miércoles, 7 de octubre de 2009

¿DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO "DECENTE" ?



Lo escuche en la televisión del apartamento que ahora ocupo en Oropesa del Mar a donde he acudido invitada por mi amiga Rosa Sabater, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Oropesa, necesitaba este cambio para mi salud y tomar las aguas en el Balneario de talasoterapia de Marina d'Or, esto está produciendo sus frutos, aún me queda formalizar la conexión de Internet con un modem usb que espero me funcione en breve.
Me he quedado de una pieza y confieso que he subido el volumen del televisor, pensé que era una broma, luego decidida a escribir he estado indagando y verdaderamente es el DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO DECENTE... Asi tal cual.
¿Llamativo?, ¿humorístico?, tal vez...debemos ser coherentes con lo que estamos viviendo y los nombres que ponemos a las cosas aunque sea un apelativo xomo este.
Todos entendemos que este día se hablará del trabajo, pero del ¿trabajo decente? ¿en qué consiste?, ¿quién puede medir la decencia o la indecencia de un trabajo?, ¿es lo mismo "decente" y "digno"?
Pues vamos a desmenuzarlo y analizar los entresijos de este apelativo.
Según la RAE, decente es un adjetivo que significa en su acepción más clásica: HONESTO, JUSTO, DIGNO.
En otras acepciones secundarias tiene que ver con lo acorde a la moral sobre todo sexual, o bien SUFICIENTE,SATISFACTORIO ,DE CALIDAD.Creo que no nos interesan otros matices como ASEADO o LIMPIO en este caso.
Recapitulemos: TRABAJO DECENTE es igual a TRABAJO HONESTO, JUSTO ,DIGNO, SATISFACTORIO, DE CALIDAD, SUFICIENTE.
Ahora lo veo mucho más claro, diáfano.
Es lo mismo que predica y ordena nuestra Constitución :en el Artículo 35, de la SECCIÓN II. DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS CIUDADANOS:
1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.


Las matizaciones no siempre son necesarias pero si pertinentes en la mayoria de los casos.El trabajo debe ser honesto y digno, eso seguro, quien dignifica el trabajo es la persona que trabaja y que labora, si lo hace bien y busca la excelencia, aunque algunos me diran que hay trabajos de trabajos , yoi misma estoy pensando en algunos que parece no son muy convenientes, pero dignos si; si la persona que lo ejerce asi lo entiende, esto es un matiz apreciativo, totalmente individual.
Aqui incluso me atreveria a plantear que hay trabajos que son dignos por quien lo ejerce, pero no satisfactorios, ni de calidad ,ni suficiente , y mucho menos justo en el sentido de Justicia, de un plano equitativo; y aqui si matizariamos tanto en lo individual como en lo colectivo
Son "las trampas" del lenguaje y es la vida, aunque no es lo que deseamos.

Este es el MANIFIESTO , firmado por los Secretarios Generales de las dos grandes Centrales sindicales:
"El pasado año, la Confederación Sindical Internacional (CSI), que representa a 170 millones de afiliados en todo el mundo, puso en marcha uno de los mandatos de su congreso fundacional: organizar una acción internacional centrada en la necesidad de un nuevo modelo de globalización. Para ello, convocó una movilización el 7 de octubre bajo el lema Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Esta Jornada puso a prueba la capacidad de los sindicatos para trabajar en una acción global coordinada. Los objetivos y los mensajes eran pocos y claros: trabajo decente para todos los trabajadores del mundo; aplicación universal de los principios y derechos fundamentales del trabajo de la OIT; cumplimiento efectivo de los Objetivos del Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas; y respuesta sindical a las pretensiones de desregulaciones de normas sociales en el ámbito de la Unión Europea.Esa primera Jornada Mundial fue un éxito sin precedentes: se celebraron 616 actos en 130 países, convocados por 216 centrales sindicales afiliadas a la CSI y otras 79 organizaciones.
Este año, la Jornada Mundial por el Trabajo Decente se centra en la grave crisis económica que está amenazando el empleo y el futuro de las personas en todo el mundo y que ha estado precedida por décadas de desregularización, ambición y grandes beneficios para una pequeña minoría, responsable de la peor recesión vivida en el planeta. Por ello, es nuestra obligación colocar el trabajo decente en el centro de las acciones de los gobiernos y las instituciones internacionales para recuperar el crecimiento económico y construir una nueva economía global.
El trabajo decente no es una idea abstracta, sino una necesidad real y una demanda muy concreta de los trabajadores en todo el mundo. El recurso más valorado de la humanidad debe ser el capital humano, y por ello es fundamental protegerlo mediante un trabajo decente a modo de carta de derechos de los trabajadores.
Este año, debido a la crisis, cientos de millones de trabajadores en el mundo no ganarán lo suficiente con su trabajo para superar la línea de pobreza. Cerraremos el año con un dato dramático: 50 millones de trabajadores más engrosarán las listas del paro en el planeta.
La actual crisis económica, financiera, energética, medioambiental, alimentaria, la crisis más profunda desde los años treinta, ha descubierto la ineficacia del actual sistema de gobernanza económica mundial. Las Instituciones Financieras Internacionales (IFI) –Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional– han sido incapaces de predecir la crisis y además sus políticas desreguladoras bien podrían haber contribuido a potenciarla.
La economía de mercado no garantiza el crecimiento ni la justicia social y, como se ha demostrado, ni siquiera la eficiencia económica. Los gobiernos, los sistemas políticos y el diálogo social desempeñan un importante papel a la hora de equilibrar estas interdependencias. Gestionarlas debe ser la labor del sistema político, el Estado y otras instituciones, en contra de lo que preconizan los representantes del rampante neoliberalismo, siempre partidarios de la reducción del Estado. Es precisamente potenciando las capacidades del Estado, modernizándolo, como será posible llevar a cabo con eficacia políticas de desarrollo y de empleo, sociales o macroeconómicas.
En esta nueva movilización, las trabajadoras y trabajadores españoles debemos reclamar los objetivos del sindicalismo internacional democrático y de clase para avanzar en la universalización del trabajo decente, definido por la OIT como aquel que se realiza en el respeto a los derechos fundamentales del trabajo con un salario digno y una protección social básica.

