más allá de la derecha y la izquierda. El primero separa a integracionistas y aislacionistas de la globalización. El segundo a los que quieren acomodar la globalización con un sostén social y los neoliberales, partidarios de que cada cual cuide de sí."
El Partido Socialista Obrero español y Rodriguez Zapatero lo han entendido asi , por eso se han creado diferentes plataformas que tienen fundamento en la Politica 3.0: Ciberactivistas, Activistas PSE,Blogosfera Progresista etc.

Es muy esclarecedora la lectura de estos articulos:
http://www.dialogica.com.ar/dialogica/2006/01/hacia-un-despegue-de-los-blogs.php
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=31164


Los blogs-politicos
De los 50 diputados con ‘blog’, 39 son socialistas (lo que supone un 66 por ciento); 12 ‘populares’ (24 por ciento); 5 son de CiU ( por ciento), y Coalición Canaria, Unión Progreso y Democracia e Iniciativa per Catalunya tienen uno cada uno (2 por ciento).
Solo 14 mujeres politicos con Blog
De las 14 diputadas que forman parte del universo ‘blogger’, también es el PSOE el que más mujeres aporta (11), seguido muy de lejos por el PP, CiU y UPyD, donde sólo Ana Pastor, Montserrat Surroca y Rosa Díez, respectivamente, poseen un espacio personal en la red de redes.
El incremento del número de parlamentarios socialistas a la lista de ‘blogueros’ puede responder a un cursillo que la diputada catalana Lourdes Muñoz, ingeniera informática, ha venido impartiendo en las últimas semanas a sus compañeros de partido para crear su propia página de Internet y poder volcar sus comentarios sobre los temas de actualidad.

Esta misma diputada también se encargó recientemente de elaborar un estudio, titulado ‘Política 2.0 blogs y política‘, que concluía que el perfil medio del diputado ‘bloguero’ corresponde al de un hombre, adscrito al Grupo Socialista y de circunscripción catalana.
Algunos utilizan sus blogs personales más allá de los periodos electorales. Son pocos, apenas una quinta parte de los diputados del Congreso tienen su particular diario digital (la mayoría del PSOE), pero su credibilidad en la web crece cuando los usuarios ven que su objetivo no es sólo el voto inmediato. Sin embargo, su repercusión es limitada.
En las últimas semanas las bitácoras de algunos de ellos han sido fuente de polémica y han saltado a los medios, pero no es lo habitual. Duran i Lleida comparaba esta misma semana en su blog a Obama con los políticos españoles, porque aquél habla de religión en sus discursos y los españoles reniegan de Dios. Iñigo Urkullu, después de tres días de una aparente unidad entre los políticos vascos tras la muerte de Eduardo Puelles, utilizó este medio para mostrar las fisuras que no se veían. El blog del alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha sido también protagonista involuntario del debate local, por tener una interactividad mínima y un coste excesivo, más de 300.000 euros.
Pero un repaso a las bitácoras de los políticos más conocidos y mediáticos deja entrever que sus textos generan poco debate. Y los ránking y datos que ofrecen empresas especializadas corroboran esta impresión. Technorati valora los blogs en función de los enlaces que reciben desde otras bitácoras o webs, es decir, que de algún modo pone de manifiesto la repercusión que tienen en la Red lo que los políticos escriben en sus blogs. El lehendakari socialista Patxi López es, de lejos, quien más interés genera. Harán falta unos meses para comprobar si este interés se debe simplemente a la novedad o si es porque realmente ha conseguido conectar con los internautas. Hasta 215 webs han realizado en los últimos seis meses un enlace a alguno de sus posts, lejos de las casi 23.000 del primero en esta clasificación. En cualquier caso, López es el único político que ha colado su blog entre los 50 más leídos (en el puesto 31), según el ránking de Wikio. Sólo un representante de IU en Madrid aparece en el Top100 de esta clasificación, en la posición 61.
Pero más allá de la autoridad que les confieren estas clasificaciones (Pepe Blanco es enlazado, según Technorati, desde 156 blogs y Jorge Moragas desde 22, por ejemplo) los propios comentarios que reciben en sus bitácoras reflejan el escaso interés de los ciudadanos o los internautas por interactuar con los políticos.
El diputado del PNV, Josu Erkoreka, confiesa que su blog recibe “alrededor de 1.000 consultas al día”, pero algunos de sus comentarios, como ocurre a otros políticos, no reciben comentarios. Cuando el tema parece interesante, incluso llega a tener 30 comentarios pero, como él mismo reconoce, “puede terminar siendo repetitivo porque en ocasiones los que escriben son siempre los mismos, aunque haya altas y bajas y gente que vuelve después de un tiempo”.
Es igual con otros políticos que actualizan su blog con frecuencia (Jorge Moragas, Gustavo de Arístegui, Ana Pastor, Leire Pajín, Jordi Sevilla, Rosa Díez o Iñaki Anasagasti son algunos de ellos). Cuatro, diez comentarios. 20, 30 cuando hay mucha suerte. Alguno ha vivido incluso su día de gloria y ha recibido más de 80, en ocasiones gracias a un internauta polémico. Los políticos tienen en sus blogs la oportunidad de contar lo que no sale en los medios, pero los ciudadanos no siempre responden con gran interés.
Particularmente dos socialistas (vascos) ponen música de fondo a sus blogs: el lehendakari Patxi López y el diputado Eduardo Madina. Entre posts sobre temas de actualidad y algún otro más personal, estos dos políticos aprovechan su bitácora para comentar las novedades musicales y sus grupos favoritos. López no duda incluso en hablar del festival de Bilbao, que empieza la próxima semana y al que, dice, intentará ir. Madina, como López, deja claro su gusto por el pop. Los Planetas, Ana D o The Cure son algunos de los grupos nombrados en los últimos meses. Su último post (ayer 2 de julio) estaba dedicado al 30 aniversario de Radio3. Por supuesto, ambos recordaron a Antonio Vega el día de su muerte.
Una gran mayoría utiliza el blog única y exclusivamente como herramienta política, como una forma más de dar a conocer su ideario, pero no su persona. Ana Pastor, Jorge Moragas, Gustavo de Arístegi, Pepe Blanco, Duran i Lleida y Joan Herrera son algunos de ellos. Aprovechan este espacio para contar las virtudes de las iniciativas de sus respectivos partidos, desmontar las teorías de su oposición y comentar la actualidad política nacional e internacional. En el blog de Ana Pastor, alojado en la página del PP, es difícil encontrar comentarios. Tanto como enviarlos. En el de Herrera se leen unos pocos, pero sólo puede seguirlos quien domina el catalan. Son los Blogs de Partido.
Los diputados Rosa Díez y Josu Erkoreka se encuentran en un punto intermedio: no todo es política pero casi todo huele a política. Junto a una ristra de libros recomendados, la dirigente de UPyD tiene debilidad por comentar lo que se publica en los medios y lo que hace el Gobierno o el partido del Gobierno. Parece que no lo hace del todo mal porque sus escritos, sean para contradecirla o alabarla, son de los que más comentarios generan. El diputado del PNV utiliza el euskera para hablar de asuntos muy locales y el castellano para otros más amplios. No duda en echarle un poco de humor a la actualidad y de sus viajes siempre saca algún detalle a la luz.Es la forma personal de llevar esta conexion con el lector, un estilo propio.
En fin que los tiempos van que vuelan, mas o menos como expresa Javier Casal, subdirector de Hora 25 , en la SER y profesor de Tratamiento de la Información en Radio en la Universidad Carlos III de Madrid. : “Los blogs se comerán a los medios de comunicación si éstos continúan haciéndolo igual de mal”... Pero eso es otra historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario