sábado, 20 de agosto de 2011

75 aniversario del asesinato de Garcia Lorca...in memoriam

Desde que García Lorca había caído, acribillado a balazos, en los albores de la guerra española, “La zapatera prodigiosa” no aparecía en los escenarios de su país. Muchos años habían pasado cuando los teatreros del Uruguay llevaron esa obra a Madrid.
Actuaron con alma y vida.
Al final, no recibieron aplausos. El público se puso a patear el suelo, a toda furia, y los actores no entendieron nada.
China Zorrilla lo contó:
Nos quedamos pasmados. Un desastre. Era para ponerse a llorar.

Pero después estalló la ovación. Larga, agradecida. Y los actores seguían sin entender.
Quizás aquel primer aplauso con los pies, aquel trueno sobre la tierra, había sido para el autor. Para el autor, fusilado por rojo, por marica, por raro. Quizás había sido una manera de decirle: para que sepas, Federico, lo vivo que estás.
Ventanas de España”. Eduardo Galeano.

Otro homenaje ,voz de la propia poesía de Federico y que tiene que ver con esa intolerancia de  la verdad univoca  e incontestable que sustenta la "supuesta" supremacia de la Iglesia católica sobre todo lo demás en la sociedad de antaño y en la de hoy.
 No  hay peor ciego que el que no quiere ver, y convencerle de ello es misión poco menos que imposible, aunque uno ponga toda la fuerza del razonamiento, de la empatía  y el diálogo en esto.
La poesía  se titula GRITO HACIA ROMA; viene muy al caso, os invito a leerlo en este enlace :
http://www.masoneria-liberal.com/2011/08/recordando-garcia-lorca.html

1 comentario:

  1. De las viejas notas que suelo guardar y que a veces ordeno por efemérides he entresacado lo que afecta a la captura y posterior asesinato del escritor y poeta universal.Se cree que además fue masón en la logia Alhambra con el nombre, ¡como no! de Homero.
    He aquí lo que quería compartiros:
    "La tarde del 16 de agosto de 1936,
    Lorca fue detenido en casa de los Rosales por Ramón Ruiz Alonso, un ex
    diputado de la CEDA, derechista fanático, que sentía un profundo odio por
    Fernando de los Ríos y por el poeta mismo". Según Ian Gibson, biógrafo de
    Federico, se sabe que esta detención "fue una operación de envergadura. Se
    rodeó de guardias y policías la manzana donde estaba ubicada la casa de los
    Rosales, y hasta se apostaron hombres armados en los tejados colindantes
    para impedir que por aquella vía tan inverosímil pudiera escaparse la
    víctima [Federico García Lorca, vol. II, p. 469] Lorca fue trasladado al
    Gobierno Civil de Granada, donde quedó bajo la custodia del gobernador, el
    comandante José Valdés Guzmán. Entre los cargos contra el poeta -según una
    supuesta denuncia, hoy perdida y firmada por Ruiz Alonso- figuraban el "ser
    espía de los rusos, estar en contacto con éstos por radio, haber sido
    secretario de Fernando de los Ríos y ser homosexual [Federico García Lorca,
    vol. II, p. 476]. Fueron infructuosos los varios intentos de salvar al poeta
    por parte de los Rosales y, más tarde, por Manuel de Falla. Según Gibson,
    "hay indicios de que, antes de dar la orden de matar a Lorca, Valdés se puso
    en contacto con el general Queipo de Llano, jefe supremo de los sublevados
    de Andalucía". Sea como fuere, el poeta fue llevado al pueblo de Víznar
    junto con otros detenidos. Después de pasar la noche en una cárcel
    improvisada, lo trasladaron en un camión hasta un lugar en la carretera
    entre Víznar y Alfacar, donde lo fusilaron antes del amanecer. Aunque no se
    ha podido fijar con certeza la fecha de su muerte, Gibson supone que ocurrió
    en la madrugada del 18 de agosto de 1936. En documentos oficiales expedidos
    en Granada puede leerse que Federico García Lorca "falleció en el mes de
    agosto de 1936 a consecuencia de heridas producidas por hecho de guerra".

    ResponderEliminar