miércoles, 9 de julio de 2014

LOS "DATOS TÉCNICOS" DEL EFECTO ROSELL

Con ocasión de uno de los cursos de verano de FAES el Presidente de CEOE, Rossell se preguntaba retoricamente y no sin cierta retranca,cómo en España es posible que exista una tasa de paro del 26% y no haya una explosión social.
Su respuesta es un rosario de inexactitudes,retorsiones y mentiras ,no sabemos si piadosa o no, pero no por eso menos mentiras.
¿Intencionado, desconocedor,intoxicador con premeditación alevosa?
¿Ganas de ajustar la cruel realidad a su gusto y gana?
No perdamos de vista que el patrón de patronos, estaba hablando delante de un público cuanto menos entregado y afín, su propia clá, entre amigos ;era fácil hacer las cuentas del Gran Capitan asi a grosso modo y sin anestesia, el aplauso estaba cantado.
Rossell debería, debe saber que no hay subsidio si no hay una cotización previa y conforme a ley, y más en estos días en que los subsidios se recortan cada vez másen tiempo y en aportación, apesar de que los desempleados crecen y no en la misma proporción.
Incluso se permite cierta jocosidad y jacarandosidad en sus asertos sobre amos y amas de casa ¡menudo descubrimiento!
Los ceros añadidos a las cifras que manejó,supuestamente,de la EPA y del mercado laboral, fueron un lapsus mental, quizá pensando en los ceros de su nómina y no en los números reales.
Para mi, es mi opinión, miente descarado, lo hace en medio de su gente, compadreando,pero también como gesto a la galería, sacar pecho, hacer puntos, una especie de terapia o entrenamiento para no perder las sanas costumbres de  la clase empresarial de altos vuelos.
Estos grandes empresarios que hacen barbaridades pero que no asumen consecuencias  porque ciertos políticos los protegen , con pago en  las puertas giratorias o jugosas concesiones dinerarias (¿sobornos diferidos?).
A pesar de esta estupenda fraternidad basada en el interés mutuo entre empresarios y poder, los datos siguen siendo tozudos ; la situación de los trabajadores españoles sigue con precariedad e inestabilidad absolutas, trabajar es un acto heróico e incluso vamos más allá, una suerte ,"la loteria".
En realidad el trabajo es un derecho, junto con el salario digno, que permita vivir levantando el país y el estado de bienestar.
Es verdad que la crisis ha traído cambios adaptativos, sobre todo en la franja de edad 25/64 años con una movilidad alarmante entre activos e inactivos; muchas amas de casa se han tenido que incorporar  ,o al menos lo han intentado, al mercado laboral y hombres parados  ahora ejercen " labores domésticas".
Hay necesidad , no oportunismo, por eso el análisis hecho en FAES por Rossell, es muy tendencioso.
Si la gran economía va bien, no se aprecia capacidad para generar empleo, a pesar de todo.
No es que sobren activos, faltan ocupados, ciudadanos con trabajo.

cuadro tomado de el www. eldiario.es 


No hay comentarios:

Publicar un comentario