En nuestro propio entorno, además, es el momento de tomar posiciones frente a la intransigencia de la patronal española (CEOE), que ha provocado la ruptura del diálogo social, paralizado la negociación colectiva y bloqueado el desarrollo de 1.500 convenios en nuestro país que afectan a cuatro millones de trabajadores de diferentes sectores de la producción y los servicios.
Exigimos medidas para la creación de empleo, que aumenten la estabilidad, garanticen la negociación de los expedientes de regulación de empleo en las empresas con dificultades e incentiven la igualdad entre hombres y mujeres, la formación, la seguridad y la salud laboral.
Constituye un escándalo y una indecencia que ejecutivos de las finanzas, artífices de estos procesos de especulación y crisis, blinden sus salarios y pensiones multimillonarias, a la vez que exigen al resto de los asalariados que moderen sus remuneraciones y asuman el sacrificio que les corresponde para salir de la crisis.
Es inaceptable que desde esos mismos centros de poder económico y empresarial se den las recetas para salir de la crisis, proclamando reformas laborales que precaricen aún más el empleo y la protección social de los trabajadores, olvidándose que las reformas que deben llevarse a cabo deben comenzar por la regulación financiera internacional, la gobernanza global de Naciones Unidas y la reforma del tejido productivo.
Llamamos hoy a los trabajadores y trabajadoras a colaborar activamente en la defensa de estos objetivos, a participar en todas las acciones y movilizaciones que se realicen en toda España e invitamos a la ciudadanía y a las organizaciones políticas y sociales a que compartan estas reivindicaciones sumándose a esta Segunda Jornada Mundial por el Trabajo Decente".
Ignacio Fernández Toxo es secretario general de CCOO
Cándido Méndez es secretario general de UGT


He leido algunos mensajes en un solo diario digital ,contestando a lo expresado por los lideres sindicales bajo el escueto epigrafe de la noticia que estoy tratando; sobre todo haciendo hincapié en que la IMPORTACION MASIVA de trabajadores del resto del mundo, sin tino ni camino, ha servido para DESTRUIR las condiciones de trabajo más o menos decentes que existian antes. Lo MASIVO sin orden ni concierto siempre ha sido dañino, tanto o mas que la escasez, los términos medios, que no se nos olvide ,lo mesurado es el punto como decía el filósofo de la VIRTUD, del EQUILIBRIO.
Y en estos tiempos de crisis sobre todo financiera ,como influye en la pérdida de puestos de trabajo, en la economia "sumergida", en aquellos que hacen del fraude su forma de vida, trabajando y contratando por minimos o máximos, segun se mire, y cobrando con total desahogo el subsidio de desempleo o la ayuda a los "parados", por aquello de "tonto si no lo hago", o la famosa excusa "lo hace todo el mundo".
Lo que es mas sorprendente es que las “manifestaciones” para celebrar este dia y “protestas” tienen un carácter SEMICLANDESTINO, casi secreto; no se les ha dado una cobertura periodistica amplia y cuando yo lo he oido eran las 10 de la mañana y ya no lo han vuelto a repetir, ha sido como una noticia FANTASMA ;no vaya a ser que se enteren los trabajadores..., creo que no lo han hecho. Aqui huelgan las palabras…
¿Qué han aportado los Sindicatos que defienden al trabajador ?, he escuchado con un cierto e irónico tono de" mala idea" a alguien; comentar un lema que aparece en algunas manifestaciones de esos sindicatos que no tienen raigambre ni renombre en los medios de comunicación "¿dönde están? no se ven, Comisiones ni UGT”...Muchos de los sindicalistas y afiliados de estas agrupaciones de escasa notoriedad, a su pesar, cargan las tintas sobre los "liberados"; pero no solo tendran ellos alguna culpa, aquí en este juego "capitalista" estamos metidos todos, y no todos respetan las reglas del "fairplay", la norma o lo convenido...Es muy humano buscar vericuetos y senderos extraños o bien atajos, de la misma manera, que intentar capear los malos vientos cuando estas al borde del barranco y no tienes a donde asirte.
La desesperanza anida ya en nuestros coarzones, y hace presa en forma de depresión, no solo económica, sino emocional entre nosotros.Se están creando las condiciones precisamente para que el ser humano trabajador deje la decencia a un aparte, se calce el mundo por montera y se deje envolver por las redes de esos trabajos semi clandestinos, semi esclavos y que no tienen ninguna dignidad, a veces porque quien los ejecuta no tiene ni ganas, ni sabe, porque esta cansado y lo que le importa es terminar cuanto antes para marcharse al próximo...una especie maléfica del aquel pluriempleo de los años del Franquismo.
Me hago eco transcribiendo las palabras de alguien que sobrevive anidando en esa desesperanza, casi al punto de caer del nido, yo solo constato, no son mis palabras porque cuando generalizamos cometemos errores, de la misma manera que si personalizamos, es decir me pongo los lentes de lejos para enfocar este tema sensible con cierta distancia aunque a mi tambien me afecte sobre todo en mi entorno:
Yo no creo que ningun gobierno que se precie sea de izquierdas o derechas o centrista que de todo hay, desee tener parados y gente sin trabajo; pero mucho mas un gobierno progresista; por muy tibio que sea hara todo lo posible para ayudar a esa cantidad ingente de personas que pudiendo producir no producen.
Es un derecho y un deber del ser humano trabajar, alimentar y cuidar de los suyos, aspirar a una felicidad de la que se habla en algunas constituciones que hay por el mundo pero que dificilmente nos creemos porque no la conocemos, creemos que es atesorar dinero o bienes de consumo, perdiendo en el camino muchas oportunidades, personas y posibilidades que ya no volveran.
Este mundo o sociedad en que vivimos no esta hecho a la medida humana, la medida humana no es un progreso salvaje que no respeta ni el medio ambiente ni este Planeta que nos alberga como inquilinos; no es esquilmar sin guardar o preservar, viendo solo dividendos en la produccion o en el capital.
.
Es que nadie se va a dar cuenta de que no caminamos mas que a la nada, nosotros, mi familia y yo, creamos una empresa sustentable y sustentadora. justamente cuando en el Gobierno de nuestro pais estaba el PP ;nos dedicabamos a la construccion de viviendas con un coste asequible, a la medida de la poblacion en la que estabamos, dabamos trabajo a muchas personas y empresas subisidiarias, pero el tema de los "pelotazos" urbanisticos, los PGOU arreglados a la carta y la cantidad de constructores y promotores que surgieron en aquellos momentos al calor de una economia disparatada y de un concejo sin escrupulos , nos hizo darnos cuenta de que luchabamos contra gigantes malencarados, dispuestos a todo, seguimos plantando cara a un urbanismo insostenible hasta caer avasallados, arruinados...lo que vaticinabamos entonces se esta viendo y viviendo ahora.
Precisamente la causa de las crisis de demanda que padecemos y padeceremos es la falta de trabajos decentes.
Alrededor del 90% de asalariados no tiene otros ingresos que los rendimientos de su trabajo. ¿Quien va a poder comprar bienes duraderos como los inmuebles cuando al día siguiente de firmar la hipoteca puede ser despedido y con una protección social insuficiente ?.Me parece muy oportuna la referencia a aquellos que propugnan reformas laborales, desde los medios de comunicación o desde los centros del poder economico, como auténtico ESCANDALO. Solo nos basta ver que los altos directivos de los bancos tienen sueldos blindados, asi como las jubilaciones, lo mismo ocurre con los sueldos de losPOLITICOS, porque una cosa es estar en el Gobierno y otra es estar fuera como "ex" que tambien reciben remuneraciones exageradas...Su trabajo es mas decente que el trabajo de una enfermera especializadas, o de una maestra por poner ejemplos comunes; NO, no pienso que sea asi, es mas creo que el trabajo de estos ejecutivos no construye tanto pais como las otras actividades.
Filosoficamente solemos despreciar lo qur es bueno , sencillo y util en aras de lo decorativo y pomposo.
No me resigno.
Para ilustrar mas este dia que va tocando a su fin como DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO DECENTE, aunque no me guste el adjetivo porque lo noto un tanto incompleto, mejor ”empleo estable y justamente remunerado”, ”JUSTAMENTE ” de Justicia, como decia mas arriba, no de escaso.
Tampoco lo de ”recuperar el crecimiento económico”. frasecita que está todos los días en boca de las oligarquías, plutocratas dominantes o aprendices de idem (¿”empleadores? ”, empresarios de alto fuste) ya que los "emprendedores" o autçonomos de este pais no se dedican a la ingenieria financiera apoyandose en una mano de obra barata y abundante..
Los sindicatos tienen que afinar más con respecto al nuevo orden socioeconómico que reclaman, y el Gobierno socialista ser valiente y poner orden en este caos , aunque de momento pueda herir sensibilidades porque el refran dice que "a rio revuelto ganancia de pescadores" , lamentablemente es lo que esta pasando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario