sábado, 12 de marzo de 2011

El Frente Popular en el Ayuntamiento de Hijar: 5 de Marzo a 21 Julio de 1936



Quería compartir con vosotros otra de mis pasiones, que es la Historia reciente de Aragón, como miembro de la Asociación de la Memoria Histórica "Pozos de Caudé", aunque soy medievalista, me siento en deuda con los muchos compañer@s que han dedicado su tiempo, valioso tiempo al margen de su profesión, a recoger la voz de los que no la tienen y a recordar cuando no a ayudar a emerger los restos de los asesinados para que nos cuenten lo que lleva soterrado demasiado tiempo.
Hijar ,es un pueblo importante para mí, lo he visitado muchas veces y mi marido ha trabajado como docente en el Taller de Empleo que puso en valor las zonas más emblemáticas de la zona, estoy orgullosa de su trabajo y del de sus alumnos, nunca se ponderará bastante lo excelente que es dar trabajo , enseñar y a la vez reparar,hermosear y poner al día el Patrimonio  de un lugar para que propios y foráneos ,que nos visitan,puedan disfrutarlo: la Zona del Monte Calvario.
Hijar fue muy castigado en la Guerra Civil y yo quería relatar los momentos previos, cuando la constitución del Ayuntamiento republicano y democrático en aquella fecha...
Quise  escribirlo en ocasión de la Cincomarzada, tradición tan caracteristica en Zaragoza;pero por razones personales y de salud no pudo ser.
Aunque no tiene más relación espacio/temporal que la propia guerra , la "cincomarzada carlista " y los previos del levantamiento militar contra la lagalidad vigente republicana ;espero que os agrade y que ayude a clarificar o al menos a ilustrar,hechos que luego nos han "vendido" maleados y falseados por la Dictadura.
Esta es la sucesión de los acontecimientos:
En las elecciones para Cortes Legislativas de febrero de 1936 se produjo el triunfo del Frente Popular a nivel nacional. En cambio en la provincia de Teruel, incluido Híjar, ganaron las candidaturas de derechas. Nada más verificado el triunfo de las izquierdas fueron nombrados en las distintas provincias nuevos Gobernadores Civiles. Estos destituyeron los Ayuntamientos de derechas y nombraron a otros más acordes con la línea política del Frente Popular. El nuevo Gobernador Civil de Teruel, Diego Martínez Moreno, de Izquierda Republicana, destituyó al Ayuntamiento de derechas de Híjar, a petición de las fuerzas sindicales obreras de la localidad.
Debemos entender que Teruel, zona de caciques, el republicanismo era de derechas ciertamente, sobre todo del Partido Radical.
Este hecho no se ha valorado demasiado por los historiadores progresistas ni tampoco demasiado por los más afines a las derechas.
Según la normativa vigente el Gobernador Civil no tenía justificación jurídico-política, ya que el Ayuntamiento destituido había salido de unas elecciones democráticas, verificadas en abril de 1933. 
Fue un acto revolucionario, la sustitución por presiones politicas de unos por otros. 
Esto tendria futuras consecuencias.
Tremendas consecuencias.
Los destituidos representaban las clases caciquiles, controladoras de la vida municipal desde tiempos antiguos, sobre todo nombres como Esponera , Sorribas, o Marquesán (familias que siguen teniendo poder empresarial y político afín al PP en la población , a fecha de hoy).
Nombrados en su lugar fueron  agricultores sin propiedades,  jornaleros y peones trabajadores afiliados a Sindicatos del Campo en aquellos momentos y que no pagaban contribución ni urbana ni rústica como rezan los registros de la Propiedad de aquellos momentos.
