miércoles, 10 de junio de 2009

Corregir el rumbo...y seguir defendiendo la alegría



No ha sido el hundimiento que pregona el PP,
ellos siguen sentados en las bancadas de la Oposición, aunque disimulen ;pero los resultados socialistas no son buenos se miren como se miren. No es cuestión del número de escaños sino de la pérdida de votos y del abandono de las urnas de muchos seguidores y votantes.
Yo no me siento derrotada, esas son ficciones en este caso ; en Aragón hemos ganado y renovado la "alta temperatura" que comentaba Marcelino Iglesias en los mítines de Teruel; nos hemos afianzado y el PP nos mira de reojo sintiendo que les pisamos los talones, hemos hecho una campaña muy correcta, con alusiones continuas al Proyecto social de Europa, se ha explicado la importancia de estar para construir,para frenar políticas atentatorias de la derecha y para conectar con el otro lado del Atlántico , con EEUU y con Obama, progresista y socialdemocráta ; aún podemos dejarnos sentir y negociar bien con los partidos mas afines regalanpara plantar cara, para pelear por lo que muchos otros que nos precedieron lucharon, los derechos no nos los regalan , se conquistan.
Lo que los socialistas y progresistas tenemos que hacer ahora, es lo que siempre hemos hecho en tiempos adversos y en las bonanzas; seguir trabajando para acercarnos al electorado y a los habitantes de los diferentes rincones del país,hemos salido en nuestra mayoría de ese pueblo que defendemos, no nos va a costar conectar con ellos y volveremos a ilusionarnos todos, a convencer y convencernos de lo que estamos proyectando, en este presente para el futuro.
Las medidas tomadas por el Gobierno de Rodriguez Zapatero para paliar la situación tremenda y calamitosa de los parados , las ayudas a las familias, el desarrollo de un empleo semi publico etc. son medidas puntuales para salir de este agujero en que nos metieron otros. Entiendo el enfado del ciudadano, su amargura, su angustia, porque yo lo sufro en mis carnes y en las de mi familia; no es de recibo saber que estando preparados y cualificados no hay resultados , no hay mas que trabajos temporales, contratos ridículos y mucho desahogado que se aprovecha de ese río revuelto, del miedo a perder el trabajo y de no encontrar otro, de la sensación que produce el no poder pagar lo que se debe.
La Constitución que nos ampara, dice que son derechos el trabajo digno, una vivienda digna ; creo que es precisamente por lo que hay que luchar por la justicia social y la igualdad de oportunidades, no me gusta la palabra SUBSIDIO; me trae a tiempos oscuros. Tenemos que salir de esto , arrimando el hombro, apoyando a quien tiene ideas buenas, eficiente y honorables para ello; nuestros Gobiernos, el de la Nación y el autonómico están en ello, yo les doy mi voto y margen de confianza ; pero no me lavo las manos dejándolo todo a ellos, cuentan conmigo , confió y espero que con muchos más .
Gramsci tiene una cita que nos viene como anillo al dedo, es un planteamiento de trabajo:
"Instruiros porque necesitamos toda nuestra inteligencia.
Conmoveos, porque necesitamos todo nuestro entusiasmo.
Organicemonos , porque necesitamos de toda nuestra fuerza"

Yo vuelvo a la senda y sigo defendiendo la alegría, soy una optimista compulsiva:
Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar

Mario Benedetti

No hay comentarios:

Publicar un comentario