domingo, 18 de octubre de 2009

“Piénsalo bien” .




En Madrid ya se llevo a cabo la manifestación contra el Proyecto de Ley sobre el aborto, las organizaciones de mujeres llaman a la reflexión, a través de un video, sobre las consecuencias y repercusiones que sobre la vida de miles de mujeres tendría atender a las demandas de los grupos anti-elección.
Que ahora se han dejado sentir, con bastante ruido y dinero invertido para hacerse notar.
Yo lo entiendo no como una protesta sino como una toma de posición frente al Gobierno socialista y la gestión de Zapatero, a como dé lugar. Esto mueve mucha polvareda ya los medios de comunicación, no importa si hay HIPOCRESIA o INTENCIONALIDAD, en lo que se protesta, el caso es organizarse y dejarse ver CONTRA.
Es más he oido a lideres del Partido Popular , concretamente a Mayor Oreja, que si ellos gobiernan eliminaran esta Ley, porque el aborto es un crimen digno de pnalizarse y de prohibirse; entonces ¿por qué no lo hicieron cuando gobernaban?, en ls ocho años de Aznar hubo mas de 500.000abortos, ¿dónde estaban la Iglesia católica y su jerarquía, donde los grupos Pro vida?¿dónde estaban todos estos vocingleros que ahora acuden como el que va a una romeria?...

Ausentes, como siempre, o tranquilos en sus hogares, maravillosos y conforme "Dios manda", satisfechos en sus "castillos" donde todo" esta genial y todos somos super felices".
Alguien está equivocado, o al menos no hablamos ni del mismo país ni del mismisimo planeta Tierra.
La vida no es fácil ni estupenda para todo el mundo, convivimos con grandes desequilibrios, hay abundancia y se tiran recursos, mientras otros mueren de hambre y de enfermedad, un mundo de explotadores y explotados a niveles insostenibles; donde muchos poderosos generan guerras, conflictos, latrocinios y estafas para proveerse de mas bienes sin importarles nada mas que la CUENTA de sus RESULTADOS y a como de lugar, apañando las leyes y las normas a sus intereses.
¿Esas gentes duermen y viven tranquilas con sus familias?, ¿van a sus iglesias y ponen sus principios religiosos en practica, en todo?...Me da la sensación de que no, cada quen se procura lo mejor para sus circunstancias, no para las del vecino o las del prójimo.
Hace falta ser chato de mente, llevar anteojeras, o ser pobre de espiritu que es la probreza mas tremenda, porque de donde no hay no se puede sacar para querer IMPONER lo que yo pienso que SOY o QUIERO SER a OTROS, que no necesariamente tienen por qué adherirse con mis principios.

Un legislador tiene una tarea clave, y es precisamente la de NORMALIZAR,REGULAR todas aquellas situaciones de la vida en comun de los miembros y ciudadanos de una nacion o pais, sin excluir las que sean mas complejas, buscando siempre EL BIEN COMUN , LA LIBERTAD, LA CONVIVENCIA Y EL ORDEN entre todos.
Es decir, si se regula una situación que sea con la mira puesta en TODOS; habrá quienes se amparen en la norma y quienes no la precisen, pero hay que hacerlo.Para evitar problemas mayores, desigualdades e injusticias en el futuro.
Nuestro país es especial con respecto a los Europeos, aun nos queda por recorrer camino, para que no nos pesen los años de Dictadura, los años de empobrecimiento cultural y cerrazon, los años de clientelismo y de sometimiento que forman parte de lo que fuimos pero afortunadamente DEJAMOS ATRAS.De la misma manera que Juan XXIII trató de abriri las ventanas y puertas de la Iglesia católica al aire fresco, a la renovacion, habría ahora mismo que dejar por insano y por irracional tantas cargas innnecesarias como la Jerarquia española, que es más papista que el propio Papa, pone sobre las espaldas y las conciencias de sus feligreses y creyentes.
Nuestro mundo es global y en España que siempre fue un crisol de pueblos, mas aún...Si en época de Franco, la guardia Mora, algunas familias de judios en Madrid y en Barcelona o prohombres protestantes,podian practicar su religión sin mas cortapisas que hacerlo en el ámbito privado, ¿por qué ahora se pretende imponer una MORAL UNICA, amparandose en el Catolicismo y en la salvaguarda de sus valores si hay muchos que son agnósticos, ateos o no son religiosos ni tan siquiera católicos?
No lo entiendo y ni ellos mismos lo explican.
Es el porque si, palo y tentetieso.

Este pasado sábado 17 de octubre, la ciudad de Madrid fue escenario, una vez más, de una manifestación convocada por grupos neoconservadores, confesionales y fundamentalistas contra el avance de los derechos civiles, contando, como en otras ocasiones, con el apoyo de la Conferencia Episcopal y del Partido Popular. En esta ocasión, el motivo es manifestar su oposición al derecho de las mujeres a decidir libremente sobre sus derechos sexuales y reproductivos, demandando la prohibición total del aborto en España.
A mi me ha dado verdadera vergüenza ajena, determinadas explicaciones de los asistentes.
Hasta el propio Tomás de Aquino hablaba de que el feto no tiene alma hasta pasados cuarenta días, si el feto era varón, si hembra tardaba mas tiempo;Tomas de Aquino no es un pensador de izquierda, ciertamente, sino el fundamento del Tomismo que ha avalado por años la Iglesia Catolica en su enselanza y en su gestión moral.
No pretendan engatusar a la opinion publica que se queda en la superficie con estos gestos y palabreria fácil de todo a cien, de que el feto de doce semanas es un ser humano tal cual, que se estan asesinando niños impunemente y por gusto, que se atenta contra la vida...y miles de cosas cada una mas peregrina que la otra.
Hay muchas FALACiAS REPETIDAS HASTA LA SACIEDAD COMO LUGARES COMUNES.
Lo primero, nadie quiere la MUERTE, y todos apostamos por la vida, CUANDO UNA MUJER SE ENCUENTRA ante el brete de abortar no lo hace por gusto ni alegremente como estos bienpensantes opinan.Si ha de hacerlo por las muchas circunstancias que a veces nos asaltan o se nos llevan por delante, que sea bajo el amparo de la Ley que nos iguala y en condiciones.
Segundo, nadie obliga al aborto, el Gobierno no va en contra del crecimiento de la natalidad, pero no todo consiste en traer hijos a este mundo sin tino ni camino, no son muñecos ni mascotas, claro que viendo como muchos tratan a las suyas, hay que reflexionar mas aun, ni mano de obra o carne de cañón. Ellos que abogan incluso con violencia por la vida deben de hablar de MATERNIDAD Y PATERNIDAD CONSCIENTES, asumidas y responsables.Un hijo debe ser tenido con todos los sentidos y todas las garantias, y no solo hablo de circunstancia económica adversa, hay otras mas, tan importantes como la primera.
Creemos que todo este croar y alzar
la voz, se trata de un intento evidente de manipulación política, cuyo objetivo real no es otro que el de entrometerse en la vida de las mujeres, estigmatizando y criminalizando su derecho a decidir sobre su maternidad.
Por los derechos humanos de las mujeres, por respeto a la dignidad personal de las mismas, en defensa de la libertad de conciencia y desde el respeto absoluto a la vida de todas las personas, no podemos permanecer en silencio ante esta nueva utilización fraudulenta de un pretendido derecho a la vida, por parte de quienes quieren imponer una moral rígida, basada en sus creencias personales, por encima de los derechos de las personas y del interés público.
Mientras los grupos anti-elección (mal llamados grupos pro-vida), con el apoyo de la jerarquía católica y otros grupos conservadores, sigan sosteniendo que el derecho del feto está, en todo caso, por encima de los derechos de las mujeres a una vida digna, no podemos creer en la formulación farisaica de que “toda vida importa”.
Nuestra sociedad no puede dar crédito a las posiciones ultraconsevadoras y patriarcales que deslegitiman los derechos fundamentales de las mujeres y están basados en una profunda desconfianza hacia la autonomía y la capacidad de las mujeres a decidir sobre su propia vida y su propio cuerpo.
Una sociedad que no respeta los derechos humanos de las mujeres está abocada al fracaso y no tiene futuro.
Por todo esto,hay que proponer a la sociedad española una reflexión sobre las consecuencias y repercusiones que sobre la vida de miles de mujeres tendría atender a las demandas de los grupos anti-elección, en nuestro país y en todo el mundo.
Apoyamos una ley de plazos acorde con Europa; nuestro Gobierno asegura que el proyecto que remitirá a las Cortes “es el que más se ajusta a la realidad social española”.
El texto sitúa en los 16 años la mayoría de edad para decidir, aunque me imagino que las jóvenes españolas por lo general, tendran confianza en que los suyos van a apoyar su decisión si se ven en la circunstancia, y esta edad queda como salvaguarda por si ocurre todo lo contrario, que hay familias con comportamientos rígidos e inamovibles.
En España se producen casi 30.000 embarazos no deseados entre mujeres jóvenes de menos de 20 años. El 53 % terminaron en aborto. Sinceramente la noticia es que 14.000 mujeres al año son madres en España sin desearlo lo que apunta un problema que nadie hace visible cada vez que se presentan informes sobre salud sexual.
Si se llevasen adelante y con literalidad las iniciativas de quienes en los próximos días se manifestarán contra el derecho a decidir de las mujeres, más de 604.665 mujeres estarían expuestas en España a ser llevadas ante los tribunales de justicia.
Los del Instituto de Política Familiar (IPF) esa institución anti-elección que promueve “o la abstinencia o la cárcel” achacan esta situación al “coladero de la actual ley del aborto y al uso de la píldora del día después”.
La verdad es que las mujeres se quedan embarazadas cuando mantienen relaciones sexuales sin precauciones y se ven avocadas a recurren a la interrupción del embarazo por un conglomerado de motivos entre los que destacan los obstáculos que organizaciones como la citada ponen para que adolescentes y jóvenes estén suficientemente informadas/os sobre como mantener relaciones sexuales seguras.
María Teresa Fernández de la Vega ha asegurado que “derechos, garantía, seguridad y respeto son las claves de la nueva ley”, que establece algunos cambios respecto al anteproyecto, siguiendo recomendaciones de los informes preceptivos, como el del Consejo de Estado, para “ajustar el texto lo más posible a la realidad social”. De La Vega ha asegurado que la voluntad del Gobierno es “prevenir embarazos no deseados y que evitar que las mujeres tengan que enfrentarse a una interrupcción voluntaria del embarazo”.
Y esta es la verdad de la Nueva Ley, muy clara :
La nueva Ley contempla el aborto libre hasta la semana 14 y hasta la 22 en caso de riesgo de la vida o salud de la mujer o graves anomalías en el feto y sitúa en 16 años la mayoría de edad para decidir sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Según De La Vega, el nuevo texto se apoya en tres puntos fundamentales: ofrecer mayor seguridad jurídica a las mujeres que se someten a un aborto, que estas mujeres puedan hacerlo con equidad y confidencialidad y dar completa seguridad jurídica a los profesionales de la sanidad que lleven a cabo la interrupción voluntaria del embarazo.

La vicepresidenta primera del Gobierno ha subrayado, en su comparencia ante los medios, que la nueva Ley está en sintonía los lagislación de los países del entorno español y cuenta con la aprobación de los órganos consultivos. Según De la Vega “ofrece seguridad y garantías a las mujeres y los profesionales de la sanidad”.
La futura Ley sustituirá a la legislación vigente desde 1985 y que despenalizó el aborto en los supuestos de violación, graves malformaciones del feto y daño para la salud física y psíquica de la madre. y que fue suprimida en 1938. Los plazos han quedado igual que en el anteproyecto: 14 semanas para abortar sin necesidad de justificar los motivos y 22 para los casos de grave riesgo para la vida o salud de la mujer y de malformaciones fetales. La novedad aparece en la regulación de los abortos posteriores a la semana 22.
El Gobierno ha modificado algunos aspectos de la Ley para ajustarla al Código Penal. Se contempla el endurecimiento de las condenas contra aquellos profesionales que practiquen abortos al margen de la Ley y sin realizar los informes necesarios. Se agrava el castigo contra los centros no autorizados que lleven a cabo interrupciones del embarazo y contra aquellos profesionales que realicen abortos más de las 22 semanas de gestación que limita la Ley. El Gobierno ha modificado también algunos puntos como la proporcionalidad de las penas a mujeres -que siguen sin ser sancionadas con pena de cárcel- y médicos y la información que se da a las mujeres que deseen abortar.
Este es el porqué de la Campaña"Piénsalo bien" , campaña en colaboracion con IPAS internacional; iniciativa avalada por la plataforma “Nosotrasdecidimos.org”
Para que toda la sociedad y los ciudadanos que la componen, tengamos claro sin tapujos y sin derivas aquello que puede o no afectarnos, sin dejar que otros decidan o nos manipulen.Toda la informacion es poca, porque desde siempre es mejor conocer en profundidad, SABER, que el CREER sin mas.

Culmino mi reflexión con las palabras de Emilia Caballero Alvarez, en un articulo antiguo pero con toda la enjundia para dilucidar que nos quieren vender como "Pro Vida" aquello que es un RETROCESO DE LOS DERECHOS HUMANOS:

"Existen principios que, como la vida y la maternidad, carecen de operatividad, razón por la que, tomados como objetivos, tales principios adquieren en ese trueque la rara “virtud” de ser paralizantes.
Después se aplican a las mujeres asegurando así la reproducción, no de la especie, pero sí de un sistema social que se asienta fundamentalmente en la desigualdad entre mujeres y hombres, pero también entre los individuos y grupos. En el tramo final se acaba por legitimar esa desigualdad que, por repetición, se convierte en “natural”. Ciertamente es una estrategia conocida y, a juzgar por sus resultados, bastante efectiva.
Otra opción consiste en el respeto al Estado de Derecho en el que una función básica es la de acudir a atemperar el conflicto que pueda producirse entre dos derechos, igualmente dignos de tener en cuenta, como son en este caso la libertad de la mujer y la esperanza de vida, que no la vida, de un embrión humano. Y atemperar ese conflicto significa regularlo y ponerle límites razonables, que es en lo que consiste la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo. Ser madre ha de ser una decisión personalísima y de las más importantes en la vida de una mujer. Pero de ningún modo debe poder convertirse en castigo. ¡Seamos bien nacidos!

Pero como todo es susceptible de empeorar, el actual intento de regular racionalmente el aborto ha puesto al descubierto la cara más irracional de nuestra sociedad.
Hace la friolera de 17 años escribía yo comentando un artículo de Luis Rojas Marco –a la sazón psiquiatra y comisario de Salud Mental de Nueva York- publicado en “El País” (20-07-92) a propósito del dictamen emitido por el Tribunal Supremo de EE.UU. reafirmando el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

Decía así mi comentario:
“El citado dictamen señala que tal derecho es un ingrediente de la libertad al que no se puede renunciar, máxime cuando en este caso la libertad de la mujer está en juego de una forma inigualable en la condición humana (…) la capacidad de controlar sus vidas reproductivas es esencial para que las mujeres puedan participar en igualdad de condiciones, en la vida económica y social.
Rojas Marco resalta la sensibilidad y sencillez del alto tribunal, su empatía que define como la capacidad de los altos magistrados para ponerse en el lugar de la mujer, de ubicarse con afecto y comprensión en su difícil encrucijada histórica. Y añade que al expresar su solidaridad y respeto por la calidad de vida de la mujer los magistrados han demostrado que estas cuestiones no se pueden resolver sólo con leyes, hace falta sobre todo que se resuelvan en los corazones y las mentes de mujeres y varones”. Hasta aquí mi propia cita.

Pues bien, 17 años después está claro que nuestra sociedad no sólo no cuenta con esas magistraturas, sino que algunas de nuestras altas instituciones muestran una incapacidad enfermiza a la hora de resolver estas cuestiones. De tal manera que, a diferencia, no de la extrema izquierda ni del feminismo radical, sino de una institución tan poco sospechosa como el Tribunal Supremo de EE.UU., en esta ocasión, y en nuestro país, se ha llegado a la pérdida de todo el control que sería exigible.
En primer lugar, cuando dicen que “el aborto es peor que el abuso sexual de niñas y niños” están expresando el miedo a perder el control de la sexualidad femenina, pero a la vez se intenta rebajar el espanto que debe producir un crimen como la pederastia, que es uno de los mayores atentados a los Derechos Humanos y, por si fuera poco, tiene consecuencias y sufrimientos de todo orden y para toda la vida. En la misma línea está la siguiente reflexión: “cuando se banaliza el sexo, como ocurre hoy, no tiene sentido seguir considerando la violación como delito penal”.

Es un ataque tan brutal a la propia dignidad de quien lo pronuncia que produce amargura y duele escucharlo, máxime cuando se hace en representación de importantes instituciones. Pero, además, el análisis es sobrecogedor, porque nos retrotrae a la Edad Media.
Efectivamente, se trata de un pensamiento que se corresponde con la idea de que la mujer y su descendencia eran agentes patrimoniales del varón, que era quien tenía el poder de decidir sobre la vida y la muerte de los mismos. Un pensamiento que desde hace al menos 3 siglos parecía superado.

Pero además, quienes así se manifiestan representan instituciones que, en un sistema democrático, deberían ser dignas de respeto y sin embargo pueden llegar a perderlo. Ello supone un retroceso en la recuperación de valores cívicos, de intereses pacifistas, de rearme moral. No es por azar que esos retrocesos coincidan con el auge de las guerras o la corrupción y la degradación de la “res pública”. Y digo que tan altas instituciones pueden no ser dignas de nuestro respeto porque son demasiados quienes padecen abusos en la infancia y demasiadas las mujeres que sufren y mueren a causa de parecidos patrones de conducta. Y es que quizá, si lo pensamos bien, estamos ante actos de apología del delito."





2 comentarios:

  1. Camarada: Comparto tu artículo que, como siempre y en tu linea habitual, es centrado, crítico y constructivo en cuanto afloras ideas y alternativas. La cosa, no obstante, no tiene remedio, o al menos así lo veo yo. Porque los fasciocristianos del nacional catolicísmo van a seguir practicando la intolerancia, el integrismo y la falta de respeto absoluto por la libertad de los humanos, y van a seguir tratando de imponer sus ideas y la verdad única a cristazo limpio. es lo que llevan haciendo dosmil años. Ya empezó la intransigencia más absoluta Pablo de Tarso-me niego a hablar de santos- y se fue extendiendo con los años segun avnzaba la influencia cristiana. Para muestra, el cápítulo de la alejandrina Hipatia, tan bien narrada por Amenabar en su film, que fue asesinada por ordenes directas de todo un obispo, al que encima canonizaron. Y siguió la historia de seguir pisoteando los derechos humanos creandose la Inquisición, de tan nefasta historia quewtodos conocemos. Y en España, franquito y sus curas, llevando a la gente a fusilar, haciendo delaciones, y Pio XII bendiciendo a los nacis etc. y es suma y sigue y así han de seguir. Por eso tenemos que seguir peleando y defendiendo los derechos humanos y los derechos de las mujeres en particular, conforme a nuestros valores e ideología. Un abrazote.
    Miguel Sagüés

    ResponderEliminar
  2. Estamos en el mismo bando, a ver si a pesar de los pesares se impone la cordura, aunque visto lo visto ya no me espero nada.Hay que respetar a los que no creen o no necesitan creer de la misma forma y manera hay que legislar para todos.
    Aqui hay mas cosas escondidas de las que aparecen, es la punta de un iceberg que no me agrada lo mas minimo.
    Acerca de Hipatia me has leido el pensamiento, he escrito sobre ella, para mi fue victima de la intilerancia religiosa mas absoluta , amen de la misoginia de aquellos mal llamados Doctores de la Iglesia, que parece ser despreciaban el vientre y el sexo del que nacieron.
    Mas que un abrazo te envio de vuelta, querido Miguel

    ResponderEliminar