Los más destacados fueron José Gálvez Oliver, alcalde ; José Gómez Turón, 1º Teniente-Alcalde ; y el concejal Luis Alloza Sesé:
José Gálvez Oliver, de FNTT-UGT, se había presentado en las elecciones municipales de abril de 1933 por los radical-socialistas. Siendo concejal de abril de 1931 a comienzos de 1933, llevo a cabo una crítica muy fuerte al Ayuntamiento de derechas. Sirvan, como ejemplo, su petición de poner los nombres de García Hernández y Fermín Galán a algunas calles de la localidad y que fue rechazada en el Pleno del 23 de Agosto de 1931. A su vez José Gálvez Oliver criticó al concejal, gran propietario, Juan Esponera Esponera, por no cumplir la "Ley de Términos Municipales", que obligaba a contratar en primer lugar a los parados de la localidad antes de a los forasteros, en fecha de 13 de Enero de 1933. De la misma manera Oliver se enfrentó muy duramente, en el Pleno del 30 de Marzo de 1932, con varios concejales por exigir unos salarios más altos para los obreros contratados por el Ayuntamiento para trabajar en la limpia del Pinar. 
Por último, el 13 de Diciembre de 1932 presentó una solicitud en el Pleno para requerir del Estado la cesión de la décima establecida sobre la contribución para socorro de los obreros parados y que constase en acta que. hasta la fecha, no han sido hallados en el Archivo Municipal ni en la Secretaría los antecedentes relativos a la Desamortización de los bienes de propios de esta Villa, habiéndolo pedido el 21 de Noviembre de 1932.
Son varios botones de muestra del espíritu reivindicativo y de profunda sensibilidad social de José Gálvez Oliver. Todas sus peticiones fueron rechazadas.
José Gómez Turón, de UGT, y del partido radical-socialista, permaneció en la localidad, a pesar del golpe militar de julio del 36. Fue varias veces Alcalde-Presidente en los distintos Consejos Municipales, durante el tiempo que Híjar estuvo bajo el control del Gobierno de la República, de fines de Julio del 36 al 13 de Marzo del 38, fecha en que fue conquistada por el bando rebelde y posteriormente fusilado.
El otro personaje importante que llego al Ayuntamiento en Marzo del 36 fue Luis Alloza Sesé, afiliado a la CNT. Sobre él en la prensa republicana de tiempos de la Guerra Civil tenemos noticias:
" Quien conociese la vida social de este pueblo antes del 16 de Febrero, podría convencerse que las ideas del progreso que la República debía como lógico llevar consigo, no echaron raíces en el espíritu de los hijaranos. Es cierto que había unos cuantos hombres de sentimiento liberal y muy pocos de sentimiento libertario. Con decir que sólo había un suscriptor del periódico " Solidaridad Obrera ", está dicho todo. Este compañero, Luis Alloza, cuando venía buena, convocaba a sus amigos para leérsela y el acto tenía apariencia de complot; la Guardia Civil velaba por la seguridad pública y los que leían aquel papel, eran enemigos del orden y de los caciques a quien servían. Cuando se producía alguna huelga en Zaragoza o Teruel, o se comentaba el descontento de los trabajadores, mejor dicho, esclavos de los azucareros, ya estaba el bueno de Alloza en la cárcel y hay que conocerlo para saber de su bondad ".
El cambio de Ayuntamiento y nombramiento de los distintos cargos se llevo a cabo en el Pleno del 5 de Marzo de 1936, no sin tensiones, ya que el Ayuntamiento vigente se resistía a ser destituido. No obstante salieron carrozas por el pueblo, para celebrar la llegada de las izquierdas al Ayuntamiento, y el " Capellán ", cantó la siguiente jota, dentro de este ambiente festivo, aunque sólo para un sector del pueblo:
" La calle mayor de Híjar,
vestida de luto está,
no quieren la República,
y el comunismo vendrá. "
(Material que me ha sido cedido gentilmente por compañeros  del Sindicato UGT y algunos del Sindicato Libertario CNT)
No fue fácil la toma de posesión del nuevo Ayuntamiento, hubo de hacerse en presencia de la Guardia Civil, del Comandante del puesto y con notificaciones a las autoridades competentes de la Capital; quiero que hable el concejal Miguel Gracia Ara sobre el hecho porque su vivencia es elocuente:
" Este Ayuntamiento en acto de tomar posesión hace constar su más enérgica protesta por no habérsele dado posesión a las dos de la tarde del 5 de Marzo de 1936, hora que se le dio conocimiento al Señor Secretario del Ayuntamiento de Híjar, haciéndole saber que a esa hora iríamos a su oficina para que se nos diera posesión del Ayuntamiento de Híjar. El Sr. Secretario se presentó en su oficina puntualmente y le entregamos el oficio del Señor Gobernador, en el cual se destituía en el acto y se tenía que dar posesión inmediatamente a los que presentaban sus credenciales, porque entendían que un Ayuntamiento destituido no tenía autoridad. El Sr. Secretario se lo hizo saber inmediatamente al Alcalde y presentó el oficio en el cual quedaba destituido, entre un público respetable presente, y a que al nuevo Ayuntamiento se le diera posesión. El Alcalde se negó rotundamente, pretextando que él no había recibido ninguna orden del Señor Gobernador. El hoy Alcalde de este Ayuntamiento de Híjar insistió por segunda vez, recibiendo la misma negativa. 
