lunes, 7 de diciembre de 2009

DESHOJANDO LA CONSTITUCIÓN: REFORMA SI, REFORMA NO...



Mas tarde o más temprano habrá que abordar este tema que se comenta "sotto voce" en los pasillos del Congreso de los Diputados, esa Casa común de todos los españoles,Santa Sanctorum de nuestra Carta Magna, que con 31 diciembres se nos queda cortita y un poco escuchimizada.
Abiertamente casi todos los ciudadanos españoles preocupados e informados minimamente lo hablan sin ambages,a veces levantando mucho la voz, para que se les oiga en los cuatro vientos.
Ha gozado de "buena salud de hierro" y logicamente está algo oxidada.
Para el Gobierno , especialmente para nuestro Presidente, no es una prioridad a corto plazo,pero me imagino que para sus adentros y ante las nuevas situaciones que se estan presentando en esta España del s. XXI, no las tendra todas consigo.
Esto lo ha comentado en la tradicional recepción en el Congreso, donde se dan cita representantes de las altas instituciones del Estado, en un momento en el que la Carta Magna se encuentra en la encrucijada; tambien se ha hecho un emotivo homenaje a Jordi Solé Tura , padre tambien de la constitucion del 78 que fallecio el viernes pasado.
Zapatero ha afirmado que la Constitución de 1978 ha sido y es "muy útil" pues ha permitido que España haya funcionado en estos 31 años transcurridos, y aunque pueda ser "mejorable", quiso dejar claro que no hay perspectivas de modificación a corto plazo.

Patxi López, lehendakari afirmó que no hay ningún "texto sagrado", ni siquiera la Constitución, y que todas las normas deben adaptarse a los tiempos,su presencia en el acto pretende "poner en valor" y "prestigiar" lo que se ha conseguido a lo largo de estos 31 años de democracia, "por lo que tanto lucharon y sacrificaron tanta gente de este país".
el presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, quien ante los medios de comunicación ha defendido la Constitución como "un instrumento útil que ha desarrollado todas las realidades de España". Además ha afirmado que defiende al Tribunal Contitucional, y "no aquellos que bloquean su renovación".

El presidente del Congreso, José Bono, ha advertido en su discurso que la Constitución "no es infinitamente flexible" porque "tiene límites", y ha explicado que, como ocurre con los deportes, establece los límites del campo del juego, el cual "para ser limpio exige respeto al árbitro y sometimiento a las reglas".
El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha apuntado hoy la conveniencia de plantear un debate "sereno, tranquilo, fructífero" sobre la reforma de la Constitución española para darle "nueva vida" y permitirle resolver problemas que no son nuevos, pero sí se presentan ahora "de modo distinto".
Barreda ha hecho este planteamiento en su discurso durante el acto oficial de aniversario ha defendido ese debate "para renovar nuestra democracia", que es "la palabra clave".La Constitución "no es un texto sagrado grabado con letras indelebles en unas tablas de piedra al que atribuir todas las bondades inimaginables", ha recordado el jefe del Ejecutivo, quien ha añadido que es la Carta Magna la que está al servicio de los españoles y no al revés.Barreda ha apelado "a aquellas palabras, aquel diálogo y aquel consenso que hicieron de nuestra Constitución una norma duradera" y ha confiado en "la madurez democrática de nuestras instituciones y en la legitimidad de nuestras aspiraciones".

