miércoles, 24 de agosto de 2011

Estupefacta, asombrada e indignada


Parto de la base de que aceptamos el capitalismo como sistema económico capaz de generar riqueza, y canalizar las  economías  nacional y mundial; como militante progresista y de izquierdas sé que no se puede dejar al albur , sin  regulación dicho sistema a través de normas y decretos que según nuestra ideología establezca una justicia social y una igualdad de oportunidades , así como un estado de bienestar para toda la sociedad que  ayude al más desprotegido y desfavorecido, y al ciudadano en general en tiempos de dificultades, justo como los que estamos viviendo hoy.

Se esperaría de un gobierno de izquierdas que subiera impuestos a los más ricos y favorecidos para equilibrar la carga que siempre se suele dejar en los hombros de los más débiles, incluida una clase media de capa caída, más de cuatro millones de parados con unas deudas personales y financieras  de las pequeñas y medianas empresas difícil de sostener y de aguantar.

Se esperaría también una regulación más fuerte y una presión fiscal, así como la detección de las bolsas de fraude generadas en las sociedades opacas y en la Sicav.

Estoy cansada de esperar, de confiar; asisto asombrada a todo este delirio que nos afecta.
Sé que el socialismo moderno puede ayudar a las naciones a progresar con justicia, a repartir mejor la riqueza a dar igualdad de oportunidades ; como sé que  podría sacarnos de la crisis económica y financiera en la que nos han metido los neoliberales y sus deseos de acumular y ganar cada vez más sin control.
En España, los problemas de la burbuja inmobiliaria que reventó y nos ha llenado de lodo a todos, aún colea y coleará junto con los abusos de las CCAA en sus presupuestos, las malas inversiones de la bancay su opacidad etc. porque los problemas no se han atacado de forma concreta y estructural, además estamos en un proyecto común que es Europa, y es en estos tiempos difíciles de manejar cuando cada nación mira por su propio bien ,nadando y guardando la ropa , mirando de reojo al vecino, tratando de salvar sus muebles , con menoscabo de lo que podría ser  la ayuda mutua y una política económica común y equilibrada.

Sé que Europa, está gobernada por la derecha, en su Parlamento común y en las naciones que son la locomotora del proyecto: Alemania y Francia, cuya voz es la que más se hace oir, sobre todo Alemania, las otras dos economías que forman los vagones de primera son España e Italia.
Amenazado el euro, amenazadas las deudas públicas de los diferentes países (algunos ya intervenidos  y/o rescatados (¿?) eufemística palabra que enmascara cuestiones más profundas) , amenazado ,cuando no perdido, el empleo y la generación de riqueza, amenazados los ciudadanos que ven recortados sus derechos en aras de una “economía saneada”.

El panorama es feo, angustioso; esa es mi sensación.

Lo peor es que nadie tiene una solución positiva y factible, y mucho menos la derecha neoliberal que nos gobierna en Europa y que pretende hacerlo en España a partir del 20N; ya se ve como se están manejando en las CCAA en las que tienen ahora el PODER.

El gobierno “progresista” que tenemos, no me atrevo a llamarlo socialista, pues no me lo parece, al que yo voté, y conmigo diez millones o más de españoles; ha tomado medidas coyunturales, a veces tardías ,otras veces oportunas porque no quedaba otra, para tratar de contentar a esa "entelequia" que se llama MERCADOS y que aún no ponemos nombre ni rostros; para frenar los déficits; claro, en tiempos de bonanza económica todo era “posible”, ahora en tiempos de complicaciones , cuando las cosas se ponen mal, nos llevamos las manos a la cabeza ante un gasto mayor que los ingresos y ante el endeudamiento , hay que  pedir prestado al interés que quieran , no pienso si esta bien moralmente o no ser usurero de los estados; solo que hay que ser sensatos y usar el sentido común.
También es verdad que en tiempos de crisis se esperaría de un gobierno que incentivase, que ayudase al  aumento del PIB , a la ciudadanía inyectando más dinero.
Nunca reduciendo.
Se han hecho mil y un recortes, que han enfadado a todos y no han contentado ni a los mercados, como país vamos bandeando, ni que decir que estas medidas las podría haber tomado un gobierno de derechas sin problemas, lo que me estremece es que haya sido un gobierno de izquierdas; cuando debatimos, los compañer@s me dicen que no ha habido otra , que son medidas de “si o si”, tomadas por “huebos” (antigua expresión de la jerga académica y universitaria que trata de explicar aquello que es menester hacer, forzosa e impepinablemente)
Bien, pero podría haberse utilizado más pedagogía para explicar todo   a la ciudadanía, que no es tonta y menos cuando le tientan el bolsillo y el bienestar, y sobre todo hablar claro, porque  los titubeos, las tardanzas han sido tomados como mentiras y falsedades con el inestimable apoyo  del PP , principal partido de la oposición, bastante ramplón, regresivo y sobre todo revanchista, y lo más grave sin ideas ni criterio para arrimar el hombro, aunque  como conocemos  el modo de arrimarlo ,mejor que no lo hagan.

Estoy estupefacta, anoche me cené la noticia de que ahora  se trata de reformar la Constitución , ni más ni menos, para fijar por ley fundamental un techo de gasto o de endeudamiento, general claro.
Al PP le parece perfecto, porque defendían esto mismo hace cosa de un año más o menos, y Rajoy ha quedado como “el magnánimo”, al ofrecer  todo su apoyo al gobierno socialista al que lleva ocho años acicateando de todas las formas posibles, rozando incluso lo legal y tolerable, cuando no pasándose la delgada línea roja entre lo conveniente y lo útil.

Inquietante, cuanto menos; no quiero hacer un análisis político sobre todo esto, porque me falta conocer el texto de forma cabal, solo hablo de oídas  al haber escuchado a Zapatero y a la ministra Salgado, no quiero calibrar estos alcances, como tampoco quiero calibrar la bajada del IVA para la compra de vivienda nueva que va a ayudar y mucho sobre todo  al gran catalogo de vivienda subastada por impago que tienen los bancos y las cajas de ahorro, ellos jamás pierden, por si nos habíamos hecho ilusiones, te quedas sin vivienda pero sigues pagando por los siglos de los siglos que dure tu hipoteca, menuda impostura.
Resulta que la Constitución era intocable para temas como la laicidad o la sucesión a la jefatura del Estado por parte de una mujer (caso de que el heredero del rey “constitucional” sea fémina); pero para esto se han puesto las pilas y van con unas prisas extraordinarias… ¿por qué? ( pregunta retórica  como todas las que me hago ,pues nadie me las contesta, especialmente los que en teoría militan como yo en el mismo Partido o lo simpatizan, y tienen además mando en plaza, o forman parte de la alta estructura del PSOE).

Mientras tanto en EEUU,  en Francia, Alemania e Italia, los más ricos, esos que ganan un millón de dólares o euros al año (ese es el límite) han escrito a sus gobiernos una carta “solidaria” pidiendo pagar más impuestos, porque si a su país le va bien a ellos les va a ir mejor, a ellos les interesa para sus negocios; quien ha abierto la reflexión  sobre esto es W. Buffett, demócrata, ideológicamente hablando; se los denomina “millonarios patriotas” a él y a los que piensan como él.
http://www.bancaynegocios.com/opinion/item/10174-por-qu%C3%A9-buffet-quiere-pagar-m%C3%A1s-impuestos.

El caso alemán:

Francia:

En España de momento ,parece ser que ninguno de los multimillonarios que son y seguirán siendo, ha comentado nada al respecto, tal vez será que en España tenemos la ingeniería financiera mas eficaz del universo y que ellos están bien amparados por ella.
 Otras preguntas que se me ocurren: ¿Hasta que punto se han  hecho mal las cosas, para que hayan tenido que ser los ricos los que pidan públicamente que les suban los impuestos? ¿Hasta que extremo los gobiernos han hecho políticas nefastas, favoreciendo a las grandes fortunas y asfixiando a las clases bajas y medias?
Es  lógica pura y sentido común (que por lo que veo no es muy común sobre todo en la cosa pública, mejor dicho en los representantes  de la misma). Pongamos un ejemplo: un ciudadano pierde el empleo, o pierde paulatinamente poder adquisitivo y le  acribillan a impuestos, ¿cómo va consumir para que los poderes económicos puedan seguir obteniendo beneficios .Mal negocio para ambos, ¿cierto? . Hay que buscar la equidad o esto estalla.

Los ricos no son necios ni tampoco hermanitas de la caridad, se han dado cuenta de que la locomotora económica está a punto de pararse, por ello, están dispuestos a poner combustible,  por su cuenta, para que la máquina de ganar no se frene, o se pare.
Así de sencillo. 

Lo lamentable es que la iniciativa haya tenido que partir de los grandes capitales y no de los ineptos políticos que tenemos en occidente, que cada vez representan peor a la ciudadanía. 
Os dejo para vuestra propia reflexión este artículo de Rebelión sobre la dualidad de cómo se vive el capitalismo, seguro que nos ayuda a hilar los pensamientos con los hechos que estamos viviendo en nuestra España y en Europa.
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=134359



No hay comentarios:

Publicar un comentario