El referido José había hecho saber el oficio y demás credenciales al Comandante del Puesto de la Guardia Civil de Híjar, porque esperaba resistencia del Alcalde destituido. El Alcalde José aconsejó al público se retirasen con orden que todo se arreglaría.(...) Como estos encontraran alguna dificultad de momento, este Manuel recabó del Señor Secretario que se avisara al Comandante del Puesto de la Guardia Civil para que presenciara el acto, haciendo saber al mismo Secretario que estaban dispuestos bajo su responsabilidad a hacerse cargo los proclamados de los cargos del Ayuntamiento de Híjar. Este llamó al Alcalde destituido, que se apresuró a presentarse, diciendo que había puesto un telegrama al Señor Gobernador y no había tenido contestación. Volviéndole a requerirle, al fin se accedió a que tomasen posesión los nuevos concejales. Esto se hizo en presencia del Comandante del Puesto de Híjar y otro guardia. Este Ayuntamiento pregunta qué autoridad tiene un Alcalde destituido y porqué desde las dos de la tarde del cinco, que se presenta el oficio de destitución, estuvo el pueblo de Híjar sin Ayuntamiento hasta las siete, que tomó posesión el actual, en lo cual consta".

Los cambios de nombre y de talante politico fueron notables, anecdóticos si se quiere, pero indicativos de que las nuevas personalidades del Ayuntamiento traían un nuevo aire:
Una de las primeras decisiones será que las sesiones ordinarias del Ayuntamiento se celebrasen los sábados a las ocho de la noche. En el Ayuntamiento anterior se celebraban los lunes a las diez de la mañana. Si ahora deciden celebrarlas el sábado por la noche, es porque así podían asistir sin faltar al trabajo. 
Por primera vez en la historia de Híjar tienen el poder municipal unos sectores marginados hasta entonces. Son concejales la mayoría socialistas, cuando no anarquistas, como Alloza Sesé. Obviamente va a suponer un viraje en la manera de entender la política. Es el momento clave en el que dirigen el Ayuntamiento auténticos republicanos. Es el 14 de abril de Híjar. Veremos cuáles son sus auténticas preocupaciones en los distintos ámbitos por sus decisiones hasta que fueron desalojados por el golpe militar de julio de 1936. Defensa a ultranza  del régimen republicano. Los cuadros que existían en el Salón de Sesiones fueron recogidos por los familiares de las personas retratadas en los mismos. Este detalle tiene su importancia. Debemos recordar que durante el período de la Comisión Gestora, de enero a mayo de 1933, el concejal socialista José Loren Tena había intentado sin éxito quitar estos retratos por su pasado monárquico. A su vez propusieron que el Escudo de Aragón, que figuraba en la parte superior del testero presidencial del Salón de Sesiones del Ayuntamiento, se pusiera a la derecha del cuadro de la fotografía del Excmo. Señor Presidente de la República. A propuesta del concejal Sr. Gracia se acordó adquirir para el Salón de sesiones del Ayuntamiento una alegoría de la República por lo menos. Estas decisiones demuestran su inquebrantable sentimiento republicano. Si llevaron a cabo estos actos simbólicos, es porque los creerían necesarios, sobre todo en Híjar, ya que siempre se había mostrado monárquica.
Otro aspecto muy interesante es su incuestionable adhesión al programa del Frente Popular. Podemos constatarlo por el ruego que hicieron al Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación para que aplazase las elecciones municipales hasta que se cumpliese el manifiesto y pacto del Bloque Popular de izquierdas republicanas  y que fue tenido en cuenta ya que  recibieron un telegrama del Gobernador Civil, anunciando oficialmente la suspensión de las elecciones municipalesconvocadas.
A nivel político observamos también su apoyo de los regímenes autónomicos. A una carta de la Alcaldía de Alcañiz, en la que se invitaba a la Corporación al acto por el Estatuto aragonés, que se iba a celebrar en dicha ciudad el día 31 de mayo, respondieron afirmativamente y acordaron enviar una Comisión, formada por el 2º Teniente -Alcalde, Miguel Gálvez Oliver, el concejal Luis Lázaro Ainsa, junto con el Secretario del Ayuntamiento, Félix Tellez. Durante la II República se trató de encauzar las aspiraciones autonómicas de determinadas regiones españolas, como Cataluña, País Vasco. En Aragón hasta el 36 no cuajó en un Proyecto de Estatuto de Caspe, porque no existían aspiraciones autonómicas, como en otras regiones, ni tampoco las distintas formaciones políticas supieron fomentarlas. En mayo, en la ciudad de Caspe se celebró un Congreso donde se aprobaron las Bases del futuro Estatuto, en el que tuvo gran protagonismo Gaspar Torrente. En este contexto cabe situar la carta del Ayuntamiento de Alcañiz, invitando al de Híjar.
Esto me parece muy relevante.; ahora que se cuestiona el Estado de las Autonomías, en bloque, sin más.
En lo tocante a las medidas tomadas por el Ayuntamiento que reflejan lo dicho anteriormente , la preocupación fundamental fueron la clarificación de las cuentas municipales, se dieron dias para pagar a los que tuvieran que ponerse al día con el fisco, plantearon un presupuesto razonable e impulsaron una revisión de sistema impositivo municipal, que favorecia  a los ricos y sangraba a los jornaleros, ya que los más poderosos eran quienes marcaban los ratios que debían pagar, y siempre eran a la baja.Aquello además de vergonzoso era a todas luces injusto.Además el frente Popular en su programa llevaba como una prioridad un nuevo sistema Fiscal, que aplicaron en Híjar, según la ética y la justicia igualitaria.
Otra de las cuestiones importantísimas fue abordar la problemática socio-económica de una manera valiente y muy reivindicativa.
 Lo primero con el rescate de los bienes comunales ; uno de los puntos del programa agrario del Frente Popular, y que ya en el Ayuntamiento de 1931 a 1933, José Gálvez Oliver, socialista había planteado; y el también socialista José Loren Tena, lo había hecho, cuando era concejal de la Comisión Gestora de 1933. En el Ayuntamiento de 1933 a 1936, se trató el tema a petición de algunos vecinos, no porque surgiera de iniciativa de los concejales. Tema bastante vidrioso y oscuro, y que levantaba ampollas nada mentarlo, entre las clases terratenientes. Se trataba de recuperar los terrenos municipales, de aprovechamiento común, que habían sido usurpados por particulares y que podían servir para satisfacer en parte la escasez de tierras de una parte importante de la clase agrícola de Híjar; jornaleros o pequeños agricultores. Era fundamental para conseguir este objetivo la refundición de los Libros de Catastro, para poder cumplimentar la futura Ley de rescate de bienes comunales y poder delimitar con precisión los terrenos comunales de los que eran propiedad particular, y efectivamente asi se hizo. El 26 de junio de 1936, el ministro de Agricultura, Ruiz de Funes, presentó al Parlamento un proyecto de ley para devolver a los municipios las tierras comunales que les habían sido expropiadas a partir de la desamortización de 1855.
 La necesidad de tierra era clara en Híjar porque en estos momentos se estaban produciendo también invasiones de fincas particulares, como la de la dehesa de Esponera, algo que se trató de regular y reordenar bajo normativa.
Otro punto muy importante fue la jornada laboral de 8 horas en el campo, mediante un Decreto de Largo Caballero, de 1 de julio de 1931. Ahora con un Ayuntamiento del Frente Popular pretende llevarlo a la práctica. En consecuencia se aprobó publicar un bando para que lo supiese el vecindario que a partir del 7 de abril, se perseguiría inexorablemente al que tuviera obreros que trabajasen más de las 8 horas marcadas por ley, a los que no cumplieran con lo dispuesto sobre el descanso dominical y sobre los permisos anuales, y que los patronos agrícolas acudieran por los obreros que necesitaran a la Bolsa de Trabajo.
Solicitaron al Gobernador el traslado de la Bolsa de Trabajo del Ayuntamiento al domicilio de la Sociedad de Pequeños Propietarios, Colonos y Obreros de Híjar(28). El trasladar la Bolsa de Trabajo a la sede de la FNTT, cabe considerarlo como un mejor control sindical a la hora de la contratación de los parados inscritos, ya que hasta entoncés estaba en el Ayuntamiento.
Esta sociedad había sido fundada en 1922 y se afilió a la UGT-FNTT a la llegada de la República y su primera actuación revolucionaria fue el roturar una gran dehesa que, dedicada a pastos exclusivamente, por su propietario, el gran cacique Esponera, saboteaba la República y el pan de numerosas familias, que cultivándola hubieran encontrado su sustento. Varias veces la Guardia Civil intentó desalojar de su trabajo a los labradores, pero éstos con gesto gallardo se mantuvieron firmes y ni amenazas ni denuncias les amedrentaron y continuaron en el tajo.
Se puede comprobar  la gran sensibilidad social del Ayuntamiento, en consonancia con su ideología de izquierdas, por toda una serie de acuerdos que tomaron para ayudar a los necesitados. Decidieron socorrer a los pobres con la cantidad de 50 céntimos a cada uno y a las madres, que lleven hijos pequeños, con la cantidad de 1 peseta y socorrer a los pobre transeuntes con la cantidad de 5º céntimos a cada uno, y alas madres que llevasen hijos pequeños con la cantidad de 1 peseta, ayudas a la lactancia y un nuevo Censo de beneficencia a petición del concejal Gómez Turón,etc.
La defensa de la agricultura, en el tema de cuestión azucarera; base de la riqueza de esta localidad, fue otro caballo de batalla. y la cuestión del agua y de su reparto para riegos, ya entonces bien escaso y precioso, que había que regular.
Para mi la actuación de este Ayuntamiento fue ejemplar y ejemplarizante, que en tan poco tiempo pudieran desarrollar un vasto corpus de cambios apoyados en normativas y decretos para mejorar la vida de los habitantes hijaranos dentro del marco de la ideología de izquierdas, pero sin radicalismos, aunque eso no lo ven igual los historiadores de derchas ni mucho menos las familias a las que les fueron quitados su privilegios de casta y clase que les venian desde tiempos atras por el poder del dinero y de la fuerza politica de aquellas "fuerzas vivas."

Quiero dejar para otro momento o para otro artículo el comportamiento en el tema educativo y la normativa sobre la religión y las relaciones con el Sr.cura Párroco de Hijar para no hacerlo tan extenso.
Este es mi modesto homenaje a estos hombres que por razones estrictas de convencimiento, de  reconocerse como clase trabajadora decidieron luchar, sin ser profesionales de la política ni del Sindicato dar un paso al frente y ayudar a que nosotros y las generaciones nuevas tengan una dignidad y unos derechos inalienables que han costado dolor y sangre, entrega y mucha lucha, no ha sido un regalo, sino una CONQUISTA.
Yo no quiero olvidarlos ni olvidarme.
¡Salud a todos ellos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario