lunes, 14 de diciembre de 2009

De Casa de Beneficencia a Museo Etnográfico Nacional


En este fin de semana de un frio horrible, con nieve y temporal en toda España,ya tenemos las fiestas casi encima y ¡ blancas!; lo que para los niños y los más jóvenes es algo ideal para los mayores y especialmente para los que tenemos problemas de movilidad es una tortura, en fin haya paz, que para las fechas en que nos encontramos ya iba siendo hora de tener fríos, heladas y alguna que otra nevada, especialmente en Teruel; en este Teruel que se ha volcado una vez mas para mi sorpresa, en la iniciativa de visitar la Sede del que en 2013 albergará la colección Etnográfica mas completa, asi como ingente documentación de todo tipo y los fondos del Museo el Traje entre otros .
Me alegra profundamente que la población turolense se haya volcado este proyecto que muchos en su momento no entendieron,pero dieron por bueno como promesa de nuestro Presidente del Gobierno ,Rodriguez Zapatero, cuando nos visitó antes de la elecciones de Marzo de hace dos años.
Debo reconocer, que he tenido que explicar en el barrio lo que significa la Etnografía y un Museo de estas caracteristicas, porque el personal , afín y no afín, se quedaron a cuadros; pero yp me alegré infinitamente, todo lo que sea cultura y todo lo que atraiga ,descentralizando un poquito, a otros lugares perifericos más visitantes ,siempre, es bien recibido.
Hubo muchos escépticos, que ahora se hacen de nuevas y se cuelgan el medallón de haber entendido y apoyado aquella" promesa".
Muchisimos pensaban que era una solemne estupidez poner un Museo de índole Nacional en Teruel, otros ,los de siempre, los del PP y los de otras formaciones en el margen derecho o centro derecha del espectro politico, se frotaban las manos, haciendo chistes y poniendonos a los socialistas "de hoja perejil" con el presidente a la cabeza, ¡como no!...Toda la oposición que hacen , ante los avances y toma de decisiones progresistas es burlarse o denostar; pero claro , ellos jamás pondrán alternativas encima de la mesa, no me canso de repetir que si ganan las futuras elecciones, los hados no lo permitan, será por el desgaste y por la factura de la crisis que pagará el Gobierno socialista, pero jamas por ser una oposición coherente y trabajadora, preocupada por la buena marcha del país y por los ciudadanos.Que tomen nota ya mismo los electores, como aviso para navegantes.
Pues bien , la promesa se sustanció en un acuerdo firmado por el anterior ministro de Cultura, El Presidente de la Diputación provincial de Teruel, el compañero de tantos años, Antonio Arrufat y el Presidente de la Comunidad Autónoma, Marcelino Iglesias.
Hubo otra andanada de chistes, algunos gruesos, que por respeto a mi misma y a mis inteligentes lectores no voy a repetir.
Pero ahora el Proyecto es cada vez mas real, tiene estructura, carne y huesos; y es ILUSIONANTE, a mi me lo parece y conmigo a muchos más de esta población que ve como Teruel ha pasado de ser un pueblo grande a una ciudad con progresión y con perspectiva de futuro, aunque queda mucho por hacer, solo los socialistas y los progresistas ,que los hay en esta ciudad y muy compormetidos, apostaron por apartar la desidia , la vagancia y la soberbia de los miembros del partido Popular, que hasta entonces habían estado ocupando sillones y puestos de responsabilidad regodeandose en desvincular todo Aragón del progreso , de la igualdad, de la justicia social y los avances sostenidos, de la creación de riqueza duradera.
Este fin de semana de alguna manera ha sido la prueba de fuego, y no ha salido mal.Habia que buscar una ubicación que albergase el nuevo Museo, estamos en crisis y construir algo fuera de la capital no era de recibo, no debería estar fuera de la estructura urbana, ya de por si dificil que tiene Teruel, esta construida sobre siete colinas o collados, aqui se llaman"muelas", algo inarticuladas entre si, pues hay zonas muy bajas y zonas altas, con barrancos entre medias; es como una Roma en dimensiones ajustadas a la proporción humana, una Roma en pequeña escala, con su rio que la atraviesa, curiosamente en Roma es el Tiber, aqui es el Turia, aunque en su acepción musulmana de Guadalaviar, el Río Blanco.
Mas de 2000 ciudadanos han acudido a estas Jornadas en las que el Ministerio de Cultura queria , y le ha salido perfectamente bien, involucrar a la ciudadanía en este Proyecto.La Subdelegada del Gobierno, Maria Victoria Alvarez, compañera socialista, y colega de proifesión pues es profesora de la Universidad y lo ha sido de Instituto, ha comentado que ha sido tan buena la experiencia que probablemente en primavera, ya con mejores perspectivas en el adelanto del Proyecto, se vuelva a repetir.
Y ya tenemos el edificio, mas bien un conjunto de los mismos que acogerá este Museo, es la vieja casa de la Beneficencia, llamada después de la postguerra Hogar "Comandante Aguado", una especie de Hospicio, que aun recuerdo en marcha y funcionando , el Comandante Aguado fue combatiente, en la encarnizada pelea por este territorio entre republicanos y fuerzas sublevadas, el murió en Sarrión, en una ofensiva que pretendia frenar el avance republicano sobre Teruel.Fue laureado por eso y recordado en la época franquista.
Casa de la Beneficencia o Casa de la Misericordia, en los últimos años presentaba un aspecto descuidado y siniestro, pero forma parte de la historia de la ciudad, de una historia que si bien no debemos olvidar , ahora tiene oportunidad de insertarse en el tejido ciudadano y cotidiano de otra manera menos dolorosa.
Fue una fundación de la Iglesia, en la figura del Obispo de Teruel,los primeros intentos del prelado D. Francisco José Rodríguez Chico para erigir la Casa de Misericordia datan de 1767, esta todo bien documentado y se sabe de primera mano que el propio Ayuntamiento fue contrario a la fundación, rebatiendo las propuestas del Obispo y sobre todo cuestionando alguno de los sistemas de financiación por incremento de determinados impuestos.
Se creara una Junta pro Casa de Beneficencia, y es a partir de 1784 cuando se empieza a reconocer la necesidad de una Casa de Refugio,pero nada se consolidaría hasta 1794.Y asi fue:la llegada al obispado de D. Félix Rico fue decisiva. Con la aprobación del plan presentado por el prelado, se destinaba inicialmente para Casa de Misericordia y de Expósitos el antiguo edificio de la Villavieja propiedad del obispado pero, debido a la excesiva distancia entre este y la ciudad, pronto se iniciarían las gestiones para la construcción de la que sería su sede definitiva.
No se conoce a ciencia cierta la autoria del primer proyecto constructivo,a la autoría del edificio aunque si se sabe que los planos no fueron trazados exclusivamente para la casa de Teruel, sino que se tomaron para su adaptación, de casas construidas con el mismo fin en otros lugares de España.

Sin duda este tipo de edificios responden en general a unos mismos esquemas no solo de planta, sin de alturas, materiales, sistemas constructivos, e incluso composición arquitectónica guiada por los cánones del Neoclasicismo y sus lenguajes regidos por la razón, la proporción y el orden, que inspiraba la arquitectura de la ilustración. Más aún, la rigidez en la ordenación basada en la simetría es una constante que se da tanto en este tipo de centros como en las prisiones. De hecho, las plantas rígidas pero a la vez sencillas están pensadas para favorecer un mejor control de los residentes, y por ello no disponen mas que de un solo acceso.

Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico, aporta otros datos de interés:
"Se eligió como ubicación las huertas próximas al convento de los Franciscanos, que se compraron a los racioneros de San Martín y a D. Alejandro Barrachina y atribuye a Francisco Rocha Carrera (Monzón, 1766 – Zaragoza, 1809 ) la autoría del proyecto. En cualquier caso es muy probable que así fuera y que Rocha conociera a fondo las obras de la Casa de Zaragoza que habían comenzado unos años antes y de las que tampoco se conoce documentalmente su autor. La traza de la de Zaragoza, conocida hoy como “El Pignatelli”, en planta es prácticamente un cuadrado (136’5 m x 134’5 m), la de Teruel es de planta rectangular (105’5 m x 56’5 m)."

Se empezó a construir con problemas económicos que se recogen una y otra vez en multitud de documentos.
Aunque la casa estaba sin terminar, el 19 de marzo de 1801 se trasladaron a ella todos los acogidos en la casa provisional de la Villavieja. En esa fecha, la inversión realizada era de 27.000 pesos aproximadamente y aún faltaban unos 3.000 para su acabado. Aún llegaron 225.000 reales en 1803, y en la primavera de 1804 las obras debían estar terminadas. Independientemente de la obra, su mantenimiento estuvo siempre sujeto a crisis económicas agravadas primero por la guerra de la Independencia, y posteriormente por efectos de la desamortización. A partir de la ley de 29 de julio de 1837, pasó a depender económicamente de la Diputación Provincial.
Es habitual que la planta de muchos de los edificios construidos durante el siglo XVIII para Casas de Misericordia y otros usos asimilables, se organice mediante una forma geométrica de grandes dimensiones cuyo perímetro permita disponer de amplios patios interiores. Tanto en “El Pignatelli” como en la casa de Teruel son tres los patios aunque de dimensiones y proporciones diferentes. El mismo esquema simétrico respecto a un eje perpendicular a la puerta de acceso al conjunto, configura 6 cuerpos de edificación, los cuatro perimetrales y dos centrales.

Los perimetrales están formados por dos crujías. La exterior de unos 6 metros para albergar los distintos usos, y otra interior de unos 2 metros con funciones de corredor que comunica todas las estancias. Los cuerpos centrales con una crujía central de unos 5 metros y corredores a ambos lados para configurar la simetría compositiva y funcional de los tres patios. Estos corredores de comunicación, en la planta baja son porches en todo el perímetro interior de los patios que se conectan entre sí por pasos abiertos.
Las comunicaciones principales entre las plantas se realizan mediante escaleras de tres tramos situadas en los cuerpos centrales y próximas a la puerta.
El edificio tiene forma rectangular, con dimensiones de 105 x 56,5 metros, y consta de planta baja y dos alzadas con alturas libres cercanas a los 4 metros. Exteriormente la linealidad de las fachadas se refuerza aún más por las impostas a nivel de forjados, que el autor trató de romper en la fachada principal quebrando ligeramente su plano en varios puntos. Un elemento central que enmarca la puerta con pilastras de orden dórico en la doble altura de las dos plantas superiores que recogen un arquitrabe y tímpano rodeado por molduras similares a la cornisa. A ambos lados, otra superficie de fachada que abarca también tres ventanas como el anterior, está avanzada ligeramente respecto del plano general de la fachada, precisamente los extremos de esta parte coinciden en alzado con el cuerpo posterior del edificio que tiene 4 plantas. Los laterales del alzado principal, se refuerzan con una especie de pilastrones en las dos plantas superiores enmarcando la última ventana. Una cornisa de perfil generoso rodea todo el edificio y los patios.
Los cuerpos de edificación están cubiertos a dos aguas hacia el exterior y hacia los patios y el cuerpo posterior, más elevado, a cuatro aguas.
El uso del edificio ha estado siempre vinculado a su destino inicial aunque los cambios sociales y culturales introdujeran modificaciones a lo largo de los casi 200 años de funcionamiento. El aspecto de centro de acogida, de enseñanza, aprendizaje y de producción en sus talleres se ha mantenido hasta años recientes, con las variaciones lógicas en los tipos de talleres que albergaba.

La pérdida de sus funciones iniciales, en los últimos años, hicieron que el edificio se fuera reconvirtiendo hacia usos diversos para los que la Diputación Provincial necesitaba espacio.

Desde julio de 1992, debido a los problemas existentes en la cubierta que fue remodelada en su totalidad en 1996, el edificio prácticamente se desalojó, quedando únicamente en él la Zona de Comunidad de Religiosas en una parte que había sido reformada como Residencia de Niños y por tanto en buen estado. En la actualidad se ha convertido en un edificio de almacenamiento, en él se ubica parcialmente el Archivo de la Diputación de Teruel, almacenes de distintos servicios como el Museo, Instituto de Estudios Turolenses, Turismo e incluso de organismos ajenos a la Diputación como la Universidad de Teruel. Todos estos usos no requieren tránsito de personal, ni una apertura directa al público.
Pero ahora todo va a ser distinto., muy distinto .
Recojo las declaraciones y noticias de la Consejeria de Cultura del Gobierno Aragonés:
Respecto del Museo, desde el ministerio de Cultura, se ha señalado que recogerá 'la historia de la vida cotidiana de los españoles, al menos de cuatro siglos. Todos los objetos cotidianos, los trajes, los modos de transporte, el trabajo en el campo, toda la vida del hogar desde muy lejos y hasta lo contemporáneo'. Molina ha apuntado que 'hay colecciones de carteles, de llaves, de objetos muy diversos'.

Y es que hay más de 200.000 objetos que han sido coleccionados y buscados por investigadores como Julio Caro Baroja. Además, de señalar que esa historia 'estará toda en Teruel', que estará 'fuera del lugar habitual, que suele ser Madrid', el ministro de Cultura ha destacado que 'no es un museo que se acabe en esos objetos de ahora, sino que a partir de que esté instalado el equipo directivo seguirá comprando objetos, o recibiendo donaciones'.
En suma 'una colección extraordinaria' y que es 'muy accesible a todo el mundo'. La mayor parte de estas piezas proceden del Museo del Traje- Centro Nacional de Etnología y es heredero del Museo del Pueblo diseñado en la II República. Además, está enmarcado en la Red de Museos de España.
Esta equipación museística albergará 'una gran biblioteca, un gran archivo, unas 7.000 grabaciones del folclore español, un centro de estudios con la Universidad para investigar, un Departamento de publicaciones, habrá exposiciones temporales con otros museos etnográficos del mundo'. Así que ha señalado que será 'una de las más grandes colecciones del mundo, pero es una colección viva'.

Todos se han mostrado convencido de que 'va a provocar una venida de turismo, interesado por estos temas, de estudiosos, de seminarios, de talleres, publicaciones que le van a dar una vida extraordinaria a Teruel'.
Ciertamente, este Museo no tiene nada que ver con el Centro Nacional de la Moda que se ha creado en Madrid y que está destinado 'a la moda contemporánea, a lo que estamos creando en estas últimas décadas. Estarán conectados, pero son dos cosas distintas y complementarias'.
Según el acuerdo, el Ministerio se compromete a redactar el plan museológico del nuevo centro, así como a redactar y ejecutar el proyecto arquitectónico de adaptación de la nueva sede y la instalación museográfica. También dotará al Museo de los recursos humanos y económicos necesarios para la prestación de sus servicios. La inversión necesaria para su ejecución todavía no se ha calculado, puesto que todavía hay que redactar el proyecto.

La nueva institución museística tendrá objetivos como el de mostrar desde una perspectiva antropológica la unidad y diversidad de las manifestaciones culturales en España, y también el de conservar, proteger y promover el conocimiento del patrimonio etnológico integrado por todos aquellos testimonios que son o han sido expresión relevante de la cultura de los pueblos de España en sus aspectos materiales sociales o espirituales.
Otro objetivo es el de potenciar la investigación en el ámbito del patrimonio etnológico español, convirtiéndose en un centro de referencia nacional e internacional, lo que configura al museo como Centro de Investigación del Patrimonio Etnográfico.
Podemos estar de enhorabuena,
Una promesa es una promesa y esta se está cumpliendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada