miércoles, 17 de noviembre de 2010

Mala gente que camina...

Esta mañana no daba crédito a lo que estaba oyendo en la cadena SER, estoy francamente sensible ante estos comentarios tan innobles y tan sucios, fomentar el sexo con menores no me parece de recibo y menos desde una tribuna pública como es Tele Madrid y en un plató con niños de diferentes colegios que estaban de visita; la conversación podía enmarcarse en el descanso de publicidad; pero no es admisible que se diga que es una conversación privada en un lugar con público además de los operarios y profesionales.
Sostres es de todos conocido, un pseudo escritor que al calor de un partido político y determinados medios de comunicación que lo han avalado y bendecido ha seguido la senda fácil de hablar sin decir nada constructivo o bien construido, tan solo la senda del cóctel molotov literario y mediático: crear incendios donde no debe haberlos.
Alla él, pero eso no es ejercer libertad de expresión , uno debe saber que la libertad individual tiene límites, que no todo es conveniente ni lícito.
Quién crea opinión no puede permitirse decir determinadas cosas, saltándose los límites que imponen el raciocinio y la libertad de los demás, además del propio ; y menos en una tertulia, como comentó horas después el defensor del Menor de la Comunidad de Madrid ,Arturo Canalda, que ha abierto un expediente sobre el caso, aunque el mismo reconoce que todo esto se archivará sin más.
Ya se cubrió de gloria escribiendo sobre Labordeta al día siguiente de su muerte, tratando de imitar a Pérez Reverte, se quedó en nada, una simple basura que espero barran y eliminen los servicios de limpieza para que no estorbe ni la vista ni el olfato de los ciudadanos viandantes.
Una cosa son los instintos y otra es la sensación de impunidad y de orgullo machista exacerbado (o enfermo quizá) que mantienen personajes como Sostres.
Ya lo decía Machado en sus acertados versos de Cantares:

He andado muchos caminos,
he abierto muchas veredas,
he navegado en cien mares
y atracado en cien riberas.

En todas partes he visto
caravanas de tristeza,
soberbios y melancòlicos
borrachos de sombra negra,

y pedantones al paño
que miran, callan y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las tabernas.

Mala gente que camina
y va apestando la tierra...

Este es el video de la infamia, repito, no hay que confundir lo que uno piensa, que en este caso ya es lamentable, con los deseos de exhibir descaradamente esos pensamientos en su crudeza ,con gestos y con palabras ; menos que todo el mundo los tenga que tragar como amarga medicina o enmascarados con la sal gruesa de las chanzas y risotadas tabernarias de su cla , porque es cosa de "hombres".
A esta "gente" no hay que darles ni los minutos de "gloria" que sarcásticamente comentaba Warhol,ni mucho menos contestarles para seguir engordando su ego ; eso si, hay que desenmascarar sus "aficiones" que precisamente por su inconsciencia o por voluntad propia ellos mismos sacan del contexto privado para llevarlas al terreno público.
Sostres es un bufón, no en vano lo llevaba Sardá en la trouppe de Crónicas Marcianas como muñeco de pim pam pum o mamporrero que sustentaba polémicas de pésimo gusto; me da la snsación de que este hombre ha encontrado su sitio y esta contentisimo de haberse conocido, el se crece en estas “lides”.
Decir que ha sido una filtración , que ha sido un abuso malintencionado es no decir toda la verdad; aunque pensando de forma retorcida ¿quién sabe si es una táctica de mercadotecnia para levantar una audiencia a la que cuesta “resucitar” de ese encefalograma plano que produce la programación de la Televisión pública de Aguirre?
Salvador Sostres tiene fijación con las mujeres, no es la primera vez; entre sus escritos destacan dos temas principalmente, la independencia de Cataluña y la mujer. Bajo el título "Una mujer es su cuerpo", realiza afirmaciones tan contundentes como que "la belleza es una característica femenina tal como el talento es una característica masculina" o "la ropa interior no conjuntada esconde rasurados poco trabajados, una higiene dudosa, y ese aliento que huele a porro".
Sus opiniones sobre las diferencias entre las mujeres de ideología de derecha y las de izquierda tampoco dejan indiferente a nadie. ""Hay una idea de orden y civilización que se desvanece cuando todo se descubre y ves un tanga verde y unos sujetadores amarillos, un hedor a ácido úrico que inevitablemente notas", a lo que añade que "en eso la derecha hay que reconocer que ha sido siempre más adecuada y limpia, más civilizada".
El Instituto de la Mujer ha reaccionado solicitando a los medios que "no den cobertura a quienes no respetan a las mujeres", y ha reprobado los comentarios vejatorios, públicos o privados, porque "con ellos se perpetúa la violencia de género". Este instituto ha hecho un llamamiento a los medios, y en especial a los de titularidad pública, "para que no conviertan en referentes a personas que han dejado clara su ausencia de calidad ética y moral y su actitud de desprecio hacia las mujeres".


Esto es lo que hay.

Según el periódico el Pais,las reacciones de los Partidos políticos mayoritarios, PP y PSOE no se han hecho esperar:
“El secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha comentado en la cadena SER que "no vale como excusa" que Sostres expresara sus opiniones "a micro cerrado", pues en su opinión "esas cosas no se deberían decir ni en privado".”
Su homónimo del Partido Socialista de Madrid, Eduardo Sotillos, ha exigido a Telemadrid que "suspenda inmediatamente la presencia" de Sostres y de quienes como él "agreden la dignidad de la mujer y ofrecen el semblante más reaccionario de una parte afortunadamente residual de la sociedad española".
"Es inaceptable que la televisión pública que pagamos todos los madrileños esté sosteniendo determinadas actitudes y comportamientos", ha señalado la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez.
La portavoz ha pedido a Esperanza Aguirre, quien en su día defendió al escritor Sánchez Dragó tras reconocer en un libro haberse acostado con dos menores, que no ampare a ambos. "No se puede apelar a la libertad de expresión para amparar manifestaciones gravísimas que atentan directamente contra los derechos de igualdad de las mujeres y contra los menores". A su juicio, el Gobierno de Aguirre, el PP y Telemadrid "no pueden promocionar ese tipo de valores absolutamente rechazables" que "ponen de manifiesto la hipocresía y la doble moral de la derecha".
Deprimente, insultante, injustificable y sobre todo no permisible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario