miércoles, 1 de julio de 2009

Los grandes grupos de medios de comunicación y el poder oculto: Desmontando a Pedro J, Losantos y demas "Santa Compaña":


Al hilo de lo analizado en el artículo anterior; porque me preocupa mucho la polarizacion de los medios de comunicación y esas guerras mediaticas que son la punta de un iceberg, cuyo calado es insondable y con el que podemos chocar e irnos a pique ;Azaña, decía "¿Periodismo y negocios todo junto? Enredo seguro”.
Los medios de comunicación son los agentes que se encargan de vincular el ciudadano con la política, y viceversa. Son imprescindibles para que el ciudadano de a pie comprenda la realidad política, social, económica y cultural en la que se ve envuelto. Formalmente, los medios de comunicación deben desempeñar la función de informar objetivamente de los hechos y dar elementos para que los individuos conformen una opinión subjetiva al respecto. También podemos aceptar que los medios de comunicación deben ejercer una función crítica con el poder, y hasta de control. Pero lo que no puede tolerarse en una sociedad democrática como la española es que los medio ejerzan una función de vigilancia del poder político, de correa de transmisión de la opinión de éstos e incluso de actores políticos que juegan en el terreno político de esta sociedad
He leido y releido un artículo de un joven periodista catalán Roger Fort, antiguo, pero que tiene toda la actualidad de lo cotidiano;
.El comenta: "La libertad de expresión. Es una libertad en la que se sujetan muchos falsos periodistas para justificar una función que deontológicamente su propia profesión les prohíbe. Desde hace tiempo los medios de comunicación españoles se han significado por politizarse de una forma escandalosa y por atacarse mutuamente, periodísticamente conocido como “la guerra de medios”.

Produce estupor observar la relación de dependencia de los dos grandes partidos españoles con diarios nacionales, televisiones y publicaciones digitales"
La politización hacia la derecha de “El Mundo, “Abc”, la “COPE” o “La Razón”, y hacia la izquierda de “El Pais”, “Cadena Ser”, “Público”, “El Periódico” o “Cuatro” y la vinculación de éstos al PP y PSOE respectivamente ha pasado a convertir a ciertos medios en verdaderos actores políticos. Este hecho se ha acelerado durante la última legislatura. No podemos analizar la influencia de todos los medios por igual. En los últimos cuatro años, al igual que en la primera década de los noventa, el eje El Mundo-COPE se ha demostrado esclarecedor en su intento de derribar al gobierno socialista.

La tropa mediática de la derecha, con la conocida “teoría de la conspiración” ha creado titulares de hechos que se han demostrado totalmente infundados. El objetivo, sostener una determinada versión que justificara las acciones del partido conservador.Tanto El Mundo como la COPE, lejos de informar veraz y objetivamente, se han puesto metido en la piel del político y han creado artificiosamente hechos no probados para crear un determinado caldo de cultivo en la opinión pública. El vocifero de ambos medios para condicionar el partido del gobierno y, sobretodo, al PP ha alcanzado decibelios estratosféricos.

La guerra de medios también se ha recrudecido durante los últimos cuatro años. La operación de acoso y derribo tramada por El Mundo y la COPE contra el diario Abc ha quedado demostrada con la unión de estrategias de ambos medios para reducir los lectores del periódico Abc y asfixiarlo económicamente. La incitación a darse de baja del medio ,por parte del locutor de la COPE, Federico Jiménez Losantos, es una buena muestra de la cruenta batalla mediática.
Por su parte, el diario El Pais y la emisora Cadena Ser asi como el medio digital El Plural (con Enric Sopena como director) han intentado ir a remolque del eje El Mundo-COPE, rebatiendo todas las entelequias , aunque prefiero llamar las cosas por su nombre : MENTIRAS INTERESADAS , que ambos medios iban anunciando sin ninguna prueba empírica o real, con mayor o menor fortuna
.

También denunciar el bochornoso acto de concesiones de licencias de los gobiernos autonómicos del PP. Los medios de comunicación beneficiarios de esta decisión absolutamente discrecional y subjetiva, que pretende implantar la televisión digital terrestere (TDT) han estado medios de la derecha o de la extrema derecha (libertaddigital), marginando los medios de tendencia progresista. Es un ejemplo más de la relación de favores económicos y políticos entre el poder político y los medios de comunicación...aún más descarado si cabe; gran buena parte
de estos medios se han convertido en oficinas paralelas de Relaciones Públicas
del PP en los respectivos gobiernos autonómicos: ejemplo más reciente de flagrante clientelismo tuvo lugar en agosto de 2006, cuando el Gobierno de la Comunidad de Madrid presidido por Esperanza Aguirre del Partido Popular concedió 30 licencias para televisiones locales. El criterio sobre el que la Comunidad de Madrid basó su decisión, era teóricamente la pluralidad informativa, pero resulta fácil observar que la mayoría de los concesionarios pertenecen al ámbito de la derecha española: COPE, Libertad Digital(Jiménez de los Santos),Arzobispado de Madrid, El Mundo, Onda Cero,Intereconomía TV, Kiss TV, Canal 7 y TV Digital de Madrid. Esta última obtuvo10 licencias y está controlada por Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid.
Ahora la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre (a.k.a. “la lideresa”), ha concedido a la sociedad “Unidad Liberal Radio Madrid S.L”, participada por Federico Jiménez Losantos (Libertad Digital) y Pedro J. Ramírez (Unidad Editorial) licencia para emitir en Madrid. Concretamente, de las 21 licencias de FM que estaban en juego, les ha premiado con la más valiosa, la de la capital, que podría convertirse en la cabecera de la futura cadena nacional de Unidad Editorial. Un proyecto con el que Pedro Jota, que cubre con las emisoras de Radio Marca la mayor parte del territorio nacional, lleva soñando mucho tiempo.
La decisión de los destinatarios de las licencias ha sido tomada, por primera vez, sin contar con la aprobación del Consejo de Gobierno.La lideresa ya controla más medios en Madrid que Franco manejaba en España,.
Y para muestra un botón; ¡Federico, la izquierda y el progresismo te agradecemos lo mucho que has hecho por nosotros!


No estoy descubriendo la pólvora, esto no es nuevo:La politización progubernamental de los medios públicos fue patente en los gobiernos de Suárez, Calvo Sotelo, González y Aznar. Con la llegada de
Zapatero se introdujeron cambios que han propiciado una presencia
más equilibrada de las posiciones de los dos principales partidos españoles:
PSOE y Partido Popular.
Sin embargo en los medios públicos de las autonomías en las que la derecha tiene su feudo ha continuado un tratamiento sectario de forma patente y sin rubor.

Ante esas situaciones, tanto el político como el ciudadano se han visto fuertemente condicionados por unos periodistas que se han equivocado intencionadamente de función (y por esto merecen nuestro desprecio y no respeto), y han pasado a ejercer directamente la función de actor político. Mientras que algunos políticos les ha ido de perlas esta situación (ya que los medios defienden sus posiciones, y el político filtra información al medio, con favores entremedio), los ciudadanos tenemos mucho que perder. No podemos vernos limitados a meros sujetos pasivos a los cuales los medios tergiversan y manipulan la información para crear una opinión pública dirigida a una determinada dirección.
La función de periodista ha quedado circunscrita al de la defensa de una conglomeración de intereses económicos e ideológicos particulares que, poco tienen que ver con los intereses colectivos y sociales, a los que se deben los medios de comunicación. No podemos quedar reducidos a borregos. Debemos rebelarnos ante esta situación. Y denunciarla.
Para más información el lector curioso e inteligente tiene estos enlaces, esclarecedores:

http://infotk.blogs.com/infotk/2003/09/el_quinto_poder.html
http://www.nodo50.org/tortuga/Dossier-sobre-los-grupos

No hay comentarios:

Publicar un comentario