Afortunadamente esta España de hoy no es la misma que hace 31 años, por supuesto , faltaria mas; esta Norma Suprema fue generada despues de que la muerte que a veces tarda en nivelar las cosas y las situaciones, se llevara al actor principal de este drama que era la España de la Dictadura , si, a Francisco Franco.
Aquella España era una nacion que trataba de desperezarse y caminar por la senda de la normalidad moderna;despues de cuarenta años de rigido anquilosamiento, como si la hubiesen vendado pies y manos para minusvalorarla y , mas deseada que efectiva, desde que el Caudillo y su forma de gobernar empezaron a desfallecer, a enfermarse y a descomponerse.
El transito de aquel gobierno dictatorial a uno democratico que engendro y pario nuesta Cosntitucion, no se hizo sin sobresaltos , ni sin perdidas ya colaterales,ya efectivas pero se llego a esta Gran Norma gracias a algo que falta en los años siguientes, despues que el PP perdiera las elecciones del 14 de marzo de 2004 : la lealtad y el consenso.
LEALTAD porque la Oposicion debe ejercer sus funciones con mirando a los españoles y a sus intereses, a los que representa y no a si mismo; NO HE VISTO un Partido Opositor tan desleal y artero como el que sufrimos hoy, in cluso entre ellos mismos, cosa que ya nos deberçia poner en guardia a los que no les hemos votado y que seguro jamas de los jamases les votaremos nunca.
CONSENSO, para las cuestiones que nos atañen directamente y que son primordiales para el buen desarrollo de la nacion y de sus ciudadanos; esto implica que aunque la Oposicion no este de acuerdo con las directrices legislativas del Gobierno del momento , presenta alternativas y se remanga en situaciones cruciales para construir, no para esperar con sorna y dando muestras de satisfaccion mal disimulada a que las crisis y las tormentas politicas que no faltan nunca ,arrasen no solo con el Gobierno sino con las instituciones y con los mismos ciudadanos. Sin la primera ni el segundo no es posible funcionar en la normalidad, todo lo que se intenta es a trancas y barrancas , teniendo que negociar duramente y gastar energias y tiempo que se podrian emplear en otros menesteres mas perentorios.
La Transicion que dio paso a la Norma fundamental fue consensuada , tal vez por esto se engendro un Corpus Legislativo ambiguo y contradictorio, es decir, una constitución que admite diferentes lecturas. Esta ambigüedad tiene su origen en la necesidad que hubo de poner de acuerdo sobre la norma fundamental a partidos políticos de ideologías muy dispares y lograr así lo que se llamó "el consenso constitucional"

La ideologia liberal , de libertad, impregna la Constitucion e inspiro la organización del Estado de Derecho Sus elementos principales son el poder de los ciudadanos como voluntad general de poder gubernamental y la elección de sus representantes de manera libre y soberana. El Estado de Derecho como marco jurídico e institucional resguarda las libertades y los derechos de las personas.La división de poderes, idea fundamental en el pensamiento liberal, es el eje del sistema político., la soberanía nacional permite la elección, por sufragio universal (varones y mujeres mayores de 18 años), de los representantes del pueblo soberano en las Cortes. Ejercen el poder legislativo entre las dos cámaras, el Congreso de los Diputados y el Senado, eligen al Presidente del Gobierno y controlan la acción del poder ejecutivo.
Todo esto lo tenemos claro, pero con esta España de la crisis economica, con una sociedad que avanza en lo tecnologico y en lo cultural a pasos agigantados, con los nuevos retos y con los viejos, con una globalizaciçon que nos permite saber en tiempo real y comunicarnos simultaneamente con las antipodas o cualquier parte del Planeta y ver y oir lo que esta ocurriendo al minuto en esas latitudes;con una sociedad plural por la movilidad de la masa poblacional que busca horizontes nuevos para vivir, trabajar y desarrollarse muchisimo mejor... Aqui ya no valen los viejos parches o las antiguas soluciones, porque han perdido su efectividad, ninguno de nosotros somos los mismos de hace tres años a esta parte, como lo iba a ser un estado o un continente entero hace treinta, malo si no hubiesemos crecido en todos los sentidos, avanzado.
Para mi es necesario un "aggiornamento" de nuestra Constitucion, como base que es de nuestro estado y como fundamento para nuestra convivencia y desarrollo, reconozco que no es el mejor momento, pero en alguno tenia que ser, ¨por que deberia obviarse si los cambios ya estan instalados en nuestro mundo y siguen , seguiran, imparables+ no se pueden poner puertas al campo, no se pueden frenar los cambios de nuestra sociedad y de nuestro mundo, pero al menos podemos estar preparados.
Hay personalidades mas preparadas que yo y mas competentes que esta simple historiadora que escribe, que piensan que no se debe demorar mucho mas.

Un ejemplo, leido esta mañana en la prensa digital ,¿quien nos iba a decir a nosotros que el periodico de papel se sustituiria en gran parte por las nuevas tecnologias?.
La Presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, se ha pronunciado este viernes sobre la reforma de la Constitución, asegurando que "hay que reformarla", ya que de lo contrario "no hay futuro posible".
Casas ha hecho estas declaraciones en la clausura del I Congreso Nacional de Derecho celebrado en la Universidad Carlos III de Madrid, en donde ha manifestado que "reformar la Constitución es algo que se incluye dentro de la propia Constitución".
"La Constitución de 1978 ha propulsado cambios sociales importantísimos. Pero debe tener una continuidad como la tuvieron las Constituciones del siglo XIX y del XX, y para que se desarrolle su potencialidad debe ser reformada. Si no, no hay futuro posible".
La presidenta del Tribunal Constitucional ha explicado que esta reforma "exige mayorías absolutas y no considerar ningún aspecto irrelevante. El poder reformador se otorga a quien la Constitución señala, el poder político, y exige un consenso muy cualificado. Un debate político para reformar la Constitución es signo de madurez y esperamos el mismo grado de consenso de la Constitución del 78".
Casas ha explicado que, en ciertos aspectos, la Constitución actual ha quedado obsoleta: "Sólo en una ocasión la Constitución del 78 se refiere a la palabra 'informativa'. En el 78 no se tuvo en cuenta el impacto tecnológico, la invasión de la intimidad que producen las nuevas tecnologías".
"Tampoco utiliza en ningún momento la palabra Europa. El TC ha colocado nuestra Constitución en relación al ordenamiento europeo, pero es necesario incluir nuevos términos".

Yo no seria tan taxatia ni tan apocaliptica, probablemente , de seguro, que habria futuro pero desconocemos que tipo de futuro, ni como nos desenvolveriamos. Eso si los jueces , entre ellos y primordialmente los del Tribunal Constitucional que ella preside deben tener la cabeza clara, nada embrollada, hay mucha dispersion e intereses diferentes y en conflicto por no decir politicos, en su actuacion.Eso es lo que vemos los ciudadanos desde fuera , nos produce esa sensacion.
Seria bueno pedir MAS COMPROMISO con la sociedad , con el pueblo soberano, las cosas irian mejor.


Casas ha añadido unos aspectos interesantes a su conferencia:
Por otra parte, la presidenta del Tribunal Constitucional ha aseverado que la Constitución debe hacer realidad "la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político que aparecen en su primer artículo".
Según la presidenta del TC, actualmente no disfrutamos de igualdad: "Esperemos que la importancia de la mujer crezca rompiendo el techo de cristal que le lleve a ocupar puestos de mayor importancia. En materia educativa, el número de mujeres catedráticas en la Universidad en España alcanza sólo el 13 por ciento, lo que es una discriminación, como la discriminación retributiva a la que se ven sometidas las mujeres en el mundo laboral".
La jueza Casas ha calificado el Tribunal Constitucional como un "elemento indispensable"."Este octubre cumplió 30 años y es inseparable de la historia de la Constitución, ocupa un espacio insustituible y otorga seguridad a la vida pública española. Su objetivo es pensar en la continuidad hacia un futuro que tome la Constitución como base, se reforme o no, encauzándolo en los márgenes de lo constitucionalmente posible".
La sociedad avanza y con ella ha de avanzar su ordenamiento jurídico. Si algo diferencia la democracia de los estados totalitarios, es que el sistema legal de los primeros evoluciona conforme las necesidades y preocupaciones de los ciudadanos. Por tanto el debate no es cambiar la constitución, sino si dichos cambios recogen la auténtica voluntad del pueblo y no la de los intereses partidistas.

Y para concluir constato lo que ha dicho el jefe de la oposicion, tan gallego como siempre y desde luego tan vago hasta en sus declaraciones a medios afines, como ya nos tiene acostumbrados: ¿vago de vagueria y / o vaguedad? inquiero.
El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró que la Constitución, "sin perjuicio" de que reciba alguna reforma, "pues alguna habrá que hacer", consagra la nación española, la libertad del individuo, los derechos humanos y la igualdad de los españoles. En declaraciones a los periodistas nada más llegar al Congreso, subrayó la "vigencia" del texto, que tiene "muchos aspectos positivos".
Uno fue "el acuerdo entre españoles", pues dieron su "apoyo mayoritario" a la Constitución "personas del régimen anterior, personas con posiciones políticas diferentes", y todo ello con un "doble objetivo". El primer objetivo consistió en "mirar al futuro y superar una etapa muy dura de la historia de España" y el segundo, en "fijar unas reglas de juego que constituyesen un marco de convivencia" para que dentro de él todas las posiciones políticas pudieran defender sus planteamientos. De entre todos los aspectos positivos, Rajoy ensalzó la reafirmación de la nación española, de la libertad del individuo "por encima de cualquier consideración", de los derechos humanos y de la igualdad, "entendida no como uniformidad, sino como igualdad de oportunidades, derechos y deberes".
"Estos son los grandes avances de una Constitución con la cual hemos vivido 30 años, y sin perjuicio de alguna reforma, que alguna habrá que hacer, espero que vivamos con ella muchos años más", ha sentenciado via el Mundo.
El en su linea, mas de lo mismo, que gran cabeza y que fino olfato de"pensador" nos estamos perdiendo.

Precisamente Fernando Jauregui en Diario Critico apostilla:
"Me parece que no tuvo demasiado eco el llamamiento del Rey en la Fundación que dirige José María Aznar para que los partidos vayan hacia un ‘pacto constitucional’. Quizá porque a nadie interesan las últimas derivaciones de ese pacto, que no puede ser meramente un concierto para dejarlo todo como está. El propio anfitrión, Aznar, ya sugirió que hay que avanzar actualizando los logros que hasta ahora ha cosechado aquella, esta, Constitución de 1978.
Estamos ahora a punto de celebrar un nuevo aniversario de nuestra Carta Magna, si es que así puede llamársela técnicamente. Y pienso, un año más, que no es mal momento para reflexionar acerca de los cambios que nuestra ley fundamental necesita para adaptarse a los tiempos que corren. Que no es lo mismo un texto redactado hace treinta y un años para pavimentar la transición hacia la democracia que gestionar, más de tres décadas después, con lo que ha llovido, esa democracia, una vez lograda.
En los últimos días hemos visto algunos serios desajustes -y los que veremos- entre la realidad y las normas, más o menos rígidas, contempladas en nuestraConstitución. Ahí está, sin ir más lejos, lo que está ocurriendo con el retraso -¿inconstitucional en el fondo?- en la llegada de la sentencia del Tribunal Constitucional acerca de si el Estatut de Catalunya, es o no es.
El miedo de la clase política -y de la sociedad, reconozcámoslo- a abrir el melón de las reformas constitucionales está haciendo que nuestra ley de leyes se vaya quedando algo arcaica en los aspectos ya conocidos y detectados –no se enumeran las autonomías, no hay identidad europea, la sucesión a la Corona está mal regulada, el Senado es una Cámara inoperante e ineficaz... -y en otros bastantes. Para mí, lo más chocante no es que la Constitución siga dictando que el servicio militar es obligatorio o consagrando la pervivencia de los llamados tribunales de honor, sino que podamos comprobar que la regulación de las autonomías, sus facultades y competencias, corresponde al momento de instaurar la descentralización, pero no al presente.
El ‘acuerdo constitucional’ que reclama el Rey, en un llamamiento que supongo que quiso ser un toque de atención, y que muy probablemente se repita en el tradicional discurso del Monarca en la Nochebuena, es algo que debemos tener muy en cuenta. Aunque acaso el Rey no deba ir más allá y sean los políticos los que deben buscar un acuerdo nacional para, al menos, sentarse a la mesa y ver qué artículos hay que redefinir para que España sea un estado en el que todos quepan cómodamente, un Estado descentralizado y preparado para liderar una Europa en vertiginoso cambio.
La Constitución de 1978 sigue, afortunadamente, vigente. Pero, parafraseando el pensamiento falsamente atribuido a Lampedusa, es preciso que algo cambie para que la Constitución siga (básicamente) igual".

En definitiva todos estamos de acuerdo en la reforma, pero el cuando es otro cantar.
Reformar la Constitución SI, para hacerla mejor, es a fecha de hoy algo más que una necesidad. No para liquidar el texto de 1978 -sin duda uno de los hallazgos de la democracia española por su capacidad para crear consensos tras una dictadura y una dolorosa Guerra Civil- sino para hacerlo más fértil, y, sobre todo, más creíble para una generación cada vez más desapegada de la cosa pública.

Si algo debemos de recordar o imitar de un ejemplo magnifico como el de Solé Tura , miembro destacado del PSUC en aquellos tiempos en que fue ponente de la Carta Magna es su coherencia y su compromiso valiente "que nos ha dejado un legado maravilloso", en palabras de la Vicepresidenta de la Vega :
"Él nos enseñó que el diálogo y el acuerdo son el mejor espíritu para una convivencia en paz".
Pues dicho queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario