jueves, 25 de junio de 2009

QUE MI NOMBRE NO SE PIERDA EN LA HISTORIA...TODOS LOS NOMBRES...


He cavado la fosa
de mis muertos en el aire,
donde sus huesos ligeros
se mezclan con las ramas
más altas de los árboles,
y mansamente los luceros
les brindan sus luces blancas.

He cavado su tumba breve
entre las nubes, cielo adentro
en el lugar preciso, donde
cada día un dulce viento
dice al fin todos los nombres.

ANA MARÍA VALENCIA HERRERA
a sus abuelos maternos asesinados en Marchena y al paterno exiliado
Cieza, 2004

Recuperando la dignidad de cinco hombres, sacados de sus hogares, asesinados y enterrados en una fosa común .(16 de Octubre del 1936)

La Agrupación de Familiares de fusilados de Marrupe han inhumado los restos de los 5 marrupeños exhumados en octubre de 2007 en el paraje conocido como “La Peña Negra” término municipal de Pepino (Toledo).

“Venceréis, pero no convenceréis.
Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta,
pero no convenceréis,
porque convencer significa persuadir.
y para persuadir necesitáis algo que os falta:
razón y derecho en la lucha.”
MIGUEL DE UNAMUNO


Los cinco aseinados son:

Leonardo Cedenilla Sánchez
Nicolás Ramos García
Julián Ramos García
Eusebio Fierro Martín
Anastasio Mayoral.



Anastasio Mayoral, era el padre de mi madre,Andrea Mayoral Fernandez,la mayor de los hermanos, que vio en la distancia y en la oscuridad como los llevaban a Peña Negra.
He estado intentando por años buscar a mi abuelo, doy INFINITAS gracias Y NO OLVIDARÉ jamás a la familia Cedenilla por su impetu , su firmeza y su tesón,ellos tambien son mi familia, pues mi tio Gregorio Mayoral, estaba casado con Ulpiana Cedenilla … .
Yo desde Teruel, donde vivo desde hace dieciocho años, estaba intentando recopilar informacion , permisos y todos los datos para su localización y posterior exhumación.Particularmente he contado con el grandisimo apoyo de La asociacion Pozos de Caude , a la que pertenezco , me estaban ayudando a ver claras las gestiones y todos los pasos , ellos y Paco Sanchez el presidente de la misma saben de mi angustia,dolor e impotencia.
Mi abuelo Anastasio solo tenía 40 años , era molinero y mayoral ,capataz, en las labores del campo, tenía que asalariarse o contratarse con los terratenientes, era de UGT, su empeño no era que los braceros trabajasen como bestias segando o trillando, sino darles instrucción, el enseño a leer a unos cuantos, como si de un padre se tratase, de forma severa les enseñaba lo que era la vida y sobre todo velaba porque los administradores de las fincas no les engañasen en el salario...Era un hombre de genio, serio para las cosas serias , pasó de la riqueza a la pobreza por los vaivenes de sus antepasados, gente de nobleza e hidalguía en Santa Cruz de Retamar, donde nació; el fabricaba abarcas, las mismas abarcas que se descubrieron en su fosa; he visto la única fotografía que tenemos de él, ajada y vieja foto que he rememorado a lo largo de los años en otras centenares de instantaneas que he ido atesorando en mi memoria, parecía un hombre anciano,su rostro surcado de arrugas, oprimido por alguna carga, grave, tenía ojos azulados, profundos , que según mi madre contaba, se alegraban cuando bebia un poco del vino de su pequeña viña y compartía con su familia tan numerosa, las pocas horas de descanso que la labor y las preocupaciones le dejaban;gustaba de tocar la bandurria y el laud...tenían un grupo de jota con sus parientes y llegaron hasta la Capital para tocar en un teatro.
Aquella noche terrible, en que el había venido de trabajar cansado y adolorido, padecia una artrosis, que la humedad del molino y lo fatigoso de su trabajo agravaban, se estaba lavando y mi abuela Agustina le daba friegas con aceite como unico remedio,la pequeña de los hijos, de dos años, mi tía María estaba sentada a la puerta de la casa ; un grupo de hombres que vienen le asustan, pero el sacerdote que los acompaña, al que conoce, le tranquiliza: "Mary niña,¿ donde esta tu padre?" ella , timida, les dice que se esta lavando; pero no le da tiempo a mas, ellos la apartan a un lado y aporrean la puerta entreabierta, entran en la casa como una tromba, les importa poco el que los otros hijos estén alli, que la escasa comida este en la mesa, arrasan con todo, mi abuela se desmayó...solo mi madre que entonces tenia 20 años, recien llegada de Madrid en donde servía como doncella, se encara a todos ellos con el cuchillo de la matanza, no sirve de nada, se llevan lo que quieren de la casa, se lo llevan a él...
No va solo, aquellos hombres con el cura aquel, a la cabeza van de casa en casa, buscando al Alcalde, al secretario, a los significados de un pequeño pueblo como era Marrupe , van cayendo uno a uno, no tienen nada que temer, no huyen...Leonardo el herrero de Marrupe, tiene ocho hijos, Eusebio tiene cuatro y uno por nacer ¿que iban a temer ellos? no habian hecho nunca daño a nadie, eran republicanos y socialistas,gente sencilla , de paz,jamás agredieron a nadie, trabajaban duro de sol a sol para sustentar a los suyos, no sin grandes esfuerzos.
En casa de los Ramos, no encuentran al cabeza de familia que esta fuera, se llevan a sus dos hijos pequeños de catorce años, dos niños gemelos, Nicolás y Julián, no atienden a razones... van como bestias ciegas, sin sentido ni sentimientos.
Pasaron un calvario, les golpearon hasta dejarlos medio tullidos, mi padre y mi tío, hijastros de Eusebio, recibieron el mismo trato, ellos estaban afiliados al Sindicato, mi padre con veintiun años y mi tio con tres años menos, ellos tenían el boleto para la Peña Negra también.
Aquella noche, contaba mi madre con amargas lágrimas, era una noche oscura, no habia luna, ella estaba sin comer ni dormir, porque estaba anhelante, siempre a la puerta del Cuartelillo de la Guardia civil; ve que llegan un grupo de falangistas, alguno conocido, tal vez uno era de la familia, el famoso cura, parece que primo de Leonardo, estaba con ellos, iban armados, bulliciosos, chulescos y borrachos...empieza la saca...los metieron en un carro tirado por animales, que no se diferenciaban demasiado de los que conducían,iban llenos de heridas, los ojos morados,todos con huesos rotos,atados, a mi padre y a mi tio que no se podian mover por los golpes y contusiones, extrañamente los dejan en el pueblo.
Mi madre enloquecida los sigue , les tiraba piedras a los falangistas, les decía bestialidades, se quedo ronca de gritar,les siguió , diez kilómetros o doce hasta ese recodo de la carretera a Pepino; ella lo contaba,bajito,con profunda amargura y un rictus seco en la boca...se mesaba el cabello, y no paraba de llorar y gritar ya sin voz...los falangistas la empujaron y se quedó desmadejada en la carretera; palpando el aire y sorbiendo lagrimas mezcladas con la rabia, no se veia bien...ella, dando traspiés, arañandose las piernas, las rodillas, seguia las luces que llevaba aquel pelotón , no pudo seguir mas allá, hasta el lugar porque había un escarpe pronunciado y muchas piedras, demasiadas.
Los pusieron en fila en el talud, estaban nerviosos aquellos cachorros azules, estaban nerviosos y eran malos tiradores, señoritos de casino que habian sido voluntarios para esta cacería, empezaron a disparar, cayó Leonardo, cayó Eusebio, mataron a los dos gemelos , mi abuelo fue el último, estaban agotados y resecos , bebieron un poco mas, aquel hombre atado que casi no podia estar de pie, les miraba sin ver, balbucía algo con una boca golpeada, con manos atadas, machacadas y crispadas.;ellos reian y gritaban maldiciones, me imagino la agonía de mi abuelo y tal vez su estupor ante la situación; medio muerto sin morir aun...empezaron a dispararle, erraban los tiros una y otra vez... hartos de aquello , ya sin balas decidieron ultimarle a pedradas, aquel hombre deshecho gritaba , con la boca ensangrentada "Mary... mi niña, Mary , Mary" hasta que con una enorme piedra loe machacaron la cabeza.
Mi madre ya no quiere recordar, ni contar nada más, se queda muda y absorta... ella oyó el crujido de huesos rotos,los golpes secos de las balas que se incrustaban en la carne; oyó lamentos y estertores, mezclados con las risas y las brutalidades de aquellos que se arrogaron el derecho de vida y muerte...Luego, el silencio,espeso, abrumador. Ya en la carretera,mi madre, como una muñeca rota se quedó expectante, uno de ellos , se acercó, le entrego la petaca y el pañuelo de mi abuelo...
Andrea, hace once años que murio de Alzheimer, los ultimos años de su vida se mezclaban las barbaries conocidas con recuerdos deshilachados de su infancia y juventud; ella no entendia de politica, jamas le gustó, jamas hablo de ello hasta que yo, insistente, pertinaz incluso,le obligué, yo era una mujer ya, madre de dos criaturas cuando hablamos,me dio la sensacion de una vida hueca, de un tiempo vacío; era necesario saber, saber para no olvidar.
Mi madre se olvidó hasta del nombre del lugar.
Los nombres de ellos NO, yo quise que ellos no fueran olvidados, al igual que la familia Cedenilla, de los nuestros quedan pocos hijos vivos, quedan nietos e incluso biznietos que pueden ir con la frente alta y digna.
Estoy orgullosa de como fueron estos cinco hombres,buenos, en el sentido del verso de Machado, trabajadores y consecuentes con sus ideales,si los asesinaron fue por ello ademas de envidias y rivalidades personales , eran hombres de PAZ; no hubo motivo real ni grave, ellos no tomaron las armas contra nadie, no eran soldados, los arrancaron de su vida dos veces, la primera asesinandolos, la segunda dejandolos en la cuneta en medio del campo, como si fuesen alimañasy a las familias sumidas en el ostracismo y el miedo, sin poder llorar a sus muertos, marcados por un estigma invisible e injustificado.
Me he dedicado a la Historia, algo muy curioso, casi kármico, viendo mi pasado y mi presente; los cinco, han pasado 73 años como desterrados, desaparecidos y desvinculados de quienes los amaron y ellos amaban; pero eso si, ahora pueden descansar en esta tierra que trabajaron y en la que murieron, decía Pablo Iglesias que los socialistas no mueren, se siembran … ellos, incluso los dos niños ,han regado generosamente esta Peña Negra con su sangre…
La entrega de los cuerpos de mis familiares, coincidió en el tiempo con la entrega a los suyos de los Once de Aliaga , en Teruel...Han sido días de honda emocion, no se ha hecho justicia de un asesinato a sangre fría, no les pueden devolver lo que les quitaron y nos quitaron; pero al menos los hemos recuperado;no eran perros ni alimañanas, eran hombres de familia, hombres preocupados porque la sociedad en la medida de sus posibilidades fuera mejor.
Hoy con 51 años que tengo, me siento aliviada de este horrible peso que llevo desde que era una niña y veia llorar a mi madre, calladamente, sin lágrimas, cada vez que pasabamos por el repecho de la carretera que conducia al pueblo cuando visitabamos a los parientes.
Para que esto nunca se vuelva a repetir, para que nadie tenga que sufrir lo que las familias, viudas e hijos, asi como los descendientes hemos padecido, que quede constancia , que se sepa…
¡TODOS LOS NOMBRES! que no se pierda ninguno, ellos viven en y de nuestra memoria.
Mando un abrazo muy grande y sentido a la familia de Leonardo Cedenilla, el dolor y la muerte nos unieron en aquel entonces ; ahora es la alegria de haber encontrado a nuestros seres queridos.
Por fin ¡descansad en paz!… ¡ es por vosotros, por nosotros por los que vendrán!
¡SALUD , PROGRESO Y MEMORIA!




Estoy acabando este escrito a lágrima viva y con un ataque de ira concentrada ante semejantes injusticias.siempre me ocurre lo mismo, se me encoge el corazón.
Me ha costado y me cuesta poner por escrito este torrente de ideas y de hechos, ser fiel a la memoria que me han dejado. Es terrible como se pueden ver las situaciones de una forma tan distinta desde los diferentes ángulos de la ideología; pero pensando por uno mismo sin la presión política, familiar y religiosa, fue un sinsentido, una atrocidad.
He llegado a varias conclusiones ; primera, este tipo de regímenes y de situaciones bélicas, son el caldo de cultivo y tapadera perfecta para asesinos, sádicos enfermizos, y demás escoria social que en otras circunstancias y otros tiempos estarían en prisión, escondidos o en tratamiento de choque en vez de glorificados y respetados.
La segunda es mi reafirmación sobre la hipocresía eclesiástica , sobre todo la jerarquía, en situaciones de dificultad política, social y económica se les va viendo con claridad diafana, ellos tampoco lo ocultaron, ni lo ocultan,cuando pidieron perdón como Iglesia ante TANTA ATROCIDAD QUE CONSISTIERON Y ALENTARON. Creo que refleja muy bien la postura a la que me refiero totalmente alejada del mensaje de Jesús. Una postura cobarde, de miedo y ambición... y a veces aunque sea doloroso decirlo, de regodeo.
La tercera, ha sido el horror de la guerra, sobre todo guerra civil. Esa guerra que hizo que hermanos se mataran, que gente corriente se convirtieran en asesinos por supervivencia o por bajos instintos y que se sesgara toda la libertad posible de la población.
Cuando pienso en las ideas que se respiraban, y que muchas de ellas aun perduran me cuestiono ¿Dependerá del bando en el que te tocó vivir la guerra y sobretodo la posguerra? lo entiendo en gente que lo vivió de una forma más cercana, no obstante esa polaridad y desprecio se sigue viendo hoy día en gente joven, formada e informada. Muchos ,con sorna opinan que ser de izquierdas es de inmaduros, soñadores o vagos, que las personas normales se hacen conservadoras con la edad... esto si que sería para reir y no parar si no fuese tan triste, ni tan irritante.
Si, en mi madurez sigo siendo de izquierdas, no he perdido completamente el norte no soy ni idiota, ni manipulable, estoy orgullosa , que no soberbia, de ello...
lo que hago es que miro la realidad de la herencia que tenemos aun de la guerra civil se quiera hablar de ello o no, lo analizo y saco estas conclusiones.

El mal estuvo en ambos lados, pero los republicanos , la gente de izquierdas no queria esa guerra y no la promovió... se defendieron.
El bando que ganó la guerra, no fue ni generoso, ni pacifico, ni cristiano, El tema de la Iglesia, como Institución, dejo una estela horrible y un poso de resquemor y miedo en los españoles; hubo honrosas excepciones, y gracias a muchos de sus componentes se salvaron vidas, pero como Institución y como jerarquia está dolorosa y torticeramente lejos de donde debería estar.
Este es mi sentir, mi análisis, estas palabras son hijas de mi entendimiento, de mi ser, espero que no se las lleve la brisa o el huracán...
Que nadie nos arranque la capacidad de escoger con raciocinio, de expresarnos, que nadie nos arrebate la LIBERTAD, ni la DIGNIDAD , aunque venga revestido de razones, dinero o poder.

2 comentarios:

  1. Querida Sonsoles:Todo mi aliento, mi solidaridad y todo el amor y el calor humano que yo pueda albergar, te lo mando a ti, tu familia y la familia Cedenilla. Que gran tragedia y que gran alegría haber recuperado a vuestros familiares y reponer su dignidad y que alivio para vosotros sabed que ahora descansarán en paz. Es maravilloso y encomiable todo lo que estáis haciendo los que estáis en la Memoria Histórica. Merecéis un reconocimiento y el apoyo de todo el mundo. Todo mi ánimo desde aquí muy sentidamente.
    Un fuerte abrazo.
    Salud y Memoria, camarada.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sonsoles por compartir estos momentos con nosotros.

    Un Fraternal Abrazo.

    José Mª.

    ResponderEliminar